20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La prueba es fundamental para poder acusar al joven de 16 años y a la madre del pequeño, de 17 años, de asesinato o solo de enterramiento ilegal

La autopsia revelará si el bebe murió antes o después de ser abandonado en el río Besòs por su padre

Tuvieron que limpiar el cauce para que el perro pudiese encontrar el cadáver.
Tuvieron que limpiar el cauce para que el perro pudiese encontrar el cadáver.
Tras dos días y medio de búsqueda intensiva por el río Besòs los Mossos d´Esquadra encontraron el cadáver de un bebé abandonado por su padre en la orilla de ese río, a si paso por la localidad barcelonesa de Sant Adriá. Ahora habrá que averiguar mediante la autopsia si el bebé estaba muerto o vivo cuando fue abandonado.
Los Mossos d’Esquadra han encontrado el cuerpo sin vida del bebé arrojado por su padre, supuestamente, al río Besòs a la altura Sant Adrià, provincia de Barcelona, el pasado martes. Unos testigos vieron como un individuo, de 16 años, sepultaba algo cerca del río, por lo que avisaron a la policía autonómica catalana. El menor acabó confesando que había arrojado el bebé al río, en una de cuyas laderas fue encontrado este viernes por los Mossos tras una búsqueda que ha durado dos días y medio.

Fue un perro de los Mossos d´Esquadra quien señaló el lugar donde estaba el bebé muerto. Tardaron más de dos días de intensa búsqueda el cuerpo del bebé abandonado por su padre el martes por la noche en el cauce del río Besòs. Los bomberos tuvieron que limpiar de juncos la orilla del río para que el perro pudiera oler el cuerpo sin vida.

El joven , internado en un centro de menores por el juez que le tomó declaración, ha exculpado a la madre de 17 años de cualquier responsabilidad, ya que le dijo que iba a dar el bebé a los servicios sociales de la Generalitat.

Poco después de arrojar al bebé al río, el joven se dirigió empapado y ataviado con una toalla a un bar donde una cámara de vigilancia grabó su presencia. Ángel, dueño de otro bar llamado “Petanca Atleti Adrianenses”, un establecimiento situado frente al río, comenta que escuchó como los perros de unos transeúntes “se pusieron a ladrar como locos” y encontraron una maleta “con ropa de bebé y de mujer”.

Un helicóptero participó en la búsqueda.

Mateo, otro testigo, aseguró que después de arrojar supuestamente al bebé, el joven se fue a otro bar cercano, totalmente empapado y con una toalla azul (como se puede apreciar en las imágenes). El joven estaba visiblemente nervioso. Allí habría pedido ayuda a los dueños del local, asegurando que le habían robado su maleta en el río y que necesitaba ayuda. "Pedía ayuda para llamar a un taxi. Llevaba un billete de 20 euros en la mano", contaba Mateo. 

A los pocos instantes el joven salió del bar, y en ese momento su padre se acercó al lugar. Juntos acudieron a la comisaría de los Mossos donde el joven confesó haber lanzado a su bebé al río, lugar en el que sigue detenido, aunque los testigos aseguran que lo vieron enterrando algo en la orilla.

Los Mossos se hicieron cargo

Montse Estruch, subjefa de la comisaría de Badalona, explicó que la búsqueda se inició tras un primer aviso al 112. “A partir de ese momento recibimos alguna otra información que podría corroborar esa primera noticia que nos llega por el 112. Entonces, damos mayor fiabilidad a esta primera noticia y incrementamos el dispositivo con especialistas", ha explicado Estruch. De momento, la Fiscalía de Menores es la que está coordinando el caso.

Durante la jornada del miércoles se inspecionó todo el río Besòs, tanto las orillas como el interior del agua. Los mossos están peinando toda la zona con sondeos acústicos y perros especializados en localizar a personas. El cuerpo policial sólo encontró una maleta con ropa y sangre en el punto que les indicó el joven. En el operativo, además de los mossos, también participó la Policía Local de Sant Adrià y los bomberos tanto de la Generalitat como de Barcelona.

COMPARTIR: