16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este ciudadano español captó a sus víctimas en las redes Omegle y Ask.Fm en distintas provincias y las chantajeó a cambio de fotografías

Un juez pone en libertad a un presunto pederasta acusado de 45 delitos tras ser detenido por la Guardia Civil

El detenido custodiado por la Guardia Civil.
El detenido custodiado por la Guardia Civil.
Un juzgado de Bilbao deja en libertad con cargos al detenido de 22 años por la Guardia Civil de Navarra acusado de 45 delitos de abusos sexuales y corrupción de menores. Todas las víctimas del caso tienen menos de 15 años y fueron captadas en chats y páginas web dirigidas a un público menor de edad.

La primera denuncia llegó a manos del equipo de policía judicial de la Comandancia de la Guardia Civil en Navarra a mediados del pasado mes de junio. Una menor de edad relataba como un sujeto de 15 años al que conoció en un chat, terminó chantajeándola hasta que bajo amenazas le proporcionó grabaciones de ella misma de alto contenido sexual.

Los agentes arrancaron la investigación y tras varias semanas dieron con el presunto autor de los hechos, que no contaba ni donde vivía a sus víctimas ni tenía los 15 años que decía tener. Se trata de un joven residente en Bilbao de 22 años, al que la Guardia Civil detuvo y requisó sus móviles y ordenadores. Ya en libertad, unas semanas después, los guardias regresaron y le detuvieron por segunda vez al constatar que presuntamente había cometido más delitos y existían más víctimas.

Durante el examen de los dispositivos electrónicos del joven los guardias hallaron vídeos de carácter sexual de más víctimas y las conversaciones de whatsapp en las que chantajeaba y amenazaba a los menores para conseguir que le enviaran grabaciones sexuales.

En total, los guardias le acusan de 12 delitos de abuso sexual a otros tantos menores de entre 13 y 15 años residentes en Navarra, Vizcaya, Guipúzcoa, Álava, Baleares, Sevilla, Tarragona, Zaragoza y Barcelona. Sobre esas 12 víctimas los investigadores le acusan también de cometer 9 delitos de agresión sexual. La cuestión es que esta es la primera vez que los guardias acusan de agresión sexual a un detenido sin que éste tuviera contacto físico con las víctimas ya que, según los investigadores, aunque el arrestado siempre operaba por Internet sin contacto físico con sus víctimas, usaba la intimidación grave y la violencia verbal sobre estas para que le enviaran imágenes de contenido sexual y por lo tanto, sería responsable presuntamente de dichos delitos.

Además, los guardias le acusan de 12 delitos de corrupción de menores, al exigirles hacer determinados actos sexuales explícitos y 12 delitos de difusión de pornografía entre menores, ya que han acreditado que el detenido usaba los archivos sexuales (fotografías y vídeos ) que le enviaban sus víctimas para reenviarlos a otros menores con el fin de obtener nuevo material.

El “modus operandi” del presunto delincuente era siempre el mismo: contactaba con los menores en páginas webs de “youtubers” e “influencers famosos” y en los chats OMEGLE y ASK.FM entre otros. En esos chats dirigidos a menores, el detenido se hacía pasar por un joven de 15 años. Una vez que se ganaba la confianza de las víctimas les pedía su número de teléfono para seguir chateando por whatsapp con la excusa de que el chat de Internet podía cerrar en breve. Ya con el teléfono y los datos personales de la víctima en su poder, el detenido comenzaba el chantaje y las amenazas por whatsapp hasta conseguir que le enviaran vídeos y fotografías de contenido sexual, que a su vez usaba para reenviarlas a otros menores.

Finalmente, los guardias pusieron al detenido a disposición judicial acusado de 45 delitos pero el juez dejó en libertad con cargos al arrestado con la obligación de personarse semanalmente en el juzgado. Una decisión sorprendente, ya que se da la circunstancia de que el joven de 22 años ya había sido detenido por hechos similares con anterioridad, por lo que la posibilidad de reincidir con nuevas víctimas es tangible. Por otro lado, al quedar en libertad vuelve a su domicilio, el mismo desde el que presuntamente cometió esos 45 delitos de los que se le acusa.

COMPARTIR: