27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El barbateño de 45 años que se hacía pasar ante sus víctimas por un empresario de éxito ha sido arrestado en Sitges tras robar 100.000 euros

La historia de Tomás Sánchez Pacheco: El estafador detenido en 15 ocasiones, por fin en prisión

Tras varias detenciones y estafas en Madrid, Barcelona y Andalucía, el estafador y líder de la organización criminal, Tomás Sánchez Pacheco, es detenido en Sitges y entra finalmente en prisión preventiva por orden judicial.

Tomás Sánchez Pacheco ha ingresado en prisión provisional el pasado 19 de enero tras una larga trayectoria de presuntas estafas, gracias a su detención por los Mossos d'Esquadra, en Sitges. A Tomás Sánchez Pacheco se le había detenido en 14 ocasiones durante el último año pero había conseguido burlar la prisión tras pasar a disposición judicial. 

Su entrada en prisión ha tenido lugar gracias a la buena labor policial que consiguió reunir suficientes pruebas de peso para que fuera imputado por falsificación de documentación, pertenencia a grupo criminal y por diferentes delitos de estafa. En esta ocasión, con el material reunido, las denuncias de sus víctimas (18 sólo en la capital catalana) y toda la instrumentación utilizada en sus estafas, que la policía ha ido siguiendo en cada movimiento, finalmente ha ingresado en prisión preventiva.

Su modus operandi


Tomás Sánchez Pacheco, de 45 años, se presenta a sus víctimas como un empresario de éxito. Bajo esta apariencia inocente llevó a cabo estafas en Madrid, Barcelona y Andalucía. Su modus operandi siempre era el mismo, no ocultaba su identidad y se encargaba de alquilar locales que nunca pagaba, engañando a sus dueños al enseñarles los resguardos de las transferencias bancarias que cancelaba posteriormente, una vez se llevaba a cabo la operación. También utilizaba la misma técnica para alquilar equipos informáticos que posteriormente revendía, volviendo a gestionar el pago del mismo modo: resguardos auténticos que una vez realizada la operación los anulaba.

El estafador no actuaba solo sino que contaba con un grupo del que era el líder.  Su pareja, otro hombre de 52 años, una mujer que interpretaba el papel de secretaria y un variado elenco de “colegas de profesión” interesados en los contratos que ofrecía este empresario, eran sus cómplices.

Su primera detención

La vida de Tomás Sánchez Pacheco cambió cuando el 23 de abril de 2020 la Policía Nacional lo detuvo tras saltarse el confinamiento decretado por el Estado de Alarma y hacerse pasar por médico para, supuestamente, estafar a sanitarios del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Sánchez Pacheco fue interceptado durante un control rutinario de la policía en Madrid. Cuando lo detuvieron en la céntrica calle de San Bernardo, Tomás Sánchez llevaba un uniforme sanitario que lo identificaba como médico del Servicio de Inmunología del citado hospital madrileño. La Policía Nacional, en un comunicado oficial, explicó que el presunto estafador aseguraba que “había contactado con los profesionales sanitarios del citado centro al objeto de recoger dinero para la supuesta compra de material de protección individual”.

Una vida singular

Natural de Barbate, Sánchez Pacheco ha tenido un pasado más que movido, con diversas denuncias y antecedentes por reiteradas estafas. Cuando fue detenido por saltarse el confinamiento en Madrid, el de Barbate aseguró que era médico de formación, aunque nunca había ejercido. Pero lo cierto es que Tomás estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Granada y, según él, la carrera de Medicina en una universidad extranjera que nunca ha especificado.

Sánchez Pacheco siguió defendiendo su inocencia y aseguró que se presentó en el hospital para prestar sus servicios como voluntario. “No tenemos archivos ni procedimientos penales en curso. No nos han notificado nada, pero como se han paralizado los juzgados puede ser que venga alguna causa en el futuro”, aseguraba su abogado Ricardo Rodríguez en La voz del sur. “Lo detuvieron en la calle y le impusieron una sanción por saltarse el confinamiento, pero lo soltaron rápido”, explicaba sobre la detención.

La trascendencia de la figura de Tomás Sánchez Pacheco estuvo directamente relacionada con su militancia en el PSOE. La plataforma ‘Recupera PSOE’, que apoyó a Pedro Sánchez en su llegada a la secretaría general, contó entre sus miembros más activos con Tomás Sánchez Pacheco. Llegó a ser secretario local del PSOE de Barbate (Cádiz), desde donde ejerció una dura oposición contra el alcalde de entonces, Juan Manuel de Jesús (PP), al que intentó disputar la presidencia del consistorio en las elecciones de 2007.

Sin embargo, esta batalla municipal andaluza no la realizó desde las filas del Partido Socialista Obrero Español, sino que creó la formación Socialistas Independientes por Barbate (SIB), lo que le costó su expulsión de la formación creada por Pablo Iglesias.

Tras este fracaso político, Tomás Sánchez se puso al frente de una Unión Temporal de Empresas llamada Activa-T, que se encargó de la gestión de las piscinas municipales del pueblo gaditano de Puerto Real. La empresa se cerró y acabó con acusaciones de sus empleados de no pagar las nóminas. El asunto acabó en los tribunales al querellarse el Ayuntamiento de Puerto Real contra Sánchez Pacheco por “apropiación indebida y estafa”.

COMPARTIR: