02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL CRIMEN TUVO LUGAR EN 2021, EN EL PARQUE DEL MURMULLO, Y EL SUPUESTO MÓVIL SERÍA ECONÓMICO, YA QUE LA DETENIDA COBRABA LA NÓMINA DE LA VÍCTIMA

Detienen a una mujer por cortar los dedos y calcinar el cadáver de un hombre en Vallecas

Zona próxima a donde se descubrió el cadáver.
Zona próxima a donde se descubrió el cadáver.
En agosto de 2021 el cadáver de un hombre era hallado carbonizado en el parque del Murmullo del madrileño barrio de Vallecas. Al cadáver le habían cortado los dedos y extraído las piezas dentales para evitar su identificación, que finalmente pudo conocerse. Gracias a estos datos, se supo que la víctima cobraba mensualmente una nómina de 6.000 euros que era recibida por amigas suyas debido a problemas con Hacienda. Fue una de estas amigas quien presuntamente acabó con su vida.

Este 20 de julio la Policía Nacional ha detenido a una mujer de 46 años como responsable de la muerte del cadáver hallado en el Cerro del Murmullo en Vallecas, Madrid, en agosto de 2021. Tras casi dos años de investigación por las complicaciones derivadas de no conocer la identidad de la víctima, los agentes de Homicidios y Policía Científica lograron averiguar la identidad del fallecido. Una tarea complicada, ya que al cadáver le habían cortado los dedos y extraído las piezas dentales para evitar su identificación.

La víctima era un varón dedicado a la marina mercante que contaba con unos ingresos mensuales cercanos a los 6.000 euros. El hombre tenía problemas con Hacienda y eran dos mujeres de confianza las encargadas de recibir el ingreso mensual de sus nóminas, ya que la víctima solía estar seis meses embarcado fuera de España. 

Detenida por matar a su pareja con un arma blanca en Madrid

Policía Nacional. 

A finales de agosto el hombre aterrizó en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, donde fue a recogerle su amiga de confianza encargada de recibir sus nóminas. Esta supuesta amiga, que usaba el dinero de la víctima sin su conocimiento, y la víctima fueron juntos a un local que esta tenía en Torrejón de Ardoz. Fue allí donde se vio por última vez a la víctima. 

Según las investigaciones, la mujer acabó con la vida del marino mercante en esa localidad madrileña y posteriormente usó el vehículo de otro amigo suyo para trasladar el cuerpo sin vida de la víctima hasta el Cerro del Murmullo, lugar donde calcinó el cuerpo después de cortarle los dedos y quitarle las piezas dentales. El hombre murió tras ser asfixiado por la mujer, quien años atrás había ejercido la prostitución. 

El hallazgo del cadáver


La voz de alarma la dieron los propios vecinos al advertir olor a quemado en la zona. Tras llamar a los servicios de emergencias, un equipo de bomberos acudió a estos terrenos para sofocar el fuego y descubrió el cuerpo sin vida de un hombre, aparentemente de mediana edad y desnudo de cintura para arriba, envuelto en una tela, una especie de cortina de ducha. También se hallaron productos inflamables acelerantes en el cuerpo de la víctima. 

Lugar del hallazgo.

La zona del hallazgo, conocida como el Cerro de los Murmullos y situada en el barrio madrileño de Vallecas, es habitualmente transitada por toxicómanos. No son pocas las ocasiones en las que los vecinos han alertado del alarmante número de jeringuillas que se encontraban en los alrededores de este descampado y que podían suponer un grave perjuicio para su salud. Al encontrarse a tres kilómetros del sector VI de la Cañada Real, uno de los principales puntos de venta de droga de la Comunidad de Madrid, muchos adictos acuden a este descampado del Ensanche de Vallecas para consumir. 

La mujer detenida suplantó la identidad de la víctima e hizo creer a sus allegados que había desaparecido de manera voluntaria y que estaba bien, algo muy lejos de la realidad. Tras ser detenida la mujer ha pasado a disposición judicial, donde se ha ordenado su ingreso en prisión. Tal y como relata El Mundo, una vez en prisión la mujer fue acusada de matar al dueño de una inmobiliaria de Vallecas en 2021. Este homicidio es conocido como el crimen de la etiqueta. 

El crimen de la etiqueta


El propietario de una agencia inmobiliaria fue asesinado a golpes por miembros de una banda organizada que acudieron a su casa para robarle el dinero de la caja fuerte por encargo de una prima, la asesina del marino mercante, y de su marido, ambos colombianos. Previamente, ambos habían tenido negocios con la víctima y tenían varias cuentas pendientes.

El caso fue conocido como el crimen de la etiqueta porque el cadáver de la víctima fue hallado en su casa con la boca tapada con cinta adhesiva y con las manos atadas a unas bridas naranja con etiqueta.

Los autores entraron en el domicilio, que tenía la llave echada, sabiendo que la víctima se encontraba en el interior de la vivienda. Su objetivo estaba claro, conseguir el código de la caja fuerte. Tras no recibir esa información de la víctima, decidieron acabar con su vida y desanclar la caja fuerte con cuchillos de cocina. 

COMPARTIR: