28 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fue detenido por la Guardia Civil en S´Arenal (Mallorca) y acusado de usurpación de funciones públicas, coacciones y falsificación

Falsifica dos denuncias de COVID-19 contra sus competidores para quedarse con todos los clientes de los locutorios

El detenido.
El detenido.
La Guardia Civil ha detenido al propietario de un locutorio por confeccionar y enviar denuncias falsas con las que coaccionaba a otros establecimientos de la zona. El detenido falsificó dos denuncias de COVID-19 para luego dejarlas en dos comercios que le hacían competencia e intentar que cerrasen. Ahora tendrá que enfrentarse a cargos de usurpación de funciones públicas, coacciones y falsificación.

El propietario de un locutorio en S´Arenal (Mallorca) creyó haber ideado el gran plan de su vida para deshacerse de los competidores y confeccionó y envió dos denuncias falsas a dos establecimientos de la zona con el fin de coaccionar a los propietarios para que cerrasen y quedarse con todos los clientes de la zona.

La investigación se inició tras presentarse el propietario de uno de estos locutorios en la zona en dependencias de la Guardia Civil de Llucmajor solicitando explicaciones por una denuncia que habían dejado debajo de la puerta de su negocio. La falsa denuncia era por abrir el establecimiento al público y vulnerar el Real Decreto establecido en el estado de alarma, además un familiar con idéntico negocio en la misma zona había recibido otra denuncia idéntica.

El detenido en Mallorca.

Al agente de la Guardia Civil le llamó la atención algunos datos recogidos en la supuesta denuncia, por lo que se dio cuenta al momento de que se trataba de una falsificación. Tras indicarle al afectado que podía abrir su negocio se analizaron las dos denuncias falsas y gracias a este análisis se llegó a un tercer hombre que también regentaba un locutorio.

Un agente con material requisado.

Los agentes realizaron un registro en el establecimiento donde se hallaron documentos oficiales como denuncias y notificaciones, de la Guardia Civil que el etenido había usado para recortar firmas y sellos oficiales y confeccionar las falsificaciones, todo ello para conseguir que sus competidores cerraran sus negocios y quedarse con el monopolio en la zona.

COMPARTIR: