10 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El joven italiano quiso salvar a su madre de los malos tratos contínuos desde hacía años por parte de su progenitor

Alex Pompa: Veinte años de prisión por matar a su padre de 24 puñaladas para salvar de una agresión a su madre

Alex Pompa a la derecha con mascarilla.
Alex Pompa a la derecha con mascarilla.
Alex Pompa asesinó a su padre una de las muchas noches que los ataques a su madre eran frecuentes por parte de su progenitor en Turín (Italia). Aquel día, el joven, que estaba junto a su hermano, pidió ayuda a su tío, pero tras una agresión contra su madre, Alex mató a su padre con 24 puñaladas. Ahora, el joven se enfrenta a 20 años de prisión por homicidio voluntario.

El próximo 30 de abril se cumple un año desde que el joven, que tenía 17 años en ese momento, mató a su padre, de 52, con 24 puñaladas después de que estuviese varios años agrediendo tanto física como psicológicamente a su madre. La noche del suceso, Alex Pompa estaba con su hermano y pidieron ayuda a su tío enviándole un mensaje de texto: `Tu eres el único que escucha. Tienes que tomar medidas drásticas. Todos estamos arriesgando nuestras vidas aquí´.  

Al final el padre, llamado Giuseppe, lanzó un teléfono a la cara de su mujer, acusándola de tener una aventura con uno de sus compañeros de trabajo. Tras el acontecimiento, el joven intervino matando a su padre. Acto seguido, llamó a la Policía para entregarse.  

La ayuda de su abogado, Claudio Strata y más de 200 archivos que documentan el suceso entre los que se incluye un archivo de 90 páginas de mensajes de texto que la defensa recopiló para construir los acontecimientos del crimen, servirán a Alex Pompa para afrontar el juicio.  

Los jueces determinaron que sería "demasiado traumático" para el joven volver a la casa donde habían ocurrido los hechos. A posteriori, un informe psiquiátrico solicitado por el juez de instrucción Stefano Vitelli, había establecido un estado de enfermedad mental en el joven, consecuencia de ``un trastorno postraumático derivado de toda experiencia familiar´´.  

Alex Pompa con su padre Giuseppe.

El fiscal, Alessandro Aghemo ha cerrado la investigación por el asesinato cometido en via de Amicis en Collegno, Turín, en la misma casa en la que Alex ha vuelto a vivir unos meses con su madre y su hermano, siempre bajo arresto domiciliario por orden del juez de instrucción.  

Mientras estaba en casa de sus compañeros, Alex se ha matriculado en la Universidad tras conseguir un diploma el año pasado con un examen presencial en el Instituto Prever de Pinerolo y obtener una calificación de 87 sobre 100. Hoy en día, en todos sus exámenes obtiene excelentes notas y recibirá a lo largo del año una llamada de felicitación de la ministra de Educación Pública de Italia.  

El cargo al que se enfrenta es el de homicidio voluntario con el agravante de haber actuado en contra de un familiar. Este hecho podría costarle la cadena perpetua. Aunque no se alcanzará la pena máxima, corre el riesgo de pasar más de 20 años en prisión.  

COMPARTIR: