20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los dos presos de 23 años serraron una de las rejas de las ventanas e intentaron deslizarse con las sabanas anudadas

Siguen los problemas en las cárceles españolas: dos internos intentan fugarse de la prisión de Almería

Prisión El Acebuche (Almería)
Prisión El Acebuche (Almería)
En la madrugada del domingo los funcionarios del centro penitenciario El Acebuche de Almería impidieron una fuga de la prisión protagonizado por dos jóvenes internos de unos 23 años que serraron una de las rejas de las ventanas del módulo 8, en el que se encontraban en prisión preventiva, para descolgarse por la pared usando unas sábanas

Se trataba de un preso de origen marroquí y otro argelino, que sobre las cuatro de la madrugada de este domingo han intentado fugarse de la cárcel almeriense. Ambos estaban en el módulo 8 de El Acebuche, el segundo módulo de respeto del centro en el que se encuentran internos con un perfil bajo de adaptación, y cuyo objetivo es lograr un clima de convivencia entre los residentes.

Los fugitivos rompieron una de las rejas de las ventanas del módulo para utilizar acto seguido sábanas con las que descolgarse por la pared. Sin embargo, fueron interceptados por los funcionarios del centro, que abortaron su intento de escapada de forma “rápida y eficaz. Primero sorprendieron a uno de los presos tras haber tratado de saltar el primer muro perimetral del patio del centro con una sábana que se rasgó en el intento después de haber descendido con la misma prenda unos seis metros desde la ventana de la celda, en la que había quedado atrapado su compañero.

presos_carcel

Uno de los presos en su intento de fuga

Los dos presos se enfrentan a medidas disciplinarias que podrían desembocar en aislamiento e incluso un traslado de prisión, toda vez que un juez deberá decidir si los hechos son constitutivos de delito.

El director del centro penitenciario, Miguel Ángel de la Cruz, ha declarado a Europa Press, ha destacado la actuación de los funcionarios. "Ha funcionado la labor del personal y su actuación se ha realizado en el momento oportuno", ha destacado el director, quien ha apuntado que el trabajo que realizan los funcionarios de prisiones supone "la mejor medida de seguridad" que existe "por delante de los muros, los circuitos cerrados de televisión o las alarmas".

Este intento de fuga frustrado, vuelve a hablarnos de la inseguridad en las cárceles españolas. Hasta seis reos se han fugado en los últimos meses de cárceles españolas: Roberto Izquierdo “el Ruso” en Valdemoro (Madrid), Benito Ortiz en Zaragoza, Fernando Iglesias de Orense, Iván Añón Botana de La Coruña, Santiago Izquierdo, "Malamadre" de León y Guillermo Fernández Bueno, autor de “el crimen de Acua” de Cantabria. A las fugas se suman, además, las continuas agresiones por lo que los sindicatos de prisiones llevan meses exigiendo mejoras al Gobierno de Pedro Sánchez.

COMPARTIR: