09 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Había sido detenido en varias ocasiones, pero al ser menos de 14 años es inimputable

El joven delincuente rumano conocido como el “Niño Spiderman”, en estado grave tras caer al vacío después de robar en una casa

El
El "Niño Spiderman" durante una de sus actuaciones
El chico, de tan solo doce años, es un viejo conocido por la Policía Nacional y utilizaba siempre la técnica de escalar fachadas para adentrarse en las casas y así cometer los hurtos. Después de sustraer una joya en un edificio de la calle Emilio Martín Encinas resbaló y cayó a la calle, por lo que tuvo que ser trasladado al Hospital Niño Jesús.

Al “Niño Spiderman” parece que se le ha acabado la suerte. Este delincuente de tan solo doce años y de origen rumano, es un viejo conocido de la Policía Nacional, ya que usaba siempre el mismo modus operandi para robar: escalar las fachadas de los edificios para entrar comer robos en las viviendas.

En el momento de los hechos, el sospechoso había entrado en un domicilio del número 12 de la calle Emilio Martín Encinas de Coslada, de donde presuntamente había sustraído una joya. Cuando abandonaba la vivienda, resbaló y cayó al vacío golpeando violentamente contra el suelo. Hasta el lugar se acercó una unidad UVI del Summa que lo llevó al Hospital Niño Jesús con un traumatismo craneoencefálico y varias fracturas.

Testigos de lo sucedido explicaron a los agentes que el menor cayó desde una altura de unos cuatro metros. “Enseguida llegó una ambulancia del Summa y en ese momento nadie se podía imaginar que estaba robando”, señalaron.

Calle_donde_ocurrio_todo

Calle donde cayó al vacío el "Niño Spiderman"

Fuentes policiales citadas en elmundo.es confirmaron que este niño no residía en esa finca y que había sido detenido varias veces por cometer robos, aunque al ser menor de 14 años es inimputable. Por eso, algunos agentes decidieron bautizarlo como el “Niño Spiderman”.

Familiares del herido han declarado que es un niño complicado. Su madre le encerraba en casa castigado sin salir, por lo que el niño aprendió a escapar escalando por la fachada hasta convertirse en un especialista. “Es muy habilidoso y muchos sabían a qué se dedicaba, pero como tenía tan poca edad no se podía hacer nada pese a que su madre lo regañaba”, explicaron.

COMPARTIR: