04 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Después de diez años en la cárcel de Pereiro (Orense) logró hace dos semanas el tercer grado

Javier Cruz García, el asesino de Toén, sale en semilibertad y trabaja a diez kilómetros de la familia de su víctima

Javier Cruz García cumplió diez años de prisión.
Javier Cruz García cumplió diez años de prisión.
El asesino de Laura Alonso, Javier Cruz García, sale en libertad después de haber cumplido diez años en prisión por el crimen cometido. Laura fue encontrada sin vida en agosto de 2009, su agresor fue condenado y sentenciado en septiembre de este mismo año a 15 años de prisión sin fianza por el delito de homicidio, tras recibir una rebaja de pena, ya que Cruz García había sido condenado por asesinato.

Diez años después del asesinato de Laura Alonso su agresor, Javier Cruz, ha cumplido dos tercios de la condena de quince años impuesta y por tanto ha recibido el tercer grado penitenciario, que le permite salir a la calle a trabajar y volver a prisión solo a dormir. Esto ha provocado inquietud en la familia de la familia de Laura que teme cruzarse con Javier por la calle al no tener ninguna orden de alejamiento de los familiares de su víctima.

Laura Alonso desapareció cerca de Xestosa, en el Ayuntamiento Orensano de Toén en el año 2009 y su cuerpo sin vida fue encontrado en un monte cercano a esta la localidad.

Antecedentes del caso

La joven era considerada por sus allegados como “una chica trabajadora, estudiosa y querida en el pueblo” y esa noche había salido a tomarse algo con unos amigos en la localidad de Xestosa, donde residía.

Laura Alonso, la joven de 19 años encontrada sin vida.

Durante las investigaciones se dio con el paradero de su chaqueta, su móvil y su coche, un Seat Ibiza, los cuales fueron entregados a los agentes policiales por una joven que transitaban por la zona, sin embargo, hasta ese momento aun no se localizaba a la víctima.

Tras días de intensa búsqueda se dio con el hallazgo del cuerpo sin vida de Laura, el cual fue encontrado en una de las zonas que ya había sido rastreada con anterioridad. El cuerpo fue localizado debido al fuerte olor a putrefacción que desprendía.

En septiembre de ese mismo año se decretaba el ingreso a prisión sin fianza del asesino confeso de Laura, el exnovio de 32 años y también vecino de Toén. Laura había denunciado a su expareja por malos tratos en 2008, aunque posteriormente por presiones familiares retiró la acusación.

Durante el juicio Javier Cruz  fue acusado y señalado por algunos testigos, que vieron como maltrató a la joven, aunque declaró ante el tribunal que "no tenía intención de matarla", y que todo sucedió en medio "de una disputa".

Javier Cruz fue declarado culpable por el delito de asesinato con una pena de prisión de 18 años, sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia rebajó la pena de prisión de 18 años a 15. La rebaja de pena surgió tras haberse absuelto al asesino confeso de Laura del delito de asesinato condenándole a un delito de homicidio con la concurrencia de circunstancias agravantes de abuso, superioridad y parentesco, más una indemnización de 200.000 euros más intereses legales.

El agresor y el crimen

Javier Cruz García de 32 años residente de la localidad de Orense, mantuvo una relación de dos años con Laura Alonso. Tras muchas horas de interrogatorio, Cruz García confesó a los agentes de la comandancia de la Guardia Civil el asesinato de su exnovia, dijo haberla matado asfixiándola con una chaqueta.

En un inicio intentó desvincularse de la muerte de la chica, sin embargo, finalmente admitió haber acabado con la vida de la joven la madrugada del 24 de agosto de 2009 después de que ésta se despidiese de sus amigos con los cuales había estado tomando algo. “Me enfadé y le eché las manos al cuello”, explicó durante el juicio.

Pero, lejos de pedir ayuda el sentenciado se dispuso a deshacerse del cadáver, la coloco en el asiento trasero de su coche, lugar donde se dio el crimen, y se dirigió a una zona forestal donde abandonó el cuerpo sin vida de Laura. Luego procedió a deshacerse de los objetos personales de la chica y de su coche.

COMPARTIR: