24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Otros episodios violentos en Morón de la Frontera y Murcia evidencian el aumento de este problema en el ministerio del Interior

Se incrementan las agresiones en las prisiones: Un interno de Jaén agrede a tres funcionarios con patadas, puñetazos y un mordisco en el brazo

Un funcionario en una prisión.
Un funcionario en una prisión.
Tres funcionarios han sido agredidos por un interno que se negó a realizar su turno de limpieza de las zonas comunes del Centro Penitenciario de Jaén. Los trabajadores han sufrido contusiones en dedos y muñecas y uno de ellos incluso un mordisco en el brazo, por lo que tendrá que realizarse analíticas durante seis meses por el riesgo de contagio de enfermedades.

Un recluso del Centro Penitenciario de Jaén ha agredido a tres funcionarios este domingo. El incidente ocurrió sobre las 20.00 horas, cuando uno de los funcionarios le indicó al interno del módulo 6 que era su turno de limpieza de las zonas comunes, según denuncia el sindicato Acaip en una nota.

Fue entonces cuando el reo, “en gran estado de excitación” empezó a insultar a los funcionarios y a amenazarles. Los trabajadores tuvieron que reducirle “no sin antes mostrar una gran resistencia activa, profiriendo patadas y puñetazos” y conseguir esposarle y llevarle al módulo de aislamiento.

Tres funcionarios han sufrido varias contusiones en dedos y muñecas y uno de ellos un mordisco en el bíceps fruto del forcejeo para reducir al interno. Debido a este mordisco, se ha activado el "procedimiento para los accidentes de trabajo con riesgo biológico" por si el preso tuviera alguna enfermedad contagiosa y según el cual el trabajador que ha sufrido la mordedura debe someterse a analíticas durante seis meses para descartar cualquier contagio.

Cárcel de Jaén donde tuvo lugar el altercado.

Este reo ya fue expulsado del departamento de la UTE (Unidad Terapéutica Educativa) por no cumplir las normas de desintoxicación de drogas a su ingreso y del módulo 4 de la prisión de Jaén por dar positivo en cannabis, recientemente.

Desde el sindicato de prisiones exigen a la dirección del centro que califiquen al recluso como primer grado “ya que no se pueden consentir estas agresiones a los empleados penitenciarios”. Además, denuncian nuevamente que los funcionarios de prisiones carecen de la condición de agentes de la autoridad, suponiendo esto que las agresiones solo sean castigadas con días de aislamiento y no tengan repercusión penal.

Goteo de agresiones

No es la única agresión que ha tenido lugar en los centros penitenciarios andaluces estos días. El sábado 27 de julio otros tres funcionarios de la cárcel sevillana de Morón de la Frontera sufrieron un ataque por parte de un interno del módulo 4 al que se disponían a realizar un cacheo por la posibilidad de que escondiera hachís en su cuerpo.

Mordisco sufrido por el funcionario.

El reo, que se encontraba con otros cuatro internos encerrado en el baño de la sala de día del centro penitenciario, se resistió al cacheo y lanzó puñetazos y patadas a los trabajadores, quienes tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos penitenciarios por diversas contusiones y distensiones.

Un día antes, en el Centro de Internamiento de Murcia un funcionario tuvo que ser operado de una fractura en la mano tras ser agredido por un interno del módulo de aislamiento que iba a ser cambiado de galería y se negó, parapetándose en la celda.

COMPARTIR: