09 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La UCO ya apoya la investigación

Pocas pistas diez días después del asesinato del concejal de IU en Llanes Javier Ardines

Diez días después del asesinato de Javier Ardines, el concejal de IU en el Ayuntamiento de Llanes, la Guardia Civil continúa recabando información sin que haya ninguna pista clave que desvele la identidad del autor o autores del crimen que consternó Asturias.

Sin testigos y sin pruebas, en los últimos días, agentes de la Benemérita han recogido muestras de ADN entre vecinos y allegados, pero sólo a los que han decidido hacerlo voluntaria, por lo que no se espera muchos resultados.

Igualmente han repetido el rastreo en las zonas cercanas al domicilio, se ha vuelto a inspeccionar su pesquero y su furgoneta.

Todo esto se suma a las decenas de declaraciones en su entorno y a personas con las que el concejal de Playas, Medio Rural y Personal de Llanes tuvo contacto en los días anteriores a su muerte.  La falta de avances ha llevado a que agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) para tratar de desatascar la investigación.

Nadie vio nada

Otro de los puntos clave es la falta de cualquier testigo. Entre el punto donde le cortaron el paso y el lugar donde Ardines cayó muerto hay cuatro viviendas, tres ocupadas en ese momento. Nadie vio nada, aunque si han atestiguado escuchar algún tipo de grito y ladrido de los perros que custodian alguna de estas casas.

Lo que parece claro es que Javier Ardines que la complexión fuerte de Javier Ardines hace bastante inviable que solo una persona fuese capaz de reducirlo y matarlo.

Sin rastro del objeto usado como arma

Tampoco hay ninguna información sobre el objeto contundente con el que recibió, al menos, tres fuertes golpes en la cabeza. Un objeto que será clave para conocer qué ocurrió en la madrugada del 16 de agosto y que el asesino se llevó consigo tras golpear mortalmente a Javier Ardines.

 

 

 

 

COMPARTIR: