16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un bombero jefe de Madrid expresa que la única solución al fuego que está arrasando hectáreas son “cortafuegos naturales o vegetales”

España arde: “Tenemos el mejor dispositivo de prevención, pero nuestro país ya es un desierto”

Incendio forestal.
Incendio forestal.
La oleada de incendios forestales en España ha arrasado más de 30.000 hectáreas y causado dos muertes. El fuego se extiende por los bosques de toda la península, pero los recursos destinados para extinguir estos incendios “son insuficientes”, según comenta un bombero jefe de Madrid a elcierredigital.com. “La única solución serían los cortafuegos naturales o vegetales”, explica.

La ola de calor que asola Europa está teniendo graves consecuencias para nuestros bosques. En España se habla de una oleada de incendios forestales que está asediando a nuestro país y que ya ha arrasado unas 30.000 hectáreas y causado dos muertes. Pueblos evacuados, carreteras cortadas y profesionales haciendo todo lo posible por acabar con el fuego que cada día consume más y más terreno. Pero los esfuerzos no parecen suficientes. “Tenemos el mejor dispositivo del mundo de prevención en España, pero esto ya es África”, confiesa un bombero jefe de Madrid a elcierredigital.com.

“Tenemos los mejores medios del mundo, pero España ya es un desierto. Y son insuficientes. La única solución serían los cortafuegos naturales o vegetales.  De todas formas, hay muchos intereses detrás de un incendio, principalmente económicos”, continúa el bombero.

En estos días se han declarado cuatro incendios en Castilla y León con un nivel dos de peligrosidad: en Losacio, Cebreros, Herradón de Pinares y Monsagro. Además de otros tantos incendios de menor calibre que se reparten por toda la península, con especial incidencia en la zona norte.

Los cortafuegos naturales, solución contra los incendios

Según explicaba este bombero a elcierredigital.com, una de las medidas que se pondría tomar es la de implementar cortafuegos naturales. Esta técnica consiste en plantar barreras de algunas especies de flora antiincendios que impidan el rápido avance de las llamas.

Cortafuegos forestal.

Según el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias, algunas de las especies vegetales que podrían utilizarse para este fin, por su poca capacidad para arder, son el madroño, la jara y la jara estepa, el brezo, el enebro, el acebuche y la coscoja.

No obstante, de entre todas ellas destacan los cipreses, que tienen gran resistencia a las llamas debido a que mantienen una gran cantidad de humedad en verano —que oscila entre el 84 y el 96%—. Sin embargo, estos árboles también podrían convertirse en una barrera para los propios medios de extinción a la hora de acceder a los incendios.

Frank Cuesta, crítico con la gestión de los bosques

Uno de los incendios que ha sufrido España ha sido el de Casas de Miravete (Cáceres) que ha afectado al Parque Nacional de Monfragüe, considerado reserva de la biosfera por la UNESCO y declarado Zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA).

Con respecto a este incendio, Frank Cuesta, famoso por sus programas de televisión sobre animales, naturaleza y mundo salvaje, quiso pronunciarse en su cuenta de Twitter.  "Lo que está pasando en Monfragüe es la consecuencia de la nueva ecología perrofláutica. Se llevaba denunciando mucho tiempo y lo sé de primera mano (Francisco Castañares lo denunció hace tiempo). Si no haces limpieza preventiva en los montes y bosques… ¡se terminarán quemando!", aseguró.

En el tweet, el leonés citaba la figura de Francisco Castañares. Este hombre ejerció como Director de la Agencia de la Junta de Extremadura entre 1989 y 1994, bajo la presidencia de Juan Carlos Ibarra, y a día de hoy ocupa el puesto de presidente de la asociación de Amigos de Monfragüe. Castañares fue uno de los nombres claves para la creación del Parque Nacional y ha sido muy crítico con la situación en la que éste se encontraba en los últimos años. "Monfragüe sufre en silencio una afrenta más, consecuencia del abandono, el olvido y la desidia de quienes tienen la responsabilidad de conservarlo y protegerlo… Ni olvido, ni perdón", afirmó públicamente.

Sierra de la Culebra puso de manifiesto la falta de medios y formación

La ola de calor que atraviesa España en estos días no es la única que ha sufrido nuestro país este año. En junio tuvo lugar una de las más intensas que se recordaban desde el año 1981 y que también tuvo graves consecuencias para nuestros bosques. Uno de los peores incendios de ese mes fue el de la Sierra de la Culebra, en Zamora.

Elcierredigital.com pudo consultar a expertos en desastres medioambientales, que explicaron que nuestros bosques "no están preparados para asumir incendios como el de los montes castellanos por seguir anclados a unos operativos con fechas fijas de inicio y fin". Además, aseguraban que los operarios que luchan contra las llamas "no están profesionalizados en ningún punto de España".

Incendio en la Sierra de la Culebra.

Estas mismas fuentes expresaban a elcierredigital.com una de las asignaturas pendientes de los operativos forestales, que es la "adquisición de maquinaria pesada, la única que permite apagar grandes fuegos como el de Zamora". Además, expresaban su preocupación por la red de cortafuegos de los montes españoles, que "tampoco está funcionando", y el hecho de que "falten torretas para facilitar una rápida comunicación y acción ante la detección de un incendio".

Aninal muerto calcinado en el inciendo de Monfragüe. 

Estos expertos se remontaban a más de 50 años atrás para explicar que "desde entonces no se han añadido cortafuegos en España y, sin embargo, la superficie de los bosques ha crecido considerablemente". Denunciaban que los proyectos para la creación de estas franjas sin vegetación "han sido frenadas por unos y otros, por el impacto visual, que también denuncian los ecologistas". Como afirmaban, "tampoco hay accesos habilitados para que lleguen los operarios a sofocar los posibles incendios".

Para ilustrar lo ocurrido en la Sierra de la Culebra –que forma parte de la Red Natura 2000, una red de áreas de conservación de la biodiversidad de la Unión Europea–, los especialistas forestales señalaban a elcierredigital.com que "el incendio es una colilla o una cerilla, pero si llegas 30 minutos tarde ya se convierte en un campo de fútbol, y más si hay viento". Según concluían, "hacen falta medios, disciplina, mandos y gente formada en nuestros montes".

COMPARTIR: