06 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Policía alicantina denunció que una gran cantidad de visitantes, de mayoría inglesa, se movían libremente haciendo barbacoas y botellones

Se acabó la fiesta en Benidorm: Los hoteles cierran para evitar las juergas de los turistas en la calle

La ciudad de Benidorm ha pedido que los turistas no se concentren en la calle
La ciudad de Benidorm ha pedido que los turistas no se concentren en la calle
La patronal hotelera HOSBEC ha recomendado cerrar todas sus instalaciones mientras dure el Estado de Alarma, vigente por el Gobierno de Pedro Sánchez desde el sábado. Los bares y restaurantes de Benidorm también echaron el cierre también para evitar que se aglomeren los turistas y que no causen estragos como hicieron durante el fin de semana cuando se saltaron las alertas sanitarias.

El domingo la Asociación Empresarial Hotelera de Benidorm y la Costa Blanca (HOSBEC) decidió recomendar a todos sus asociados el cierre ordenado de sus instalaciones mientras dure la Estado de Alarma y emergencia sanitaria. Este cierre obedece a una clara situación de fuerza mayor, para salvaguardar la seguridad de sus trabajadores y demás población cumpliendo así con el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el Estado de Alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

La Asociación comunicó este cierre a los touroperadores y agentes de viajes. Ahora toca iniciar el procedimiento lo antes posible para que todos los clientes alojados finalicen cuanto antes su estancia, "y en todo caso, en el plazo de 72 horas, esto es, antes de las 0:00 horas del jueves 19 de marzo, momento en el que se producirá el cierre completo de los establecimientos". Además, el Ayuntamiento de Benidorm tuvo que cerrar este lunes sus instalaciones por completo al detectarse un positivo por coronavirus en uno de sus trabajadores.

Los hoteles precintan así todas las áreas comunes para evitar la concentración de clientes, retirando mesas, sillas, hamacas y similares. Todos los salones de reunión, juego y esparcimiento quedan clausurados, así como áreas de piscinas, jardines, miniclubs, gimnasios, spas, instalaciones deportivas y similares. Los servicios de comedor y bar solo se limitan a atender las mínimas necesidades de alimentación e hidratación de los clientes mientras están en el establecimiento en espera de su salida.

Hotel_Benidorm

Todos los hoteles de Benidorm permanecerán cerrados

Además de los hoteles, Benidorm ha cerrado también los bares y restaurantes de la ciudad para evitar que sucedan casos como el ocurrido durante el fin de semana, en la que cientos de turistas se concentraron en las terrazas y en ciertos puntos de la playa de la ciudad haciendo caso omiso a las indicaciones del Gobierno español.

Los turistas no atendieron a órdenes de Toni Pérez

El Ayuntamiento de Benidorm con su alcalde del PP, Toni Pérez, a la cabeza procedió el sábado al cierre de las playas y calas de la ciudad alicantina, atendiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias para evitar la propagación del coronavirus. Pero, con lo que no ha podido es con la salida masiva e incontrolada de los turistas, en su mayoría ingleses, que abarrataron bares y restaurantes, haciendo caso omiso a las indicaciones del Gobierno e, incluso, enfrentándose este sábado a la Policía cuando los desalojó de los bares donde se encontraban. Muchos de estos establecimientos además en poder de sus compatriotas, que los gestionan. 

Botellón este sábado en Benidorm

Tras la decisión de cerrar los bares y complejos de restauración hotelera, los turistas, la gran mayoría extranjeros, decidieron tirarse a las calles para formar botellones y montar barbacoas, como publicó elcierredigital.com, todo ello poniendo en riesgo la salud de la población, como advirtió la propia policía y las autoridades sanitarias.

Los turistas aprovecharon para sus fiestas callejeras por Benidorm que las tiendas de alimentación seguían abiertas, donde compraron todos los enseres necesarios desde cervezas, ginebra hasta alimentos para sus barbacoas y botellones, como se observa en las fotos que publicamos en exclusiva elcierredigital.com.

Foto_de_playa

Reunión de britñanicos este sábado por la noche en Benidorm

La populosa y turística ciudad está dirigida desde el año 2015 por el alcalde del Partido Popular, Antonio Toni Pérez Pérez, hasta entonces portavoz de la oposición municipal. Un político nacido en esta localidad alicantina en junio de 1968, criado como tal a la sombra del que fuera alcalde de Benidorm y ex ministro del PP Eduardo Zaplana. La carrera de Toni Pérez empezó en los años noventa como secretario general de Nuevas Generaciones del PP en Benidorm .

Sin embargo, la Policía se encontraba durante el pasado viernes desbordada sin poder hacer frente a tanto movimiento de turistas, pese a que el alcalde Pérez quiso ordenar sin éxito el cierre de las zonas hosteleras y el frente marítimo para así "evitar la transmisión, contagio y difusión del coronavirus, Covid-19".

Toni_Perez_Benidorm

Toni Pérez, alcalde del PP de Benidorm

Sin embargo, este pasado sábado tras la orden de desalojo definitivo se han producido duros altercados en la ciudad de Benidorm entre turistas y policías. Así, en la Avenida de Alcoy y en las calles Valencia y Bilbao, fueron las zonas más calientes de Benidorm, donde los policías mantuvieron conatos de actuaciones con agresiones por parte de grupos de turistas, en su mayoría inglesesa. En el más importante ocurrió al mediodía del sábado, en el que se juntaron más de 200 turistas. Según las fuentes consultadas por elcierredigital.com, la policía tuvo que pedir refuerzos ante una situación peligrosa ya que muchos de ellos estaban muy ebrios.

Por su parte el alcalde de la ciudad, Toni Pérez, ha querido dar otra cara distinta y sacar a la luz un video promocional de un Benidorm cerrado, con sus bonitas playas  desiertas y vacías a través de imágenes aéreas medidas y controladas, como se aprecia en el vídeo que publicamos justo debajo, indicando que en Benidorm ya estaba todo controlado. 

Video justificativo de la actuacion del alcalde y que solo muestra una vista aérea de las playas de Benidorm cerradas

En una declaración institucional, Pérez señaló que cerrar completamente las playas y calas de la ciudad "es una de las decisiones más difíciles que puede tomar un alcalde", pero se ha mostrado seguro de "contar con la comprensión y responsabilidad de toda la ciudadanía de Benidorm".

Sin embargo en el vídeo promocional de su buen hacer no entra en las calles de Benidorm, ni en su bares, ni en sus paseos, ni en sus rotondas que durante varias horas del sábado estuvieron repletos de turistas ingleses, a los que parece que el coronavirus les importa nada como a su primer ministro Boris Johnson.

Estos numerosos grupos de turistas hicieron botellones y barbacoas durante este pasado sábado, en el que se decretó el 'Estado de Alarma', en muchas zonas de la ciudad, no respetando a la población ni a las fuerzas de seguridad, como se observa en el vídeo que reproducimos.

Benidorm colapsado por los turistas

La llamada a la responsabilidad, prudencia, civismo y solidaridad de la ciudadanía, en concreto de determinados turistas "en el cumplimiento al pie de la letra de todas las medidas de autoprotección dictadas por las autoridades sanitarias, así como las ordenadas por las diferentes Administraciones", no parece que haya tenido éxito hasta ahora en la ciudad de Benidorm. 

Barbacoa_2

Barbacoa este sábado en Benidorm

Las imágenes que reproducimos en exclusiva indican que por mucho que su alcalde Pérez enseñe vídeos promocionales de playas cerradas y vacías con la citada restricción, que afecta a las playas de Levante, Mal Pas y Poniente y a las calas del Tio Ximo y l’Almadrava, los turistas extranjeros han seguido campeando a sus anchas por la calles y paseos de Benidorm. Se supone que hasta ahora que también se ha aplicado el cierre de las fronteras de España a cualquier turista.

Botellon_Benidorm_34

Grupo de Turistas decidiendo a dónde ir y qué beber la noche de este sábado

Como se observa grupos numerosos de turistas que han circulado libremente etsos pasados días como manadas, tal y como se puede ver en las fotografías que adjuntamos. Pero no solo  se han limitado a concentrarse, sino también a hacer barbacoas en zonas de la ciudad alicantina como puede comprobarse.

botellon_Benidorm

Turistas haciendo una barbacoa este sábado en la ciudad de Benidorm. 

Y por la noche del sábado, ya con el decreto de 'Estado de Alarma' aprobado, en búsqueda de lugar en el Paseo Marítimo de Benidorm. Esta es la cruda realidad que se ha vivido, al menos hasta ahora, en la ciudad turística alicantina por excelencia.

En Zaragoza también


En Zaragoza la policía local tuvo también que emplearse con fuerza para desalojar una casa este domingo por la noche después de que los vecinos llamasen por los ruidos que ocasionaba una fiesta privada en la calle Santiago Lapuente.

Fueron detenidas cinco personas, tres varones y dos mujeres, que no atendían la orden de acatar el Estado de Alarma. Como puede verse en las imágenes los asistentes desafiaban e insultaban a los agentes. Los cinco detenidos fueron trasladados a los calabozos, donde uno de ellos se grabó -ya que el juez le dejó llevar su telefóno a calabozos- con su propio móvil sangrando profusamente por algunas de sus heridas.

COMPARTIR: