25 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este material, clasificado por la OMS como un cancerígeno de primer grupo, fue prohibido hace veinte años en varios países europeos incluido España

Denuncian el vertido de 5.000 kilos de amianto en una nave en ruinas en la localidad de Alcorcón

Especialistas retirando el amianto.
Especialistas retirando el amianto.
El amianto, o también denominado uralita, es un compuesto mineral que fue utilizado en la construcción de numerosas infraestructuras a finales del siglo XX debido a sus múltiples propiedades, entre ellas, la protección frente al calor y al ruido. No obstante, se trata de un material altamente peligroso para la salud ya que puede provocar enfermedades pulmonares y cáncer a quien lo inhala. En España, muchas construcciones aún cuentan con la presencia de amianto.

Ecologistas en Acción ha denunciado la aparición de 5.000 kilos de planchas de uralita (amianto) en una nave abandonada en Alcorcón (Madrid). Se han encontrado junto a la carretera de los Pantanos, cerca de un camino. Hasta el momento, únicamente han señalizado el peligro y han solicitado su acotamiento y retirada. 

Este material se encuentra entre las carreteras M-506 y M-50 de Madrid, en una zona de paso muy transitada por caminantes, ciclistas y trabajadoresLos activistas de Ecologistas en Acción exigen al Gobierno que se tomen decisiones severas "sobre este propietario privado, incluso la medida legal de la expropiación del bien si continúa exponiendo a la sociedad a riesgos graves por una dejación de responsabilidades privada”.

Halladas 5 toneladas de planchas de amianto en un camino de Alcorcón

Cinco toneladas de amianto en Alcorcón.

Asimismo, desde la confederación ecologista advierten de que "se trata de residuos muy peligrosos que pueden afectar a la salud de personas, ganados y medio natural". Y recuerdan que la propiedad donde se encuentra el amianto forma parte del Corredor Ecológico del Suroeste de Madrid, es decir, el amparo le pertenece a la Comunidad de Madrid, aunque al ser terrenos públicos la  competencia pasa al Ayuntamiento de Alcorcón, responsable de evacuar el material.

El grave riesgo del amianto

El amianto es un material extremadamente peligroso por los problemas de salud que puede ocasionar. Este mineral, también llamado asbesto, es uno de los componentes del fibrocemento, un material de construcción industrial que, años atrás, fue usado frecuentemente en España. Está compuesto por microfibras que pueden permanecer en el aire el tiempo suficiente como para que suponga un riesgo respiratorio. Las enfermedades que se asocian al amianto se producen por la inhalación de las fibras de asbesto o, incluso, por tragarlas al consumir productos contaminados.

Su popularidad y comercialización se debe a su bajo costo, la alta demanda que supuso y por las propiedades que presenta. El amianto es resistente al calor, por lo que protege del fuego; posee gran capacidad de resistencia mecánica (soporta grandes presiones sin fracturarse); tolera la fricción de otros materiales sin romperse; y posee resistencia química y biológica. Además, es un material que protege el ruido.

El amianto se ha usado en una gran variedad de artículos manufacturados y empezó a comercializarse en la industria española, en los años 70 y 80.

En España no fue hasta 2001 cuando las autoridades empezaron a  prohibir su uso y a regular legalmente el desmantelamiento de aquellas infraestructuras que contenían este material, debido a que el amianto provoca cáncer de pulmón y enfermedades del aparato respiratorio. En 2002 entró en vigor la prohibición de fabricar y comercializar con productos que contengan amianto.

Por otro lado, las secuelas de una exposición al amianto pueden aparecer hasta 20 años después de la exposición a esta sustancia. Por este motivo, ha sido clasificada por la OMS como un cancerígeno de primer grupo.

¿Dónde se encuentra?

En la Revolución Industrial —cuando el amianto alcanzó sus máximas cifras en cuanto a explotación, comercialización y venta— se llegaron a fabricar 5,7 millones de toneladas a nivel mundial. 

Debido a la rápida propagación del material a finales del siglo XX en el sector de la construcción, el amianto está presente en muchas edificaciones y objetos manufacturados. Se encuentra en los tejados, en baldosas, ruedas, neumáticos, material ferroviario, marítimo, centrales térmicas y nucleares, incluso en el sector textil, como en los uniformes de bomberos, donde se utilizaba por su capacidad de aislamiento ante las llamas.

Actualmente se está trabajando por la retirada progresiva del amianto, aunque aún quedan muchas construcciones donde permanece este material.

COMPARTIR: