14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Miguel López, único imputado, se enfrentará a un jurado popular durante tres semanas en la Audiencia Provincial de Alicante

El juicio por el crimen de la viuda de la CAM comenzará el próximo 14 de octubre y durará como mínimo 18 días

Miguel López, único imputado por el crimen.
Miguel López, único imputado por el crimen.
El juicio por el asesinato de María del Carmen Martínez, viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala, comenzará el 14 de octubre. El jurado popular de la Audiencia Provincial de Alicante escuchará durante casi tres semanas los argumento de las acusaciones y de la defensa de Miguel López, único acusado de asesinar a su suegra. Las vistas comenzarán el día 14 de octubre y terminará el día 7 de noviembre, a las 9 y media de la mañana.

El juicio por el asesinato de Miguel López, yerno de María del Carmen Martínez, viuda de la CAM, será juzgado finalmente por un jurado popular a partir del 14 de octubre y se extenderá durante al menos tres semanas, en total 18 días. La Audiencia Provincial de Alicante ha dictado la resolución este viernes. El primer acto importante será el día 15 de octubre cuando todas las partes interroguen al único imputado, Miguel López.

La Fiscalía acusa a López de un delito de asesinato tipificado y penado en el art 139 del Código Penal, otro delito de tenencia ilícita de armas tipificado y penado en el artículo 564 del mismo Código Penal, con el agravante de parentesco, ya que López era yerno de la fallecida. A esta tipificación se adhirió la acusación particular ejercida en solitario por Vicente Sala, hijo de la víctima ya que el resto de las tres hija se negaron a acusar del asesinato a López.

Asimismo, la Audiencia ha admitido toda la práctica de diligencias solicitadas por las partes como nuevos testigos o pruebas periciales diferentes a las practicadas hasta ahora por la Policía.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Valencia (TSJV) ya desestimó el último intento de la defensa de López en un auto dictado por la Sala de lo Civil y Penal del citado Tribunal el pasado 12 de junio. El TSJV contestaba así a un recurso presentado por la defensa de López, Javier Sánchez-Vera, que argumentaba entre otras cuestiones "la trascendencia social que han tenido los hechos en la Ciudad de Alicante" como falta de garantía para un juicio justo. Al respecto reconoce el Auto que " ya de antemano podemos anticipar la procedencia de rechazar estos argumentos, dado que no negamos que en alguna ocasión la excesiva trascendencia pública de hechos delictivos o procedimientos judiciales puede ser realmente perturbadora".

También había pedido el abogado de la defensa que los miembros del jurado no conocieran el asunto previamente "para seguidamente incomunicarlos, y, en último lugar, caso que no fueran admisibles las anteriores causas que al amparo del artículo 35 LOTC se plantee cuestión de inconstitucionalidad contra las normas que determinan este cauce procesal y este fuero territorial por entender que conculca el artículo 24 CE y en concreto el derecho a un proceso con todas las garantías legales, a la imparcialidad judicial y en definitiva a la presunción de inocencia". El TSJV también desestima estas causas como para transformar el juicio por jurado en un juicio profesional.

Vicente Sala y María del Carmen Martínez.

La defensa de López también había alegado vulneración de derechos fundamentales durante el registro domiciliario del detenido, al no estar presente al inicio el secretario judicial. Pero entiende el TSJV que "sin perjuicio de lo que puede resultar tras el juicio, aun cuando hipotéticamente admitiéramos la ausencia del Secretario ,ello en contra de lo pretendido no supondría la nulidad de la diligencia" y añade que no se produjo queja "alguna en el momento, a pesar de encontrarse presente, es decir testigo de los hechos, tanto el propio investigado como su Letrado". Contra el Auto no cabe recurso alguno.

Acusación particular del cuñado

María del Carmen Martínez, de 72 años, falleció el 9 de diciembre de 2016, minutos después de recibir dos disparos en la cabeza a corta distancia en el lavadero del concesionario de coches Novocar, propiedad de la familia y que administraba entonces el único acusado, Miguel López, que fue detenido en febrero de 2017 acusado de ser el autor material del crimen, aunque tras 40 días de prisión quedó en libertad al depositar una fianza de 150.000 euros.

Tanto el ministerio público como la acusación particular, que ejerce su cuñado e hijo primogénito de la víctima, Vicente Sala Martínez, solicitan una pena de 23 años por un delito de asesinato y 18 meses más por tenencia ilícita de armas, en total 24 años y medio de cárcel. Las tres hijas de la fallecida decidieron no acusar. Javier Sánchez-Vera, defensa de López, solicita la libre absolución de su defendido y que se continúe investigando para buscar al culpable.

 

COMPARTIR: