27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El peticionario de abrir diligencias nuevas es el perito judicial Félix Ríos, presidente fundador de la Asociación Laxshmi, ubicada en Tenerife

Triple crimen de Alcàsser: Se presenta como acusación un criminólogo y pide que no se destruya 'el Corsa' de Ricart

El Opel Corsa de Miguel Ricart.
El Opel Corsa de Miguel Ricart.
Una de las acusaciones del caso Alcàsser ha solicitado a la jueza que ordene una nueva diligencia de los vehículos de Miguel Ricart y Antonio Anglés. Veintiocho años después de los asesinatos de las niñas de Alcàsser, la asociación de criminólogos Laxshmi se ha personado como acusación popular en la causa y ha pedido que la Guardia Civil examine otra vez los dos coches intervenidos en 1993, un Opel Corsa y un Seat Ronda, con "nuevas técnicas de revelado de sangre y fluidos".

Según la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención, una segunda inspección con los avances científicos actuales en las ciencias forenses podrían confirmar la presencia de las víctimas en el vehículo utilizado para el secuestro y transporte de las tres menores. Hasta ahora no había pruebas científicas de que las tres menores hubiesen montado en el Opel Corsa de color blanco que las paró mientras hacían autostop y que estaba ocupado por Antonio Anglés y Miguel Ricart.

El perito judicial y presidente de Laxshmi, Félix Ríos Abréu, ha eludido de momento hacer declaraciones sobre esta petición a elcierredigital.com, que ya ha sido notificada al resto de las partes así como su propósito.

Tras argumentar la falta de medios a comienzos de los años 90 y la ausencia de vestigios biológicos, la asociación de criminólogos pide ahora "una moderna y exhaustiva" inspección por los agentes del Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil.

El criminólogo Félix Ríos.

Según el escrito presentado en el juzgado de Alzira, el equipo interdisciplinar forense que asesora a la asociación Laxshmi "tiene la firme convicción de la participación de Antonio Anglés en los crímenes, así como de que se trata de la persona fugada cuya pista se pierde en las costas de Irlanda". Es decir, que no se pone en duda el trabajo realizado en 1993 ni la sentencia inculpatoria pero se trataría de demostrar con evidencias científicas la presencia de Toñi, Miriam y Desirée en el asiento trasero de este vehículo.

El coche que Miguel Ricart y el prófugo Antonio Anglés utilizaron para raptar a las tres niñas de Alcàsser, un Opel Corsa de color blanco matriculado en 1984, continúa como pieza de convicción en el depósito judicial de vehículos en Cheste (Valencia) y previsiblemente será destruido pronto. La jueza de Alzira que recibió el traspaso del caso ha valorado en los últimos meses la posible destrucción de este vehículo y un Seat Ronda, otro automóvil utilizado por Antonio Anglés, pero dos de las acusaciones personadas en la causa se opusieron a esta medida y solicitaron la conservación de los coches, tal y como ya informamos en elcierredigital.com.

El 28 de enero de 1993, cuando se descubrieron los cadáveres y fue detenido Miguel Ricart los agentes de Policía Científica de la Guardia Civil recogieron 166 pelos y ocho muestras en el maletero, asientos traseros y delanteros, palanca de freno de mano, tapizado, bandejas de las puertas e incluso en los bajos del vehículo. Los agentes usaron un aspirador para recoger el mayor número posible de pelos y muestras.

Tras el análisis de 166 pelos recogidos en los dos automóviles, los biólogos sólo pudieron extraer ADN de siete, según consta en el sumario, y realizaron varios estudios para compararlos con los perfiles genéticos de los sospechosos, entre ellos varios hermanos Anglés, resultando positivo en el caso de Roberto, aunque la Guardia Civil descartó su participación en el triple crimen.

Asociación Laxshmi

La Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención, con sede en Tenerife, se ha personado ahora en la causa para intentar que los vehículos sean de nuevo analizados. La asociación organiza seminarios sobre Criminología; Intervención en desapariciones; Grafología; Psicología forense; Genética forense; Delincuencia juvenil; Balística; Peritajes criminológicos y mucho más. Los seminarios se desarrollan por toda España.

Esta asociación se fundó en 2011 por Félix Ríos, criminólogo canario. Laxshmi se inició gracias al apoyo del empresario indio Anil Partap, comprometido con la causa y, en tan solo tres años, la empresa ha evolucionado a todos los niveles. En la actualidad, cuenta con colaboradores de todas las disciplinas (abogados, médicos, psicólogos y criminólogos), así como un gran número de voluntarios que trabajan por la lucha contra el crimen y la prevención del delito. Sus servicios, no se limitan a Canarias, sino que trabajan en todo el territorio español.

COMPARTIR: