23 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El niño, de once años, moría atropellado por un coche el pasado mes de mayo de 2020 cuando paseaba en bici por su municipio de Aulesti, en Vizcaya

Piden justicia para Iurgi Beraza: "La persona que atropelló y mató a mi hijo se saltó el confinamiento"

Iurgi Beraza Uriarte.
Iurgi Beraza Uriarte.
La familia del pequeño de once años Iurgi Beraza Uriarte, ha recurrido a la Audiencia Provincial de Vizcaya reclamando que un juez escuche las pruebas de su perito, que ha detectado irregularidades en el informe de la ertzaintza sobre el atropello que costó la vida de su hijo. El padre del menor, Iosu Beraza, explica a 'elcierredigital.com' los motivos de su petición de reabrir el caso, ya archivado por la Justicia.

Para los padres de Iurgi Beraza Uriarte, el niño de once años atropellado por un coche en mayo de 2020 en el municipio de Aulesti (Vizcaya), el caso de su hijo "se debería seguir investigando". Como respuesta al cierre del caso –por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Guernica– por tratarse de "un fatal accidente sin culpables", tal y como determinó la ertzaintza en su momento, Iosu y Agurtzane han recurrido a la Audiencia Provincial de Vizcaya para que se les escuche.

Según ha expresado el padre del pequeño, Iosu Beraza, en declaraciones a elcierredigital.com, "la muerte de mi hijo no se ha investigado bien". Después de dos negativas judiciales de reabrir el caso, la familia ha reunido pruebas con la ayuda de un perito, que ha elaborado un informe que contradice la versión inicial del atestado policial.

Entre todas las incongruencias que encuentra en la investigación, Iosu destaca que su hijo "estaba jugando, y la persona que le atropelló se estaba saltando el confinamiento, no tenía porqué estar allí. La ertzaintza no lo ha denunciado por ello y nosotros estamos indignados, a cuenta de este detalle mi hijo ha muerto". La familia del niño se encuentra destrozada tras más de un año del suceso, que también provocó la muerte del abuelo del menor 40 días después a causa de la pena.

Un atropello "mal investigado"

Los hechos ocurrieron el 21 de mayo de 2020. Por entonces, solamente los niños y sus familias podían salir a las calles a causa del confinamiento. Ese día, Iurgi salió con su bicicleta cerca de su casa en el municipio de Aulesti, donde residía y donde fue atropellado por un coche. "Era el primer día que Iurgi salía de casa", relata el padre a elcierredigital.com, que fue la persona que intentó reanimarle hasta la llegada de la ambulancia. El niño tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Universitario de Cruces, donde se confirmó su fallecimiento.

Contando con el atestado realizado por la ertzaintza, que describió lo sucedido como un "accidente sin culpables", la justicia de Gernika decidió archivar el caso. Sin embargo, los padres de Iurgi consideran que la versión del conductor no es coherente con el fatal final de su hijo, pues, según indican a elcierredigital.com, la carretera por donde circulaba el niño "es de cemento y lleva hacia el monte, en una zona forestal". Tal y como indica el padre, "los policías no han sacado las mediciones ni velocidades a las que iba el coche en el momento del atropello" y por ello, decidieron pedir la segunda opinión de un perito propio, que contradice las conclusiones de la ertzaintza.

Carretera donde fue atropellado Iurgi, donde se aprecian leves marcas de neumático.

En una conversación telefónica con elcierredigital.com, Iosu relata: "Si el conductor hubiera ido a 20 por hora en esa zona, como se debe ir, mi hijo no habría sufrido tal golpe. Nosotros en casa oímos un chirriar de rueda, como cuando sales acelerando a tope. Hay una marca en el suelo de neumático, y en el sitio del impacto se ve la frenada. Hay detalles que no coinciden con lo que recoge el informe de los agentes".

Por otro lado, la familia también insiste en que no comprende la decisión del conductor de mover al niño y su bici de lugar después del accidente: "A quién se le ocurre mover al niño en brazos 150 metros hacia abajo de la cuesta. Si en ese momento le quedaba algo de vida, me lo acabó de matar. Si alteras el escenario de un accidente es porque quieres esconder algo". Respecto a este detalle, la ertzaintza estimó que el responsable del atropello movió todo en la celeridad del accidente.

La familia implora que un juez les escuche y valore las pruebas recogidas en el informe de su perito para esclarecer lo que le sucedió a Iurgi en realidad. "Hay muchas irregularidades en el caso y esto no se puede quedar así", expresa afectado el padre del niño. Durante la conversación telefónica mantenida con elcierredigital.com, Iosu también ha querido puntualizar que "gracias a Iurgi y sus donaciones hay unas cuantas personas viviendo. Dentro de la desgracia de nuestro hijo, por lo menos hay alguien que está disfrutando de la vida".

COMPARTIR: