15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las denuncias adelantadas por elcierredigital el pasado viernes y reproducidas el lunes por todas las televisiones han revolucionado la modesta zona

Los dos intentos de secuestro de menores llenan de temor a las familias del barrio madrileño de Lucero

Colegio Nuestra Señora de las Escuelas Pías
Colegio Nuestra Señora de las Escuelas Pías
La Policía mantiene abiertas todas las vías de investigación en torno a los intentos de secuestro de dos menores en el madrileño barrio de Lucero. Después de que este mes de octubre dos menores haya denunciado que alguien desde una furgoneta negra intentó atraerles usando como cebo unas golosinas en un caso y unos juegos de videoconsola en el otro, en ambos sucesos los niños lograron eludir ambos intentos.

Elcierredigital.com ya contó el pasado 25 de octubre que durante este mismo mes se intentó secuestrar a dos menores, alumnos del Colegio Nuestra Señora de las Escuelas Pías, de los padres Escolapios, en la calle Ocaña 191 de Madrid. La primera denuncia fue presentada el 3 de octubre y la segunda justo una semana después, el día 10, ambos días eran jueves.

Los hechos tuvieron lugar en la confluencia de las calles Francisca Armada con Carlos Fuentes, en madrileño barrio de Lucero, una popular zona del extrarradio de Madrid donde viven familias modestas. El sospechoso conducía una furgoneta de carga tipo Volkswagen transporter T4, de color oscuro o negro con las lunas tintadas.

Se da la circunstancia casual o no que ambos alumnos están matriculados en el colegio religoso de las Escuelas Pias de Aluche. Desde la dirección del centro educativo aseguran a elcierredigital.com que “los sucesos han ocurrido a tres kilómetros de nuestro centro, por lo que no hay mucho más que podamos hacer. Nosotros actuamos con cautela ante este tipo de incidentes y siguiendo las indicaciones de la Policía, que de momento no nos ha aconsejado tomar ninguna medida especial de protección.

En cuanto al hecho de que hayan sido dos los casos de intento de secuestro de menores, aseguran que “solo nos consta una denuncia que nos ha hecho llegar la familia del menor, pero en nuestro entorno cercano no nos ha llegado ninguna incidencia más relacionada con este suceso”, aseguran desde el colegio.

Sea a modo de precaución o por curarse en salud la Policía Nacional difundió una nota a la comisaría de Latina donde rezaba "interesa de manera discreta de ocupantes" y la franja horaria cuando tuvieron lugar los hechos, "de tarde, entre las 14.00 a las 20.00 horas". La nota fue emitida el 11 de octubre de 2019.

La nota emitida por la DGP a las comisarías.

Elcierredigital ya publicó el pasado 5 de octubre el primer intento de secuestro denunciado por el Club Deportivo Linces del barrio madrileño de Lucero, cuando se enteraron que uno de sus niños de categorías inferiores fue perseguido por una furgoneta negra. 

El niño iba con su padre, pero al separarse un momento de él, fue localizado por estas personas en la calle Francisca Armada, cerca del colegio Nuestra Señora de Lucero. Los individuos le hablaron "ofreciéndole chucherías", como explicaron desde el club a elcierredigital.com. El pequeño entró en pánico y salió corriendo hacia sus padres. Desde el club afirman que los padres llamaron a la policía para que peinaran la zona.

Campo de fútbol de C.D. Linces, de Lucero.

Corrió el rumor de que había desaparecido, pero el propio club ha asegurado solo el niño echó a correr y que todo quedó en un susto. Aun así, pusieron un comunicado alertando de que esto le podría haber pasado a otros niños a las salidas de los colegios de campos de fútbol.

Este diario se comunicó también con el CD Goya, equipo que también se hizo eco de esta noticia y emitió un comunicado diciendo: “Ayer al finalizar el entrenamiento llamaron a un niño de uno de sus equipos desde una furgoneta negra para que se subiera, continuó andando y le siguieron hasta que el niño echó a correr, y afortunadamente no ocurrió ningún hecho que lamentar”.

“Avisaron a la policía para denunciarlo y les han comentado que puede ser alguien que ande por la zona, por lo que tomarán las medidas oportunas”, concluía el comunicado de este equipo.

La Policía mantiene abiertas todas las vías de investigación y hay una fuerte presencia policial en el barrio a modo de patrullas para tranquilizar a las familias con niños pequeños.

COMPARTIR: