29 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Policía Nacional Bolivariana detuvo el 5 de septiembre en el municipio de Libertador a dos miembros que guardan relación con la red de delitos

Así actúan las bandas de extorsionadores desde dentro de las cárceles de Venezuela

La prisión de Tocuyito en el estado de Carabobo.
La prisión de Tocuyito en el estado de Carabobo.
El pasado 5 de septiembre la Policía Nacional Bolivariana detuvo en el sector Los Manolos, en el municipio Libertador, a Leidy Carolina Pico y Jeison José Álvarez por su implicación en una banda de extorsión que operaba desde la cárcel de Tocuyito. Los arrestados localizaban a sus víctimas por redes sociales. En 2017 El Ministerio Público de Venezuela cifró en más de 4 millones los delitos por extorsión y secuestro. De los cuales hay 3.642 imputaciones y 688 sentencias condenatorias.

Varios de los presos ingresados en el Centro de Formación de Hombres Nuevo Libertador, conocida como la cárcel de Tocuyito, en el estado de Carabobo, estaban llevando a cabo un plan para extorsionar a personas que residían en Caracas.

La operación delictiva que manejaban los reos desde el centro penitenciario se ha descubierto gracias a la detención en el municipio Libertador de dos personas que estaban vinculadas diréctamente con los presos y con la red de extorsión.


El "Modus Operandi"

Los propios integrantes de la banda, cuando fueron detenidos por los Funcionarios adscritos a la Dirección de Investigaciones Penales de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), revelaron a las autoridades el plan que la banda había ideado y que seguía con detalle para extorsionar a varias personas de la capital del país sudamericano y de esta forma, obtener una gran suma de dinero que les sirviese para su salida de la cárcel.

El modus operandi consisitía en localizar información de las víctimas en redes sociales. Una vez que recopilaban todo tipo de datos de sus víctimas, les llamaban y amenazaban de muerte. Estos en un periodo corto de tiempo debían reunir la cantidad económica requerida para evitar ser asesinados.

Después de hacer su trabajo, organizado y dirigido desde la prisión de Torcuyito, Leidy Carolina Pico Quevedo y Jeison José Álvarez Urbina, las personas detenidas en la operación policial, cobraban su parte proporcional por su labor realizada.

El arresto de los anexos entre Tocuyito y Caracas

La sección de Investigación Penales de la Policía bolivariana detuvieron el pasado 5 de septiembre en el sector de los Manolos, en la avenida Andrés Bello, en la localidad de Libertador, a Quevedo y Urbina, los dos implicados en la red delictiva.

Para conseguir ser arrestados, la Policía participó, de manera controlada, en la entrega de dinero a los delincuentes que un ciudadano caraqueño iba a efectuar. Fue en ese momento cuando Quevedo y Urbina confesaron sus lazos con el interior del Centro de Formación de Hombres Nuevo Libertador.


Venezuela: el paraíso de la extorsión

Las extorsiones y los secuestros se han convertido en la tónica rutinaria de un día a día en Venezuela. En 2017 el Ministerio Público cifró en más de 4 millones los casos de extorsiones y secuestros producidos en el país.

En rueda de prensa desde la ciudad de Caracas, el fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente de mayoría chavista, Tarek William Saab, realizó las siguientes declaraciones: “Desde nuestra llegada en agosto de 2017 a la fecha, este Ministerio Público ha registrado un total de 4.084 casos de extorsión y secuestro ingresado en nuestros sistemas”.

Tarek William Saab, Fiscal General de Venezuela.

Al ofrecer los avances logrados en la lucha contra este delito, indicó que en el mismo lapso se han presentado: 3.642 imputaciones, con 1.387 acusaciones y 688 sentencias condenatorias.

"Esta es una modalidad delictiva que merece una persecución inclemente, sin cuartel porque obviamente es una de las más cobardes. En esta batalla sin cuartel en contra de esta modalidad delictiva junto al Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional Bolivariana", sentenció William.


Reconvirtiendo el negocio de la amenaza


En este año 2020 la pandemia del COVID no ha frenado la operatividad de estas bandas. Simplemente han reestructurado su forma de actuar. Eligen las redes sociales para captar a sus posibles víctimas y así también sortean el nivel de actuación de los agentes de seguridad.

El criminólogo Luis Izquiel declaró al diario El Nacional lo siguiente sobre la adaptación de las bandas a la crisis sanitaria y económica que se está padeciendo: “La delincuencia modificó sus modus operandi y los delitos que cometían. La extorsión seguro es el que más ha aumentado en Venezuela en la época del coronavirus. Las bandas y megabandas se adaptan a la realidad social y económica del país. Por eso fortalecieron la extorsión, con víctimas y comerciantes previamente ubicados.”

Los estados más álgidos para cometer estos tipos de delitos son Lara, Zulia, Trujillo y Aragua. En estas zonas se registran altos datos de la actividad de estas bandas porque sus miembros suelen presionar para el pago de vacunas. Incluso disparan o lanzan granadas o explosivos contra las fachadas de las casas o de los locales comerciales propiedades de los extorsionados.

Miembros de "Los Guijairos" detenidos.

“Las extorsiones grandes son con víctimas precisadas y estudiadas, que las bandas saben que manejan importantes cantidades de dinero, sobre todo de divisas. Porque hay otra que es más al azar, en la que la víctima no está identificada, sino que se trata de masificar la acción para ver cuántas de esas personas caen seleccionadas aleatoriamente.

“La extorsión evidentemente va en apogeo, no se ha detenido, telefónica y por redes sociales. Las bandas criminales se han fortalecido, tienen control territorial y es otro tipo de delito que su modo de comisión no se dificulta por el confinamiento, al contrario. También sabemos que el tema de homicidios, sobre todo en los estados fronterizos, y así lo denuncian algunas ONG, ha estado en aumento”, explicó Izquiel.

Los lugares con más bandas

El Observatorio de Delito Organizado es un programa que se encuentra desarrollado por la Asociación Civil Paz Activa, teniendo cómo objetivo copilar información acerca del crimen organizado en Venezuela. A través de su página web, pudimos observar un listado de cómo se encuentran organizadas las bandas por estados.

El estudio revela que en el estado Zulia, Miranda, Aragua, Carabobo y Distrito Capital, poseen el 61,1% de casos asociados al crimen organizado de Venezuela. Siendo igualmente los más violentos y con el mayor índice de criminalidad. Mientras, que el tráfico de drogas es mayor en el estado Carabobo.

“Alto Verde”, “El Enano”, “Carlos Papa”son las bandas que cometen sus delitos en el distrito de Miranda. En Zulia opera “Águilas Negras” y “Bloque Paramilitar Los Urabeños”. Y Carabobo, donde se efectuó la detención de los integrantes que guardaban relación con los presos de Tocuyito, es el territorio de “Los Guajiros”.

COMPARTIR: