08 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se casó con Silvia Romero, tiene tres hijos y ahora está investigado por la muerte del fotógrafo José Luis Abad durante un rito chamánico en su casa

El actor Nacho Vidal: De la Legión al cine porno y a ser acusado de homicidio imprudente

El actor Nacho Vidal.
El actor Nacho Vidal.
El actor Nacho Vidal ha vuelto a la actualidad de la peor manera posible: acusado de homicidio imprudente. Se trata la muerte del conocido fotógrafo de moda toledano afincado en Valencia José Luis Abad que, supuestamente, se había sometido a un ritual para abandonar un problema de adicción mediante la administración de un veneno obtenido del sapo bufo, al que denominan la "molécula de Dios". Los sucesos tuvieron lugar en julio de 2019 y el actor ha sido detenido ahora junto a otras dos personas.

El conocido actor y productor de cine porno Nacho Vidal, así como un empleado y una familiar suya, al parecer una prima, fueron detenidos y puestos a disposición judicial el pasado jueves por la muerte del prestigioso fotógrafo de moda toledano afincado en Valencia José Luis Abad.

Abad habría fallecido durante la celebración de un rito para desintoxicarlo de las drogas mediante la administración de un veneno obtenido del sapo bufo al que denominan la "molécula de Dios". El suceso ocurrió en julio de 2019, en la casa familiar que Vidal tiene en la localidad valenciana de Enguera, y el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Xàtiva ha necesitado meses para aclarar los hechos y detener al actor y a las otras dos personas presentes en el lugar de los hechos.

Los tres fueron detenidos el jueves pasado y el viernes. La jueza de Instrucción número 2 de Xàtiva, que dirige la investigación desde sus inicios, les tomó declaración. Tanto Nacho Vidal como los otros dos imputados han quedado en libertad provisional, bajo la acusación de un presunto delito de homicidio imprudente, a la espera de la práctica de nuevas diligencias.

El fotógrafo José Luis Abad, que fue colaborador de la revista de moda Urban VLC del grupo Prensa Ibérica, murió el 28 de julio de 2019 por la mañana, mientras era sometido al rito del sapo bufo que ciertas corrientes chamánicas vinculan con un viaje astral y mental con poderes curativos durante el cual quien lo practica se cura de sus adicciones o mejora algún aspecto de su vida. Este conocido fotógrafo, de 46 años, habría sufrido un infarto de miocardio durante "este viaje".

Detención Nacho Vidal. 

El rito del sapo bufo consiste en fumar bufantoína, el veneno extraído del sapito de Sonora (México) o Bufo Alvarius, uno de los alucinógenos más potentes de cuantos se encuentran en la naturaleza. La sustancia que contiene el anfibio, 5-MeO-DMT, es una droga que en los últimos años se ha puesto de moda y se usa en una ceremonia de sanación que procede de Méjico, principalmente del Estado de Sonora. Durante los últimos cinco años se ha extendido por todo el mundo, sobre todo en determinados círculos de la sociedad.

El "viaje" iniciático y curativo dura entre 15 y 20 minutos y produce importantes alteraciones como taquicardia, pérdida del conocimiento y, en ocasiones, la muerte. La bufantoína se encuentra solo en una de las 463 variedades de sapo que existen en el mundo, el Bufo Alvarius, y es extraída de sus glándulas parótidas. Durante la ceremonia, se fuma cristalizada en una pipa de cristal con propósitos curativos o simplemente alucinógenos.

Al parecer José Luis Abad sufrió un infarto de miocardio que le provocó la muerte en minutos, pero, pese a sus convulsiones y a la asfixia evidente del fotógrafo, completamente amoratado y rígido en el suelo, ninguno de los presentes habría llamado a los servicios médicos de emergencias, presuntamente, según consta en el atestado entregado por la Guardia Civil a la jueza, lo que finalmente les ha costado la detención e investigación por homicidio imprudente. Fue la familia de la víctima quien, desde el primer momento, instó a la investigación del suceso, que inicialmente fue tratado como muerte accidental.

En un vídeo que se hizo viral el actor contaba los efectos de la bufontaína cuando la había probado en 2016 y cómo esto le había cambiado prácticamente su manera de ver la vida, más espiritual y "viviendo el presente". Este es, por ahora, el último escándalo de Nacho Vidal, pero no el único.

La estrella del porno patrio

La polémica ha acompañado desde siempre a Ignacio Jordà González, nombre que figura en el DNI de la estrella del cine para adultos Nacho Vidal, que ahora tiene 46 años. Considerado por muchos como el Rocco Sifredi español, Vidal se convirtió en uno de los primeros nombres del cine X patrio y mundial y fue el primer español en convertirse en realmente popular más allá del círculo específico de los aficionados al cine para adultos.

Nacho Vidal llegó a estar comprometido con la estrella porno Belladonna

Nacido en diciembre de 1973 en Mataró (Barcelona) en el seno de una familia perteneciente al sector textil, ya siendo muy joven coqueteó con el mundo de las drogas y se alistó a la Legión española. Fue a los 21 años cuando descubrió que su físico y, en concreto, los 25 centímetros de su pene podían ser un negocio para él.

Su relación con la industria pornográfica se inició en la mítica Sala Bagdad de la Ciudad Condal. Allí lo descubrió José María Ponce, el primer gran productor y director de cine X de nuestro país y comenzó a ofrecerle películas.

En aquellos años triunfaban nombres como Ramón Nomar o Toni Ribas. Sin embargo, Vidal fue el primero en dar el salto a la celebridad más allá del ámbito X. El primero en explotarse a sí mismo como estrella erótica, algo muy común en Estados Unidos, pero poco corriente en España donde el porno se movía en un círculo cerrado y marginal. Es decir, fue el primero en convertir su nombre en marca propia y comercial.

Aunque empezó en las producciones de Ponce, pronto Rocco Sifredi, el actor masculino más importante a nivel mundial lo convirtió en su pupilo y le abrió las puertas del cine para adultos a nivel internacional llegando a ser una referencia en el género como actor, director y productor. Fue entonces cuando decidió trasladarse a  trabajar a Los Angeles, en esta ciudad nortemaricana, cuna del cine, se instaló durante años. De aquella época Vidal recordaba a Sifredi en las entrevistas, pero también consideraba como su maestro a Roberto Malone.

Su salto a la fama en España tuvo lugar en 2005 tras la publicación de su autobiografía Confesiones de una estrella del porno, firmado por David Barba. El libro fue un éxito de ventas e hizo que varias estrellas del cine X se lanzaran a sacar su propio libro de memorias: María Lapiedra, Celia Blanco, Martín Mazza… El éxito mediático le llevó a incluso a comercializar un vibrador como réplica de su pene. Algo que también hizo para enfrascar un perfume que lleva su nombre.

Además, probó suerte en el cine convencional participando en películas como El alquimista impaciente o Va a ser que nadie es perfecto. Y también colaboró en el videoclip del cantante Miguel Bosé, Down with love.

Amor y detenciones

La vida sentimental de Nacho Vidal ha sido tan agitada como la profesional. Llegó a estar comprometido con la estrella porno Belladonna, Michelle Anne Sinclair, a quien conoció en su etapa de Estados Unidos y formaron la pareja más famosa del cine para adultos. Sin embargo, no llegaron a consumar su matrimonio y rompieron el compromiso por causas que no trascendieron.

Nacho Vidal y Francesca, su mujer  

Sí se casó con otra mujer que después se convertiría en estrella del porno gracias a su influencia, Franceska Jaimes, de 19 años, con la que se unión en 2005. Con la colombiana, de nombre real Silvia Romero, ha tenido dos hijos. Se divorciaron diez años después, en 2015, tras muchas idas y venidas.

Su hija mayor, Violeta, es transexual lo que ha hecho que el actor porno decidiera dar visibilidad a los menores trans y a pedir que la legislación les apoye. Nacho Vidal recuerda que un día su hijo Ignacio, de seis años, se despertó y les dijo a sus padres: "Soy una niña y me llamó Violeta". Desde entonces la pareja luchó por obtener el cambio de género y de sexo para su hija, algo que lograron finalmente en 2018 tras una incesante lucha. Pero antes la pareja había pasado varias crisis y como recordaba Francesca, en una entrevista publicada por la extinta revista Interviú, "corté con Nacho unas mil veces". Ahora tienen la custodia compartida de sus dos hijos.

El 22 de marzo de 2007 el actor protagonizó uno de los episodios más oscuros de su biografía, al ser detenido en Madrid tras presentarse voluntariamente a declarar en la comisaría de Leganitos, en cuyos calabozos pasó la noche. Su por entonces pareja, Rosa Castro, una modelo venezolana de 29 años, con la que tenía una niña recién nacida, lo denunció y declaró que el actor porno le habría propiciado malos tratos físicos y psicológicos. 

Además, aseguraba que posteriormente la “había echado con la niña en brazos a empujones de su vehículo y tirado todas sus pertenencias a la vía pública, marchándose precipitadamente del lugar”, tal y como publicó la revista Interviú entonces. El abogado de Vidal intentó obtener la libertad de su detenido presentando una petición de habeas corpus, pero fue desestimada. A la mañana siguiente, le comunicaron que estaba citado para el 26 de marzo a un juicio rápido en el Juzgado de Violencia de Género 4 de Madrid, pero nunca llegó a celebrarse aquel juicio porque Rosa retiró la denuncia unos días después de presentarla.

Más escandalosa resultó su detención en el marco de la ‘Operación Emperador’. Fue detenido el 18 de octubre de 2012 e investigado por blanqueo de dinero con mafias asiáticas. Se le acusó de ser usado por la conocida organización china de Gao Pin para evadir 14 millones de euros con destino a Estados Unidos, mediante su productora Vidal Production, pero los cargos no se probaron finalmente y quedó exonerado de cualquier culpa. Nacho Vidal comentaba que "todo eso parece una broma pero por aquel incidente no puedo llevar a mis hijos a Disneyworld porque tengo bloqueada mi entrada en Estados Unidos", contaba en una entrevista.

                                      El actor durante su entrenamiento antes de ir a Supervivientes.

En 2015 participó en el reality televisivo Supervivientes, llegando a ser segundo, solo batido por Christopher y su mayor tirón mediático. Pero Nacho Vidal demostró ser un gran concursante, logrando incluso hacer fuego e, incluso, pescar un tiburón, uno de sus mayores deseos que expresó tras su paso por la Academia de Supervivencia Anaconda, donde recibían entonces algunas nociones de superviviencia los concursantes de este reality antes de ir a encerrarse en la isla de Honduras.

Ahora, su nombre vuelve a los titulares por un nuevo problema, un presunto delito de un homicido involuntario. Un fallecimiento, con un rito chamánico de por medio, que se produjo en su residencia familiar de Valencia. Un caso que ya investiga el Juzgado de Instrucción número 2 de Xátiva. Según el actor, su nombre se ha asociado a este escándalo de "manera injusta".

Durante la tarde de este miércoles, Nacho Vidal hizo llegar una nota de prensa a varios medios de comunicación donde manifestaba "estar profundamente afectado por el fallecimiento de José Luis y no obstante este dolor, mantiene su plena inocencia, se declara "profundamente afectado" por el suceso y mantiene su inocencia.

             La nota de Prensa de Nacho Vidal.

También afirma no ser responsable de este hecho que define como "accidente lamentable" y que finalizó "con el peor de los desenlaces". A su vez afirma que "desde el primer momento ha demostrado su plena colaboración con la Justicia para un total esclarecimiento de los hechos y así continuará hasta el final del procedimiento".

Según el mismo comunicado el actor  “ha dado las explicaciones oportunas ante el juzgado instructor y espera demostrar su total inocencia”, añade y explica que hay aspectos judiciales que no se pueden comentar en este momento y recomienda por respeto a la memoria del fallecido como a los demás implicados “máxima prudencia”.

COMPARTIR: