16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El trabajador falleció en 2016 y la familia solo ha recibido 60.000 euros desde el Ministerio de Justicia a día de hoy

La familia del tetrapléjico Juan Carretero Gil suplica el millón de euros que le debe el Juzgado de Utrera tras sentencia firme

Juan Carretero Gil quedó tetrapléjico en 2004 y hasta su muerte no recibió ni un euro de indemnización
Juan Carretero Gil quedó tetrapléjico en 2004 y hasta su muerte no recibió ni un euro de indemnización
Desde el bufete del abogado Fernando Osuna envían un escrito al Juzgado una vez por semana, señalando la desesperante situación que vive la familia de Juan Carretero Gil, un hombre que quedó tetrapléjico en un accidente en Algodonales (Cádiz) en el año 2004. Desde el despacho del abogado Osuna explican que el juzgado de Utrera es muy lento y ya han abierto vacantes, que todavía no están cubiertas, para tratar de agilizar los procesos a ejecutar.

Continúa la desesperación en el seno familiar de Juan Carretero Gil, un hombre de Algodonales (Cádiz) que quedó tetrapléjico en el año 2004 a causa de un accidente de tráfico cuando iba a trabajar en la recogida de la fresa. Durante el trayecto, el hombre se topó con dos mulas con las que chocó, algo que le dejó postrado a una silla de ruedas.

Juan pasó 500 días en la UCI y después varios años de sufrimiento con dolores e incluso un intento de suicidio, hasta que en 2016 falleció. Durante todo este tiempo la familia no vio ni un solo euro de indemnización hasta que hace unos meses, el Ministerio de Justicia, en una operación que no tiene que ver con el pleito, decidió concederle 60.000 euros.

El caso ha sido llevado por el bufete del abogado de Fernando Osuna al juzgado de Utrera (Sevilla), pero ante su “lentitud” como afirman desde este despacho a elcierredigital.com, han decidido enviar un escrito cada tres días o cada semana exigiendo la indemnización que le deben a la familia: un millón de euros. Para superar esa “dejadez y lentitud”, como señalan desde el interior de esta oficina, el juzgado de Utrera ha puesto más vacantes para que se agilicen los procesos a ejecutar, pero hay tanto atasco judicial que los casos se resuelven lentamente.

Juan_Carretero_Gil

Juan Carretero Gil quedó postrado en una silla de ruedas

Desde el bufete explican que, como los dos culpables de que Juan quedara en silla de ruedas no pagan la indemnización que solicitan, han efectuado dos peticiones para que se arregle esta situación.

La primera es que, como uno de ellos es corredor de seguros, han pedido que todo lo que ingrese vaya a parar a la familia de Juan hasta completar la deuda, algo complicado ya que, como señalan desde el bufete de Osuna, puede eludir con facilidad esta responsabilidad.  En cuanto a la otra, consiste en una medida que ya presentaron el 8 de octubre de 2018 y es embargar todos los derechos hereditarios que tengan del padre.

Situación de la familia de Juan

Hasta el momento el Juzgado número 3 de Utrera no ha tomado ninguna decisión todavía al respecto, debido al retraso que hay en la Administración de Justicia y el pasado mes de febrero el abogado Fernando Osuna explico a elcierredigital.com que este juzgado le sale muy caro a los españoles, ya que la administración ha tenido que pagar varias indemnizaciones muy altas por la lentitud del Juzgado.

A raíz de la tetraplejía de Juan y ya que nadie les hacía caso, la familia gaditana se apoyó entonces en un artículo de la ley del procedimiento administrativo, el cual señala que, si el funcionario se retrase en el pago de un documento, ya sea por dejadez o por desidia, se puede incurrir en responsabilidades. 

El mismo Fernando Osuna afirmó el pasado mes de octubre para este medio que, los condenados, al no poder pagar el millón de euros a la familia de Juan, tuvieron que pedirle el embargo de los derechos hereditarios en los que se incluyen una finca perteneciente al padre de ambos.

Juzgado_de_Utrera

El juzgado de Utrera en Sevilla

En la familia prácticamente todos son jornaleros de carácter humilde y con poca renta, por lo que la llegada de la indemnización de un millón de euros sanearía sus deudas, ya que una persona tetrapléjica precisa de muchos cuidados y esto requiere muchos gastos referentes a su manutención que han generado una importante deuda a la familia.

COMPARTIR: