01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La Plataforma "APsemueve" quiere que la Atención Primaria de Madrid sea declarada 'zona catastrófica'

Médicos de Atención Primaria de Madrid denuncian al SERMAS por las condiciones de trabajo en los centros sanitarios

Centro de Salud de la Comunidad de Madrid
Centro de Salud de la Comunidad de Madrid
La Atención Primaria de la Comunidad de Madrid se encuentra al borde del colapso. A la falta habitual de medios materiales y humanos se le ha sumado además de la COVID-19, la borrasca 'Filomena', un coctel explosivo que pone en jaque, una vez más, la asistencia médica de los madrileños y las condiciones laborales de los médicos que, al límite, han decidido denunciar al SERMAS.

Las plantillas de médicos de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, diezmadas y al límite por los acontecimientos provocados por la pandemia de COVID-19 y las consecuencias de la reciente borrasca 'Filomena', se han empeñado en declarar "zona catastrófica al primer nivel asistencial" madrileño, arropados bajo la Plataforma 'APsemueve'.

La situación, en estos momentos, pasa por el cierre de centros de salud y consultorios, aislamiento de profesionales, supresión de analíticas durante una semana (incluyendo las PCR para el diagnóstico de la COVID-19 en pleno repunte), múltiples accidentes laborales por la falta de limpieza en accesos, acumulación de hielo, falta de calefacción y carencia absoluta de ayudas para el desplazamiento al lugar de  trabajo.

Tal declaración supondría ayudas que consideran necesarias para hacer correctamente su trabajo. Y es que, en estos momentos, califican la situación de riesgo colectivo "por el peligro derivado de no poder atender adecuadamente a nuestros pacientes, y exige una gestión rápida por parte de los poderes públicos".

Situación calamitosa

"Estamos intentando salvar la tremenda situación en la que nos encontramos, con unas condiciones de frío insoportables y atendiendo a los pacientes con el abrigo, al no funcionar el sistema de calefacción en muchos centros, sin vehículos para poder realizar atención a domicilio, muchos profesionales no pueden acudir a sus consultas, otros se han lesionado cuando caminaban para llegar a su centro, sin personal de remplazo ni suplentes", explica a 'elcierredigital.com' la portavoz de la plataforma 'APsemueve', la Dra. Mar Noguerol.

Este colectivo viene denunciando sistemáticamente la falta de recursos "porque la Atención Primaria lleva abandonada desde hace años, sin haberse invertido ni un euro en los centros, con aparatos de climatización del siglo pasado", remarca Noguerol.

Atención a un paciente.

Desde esta plataforma, denuncian además, la falta de tiempo para atender debidamente a los pacientes con cupos sobresaturados a los que se suma la atención domiciliaria que hay que realizar.

Denuncia colectiva

Tras el fracaso de las conversaciones con la Consejería de Sanidad, después de ocho intentos, han tramitado una denuncia colectiva, firmada por más de 300 médicos, por incumplimiento de la ley de prevención de riesgos laborales por las condiciones en las que les obligan a trabajar. El juicio contra el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), según afirma la portavoz de esta plataforma, está fijado para el próximo 26 de enero en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. "La Consejería tiene otras prioridades, por lo que debemos recurrir a vías extraordinarias para garantizar la seguridad y la salud de médicos y pacientes", se argumenta desde la Plataforma.

La doctora Noguerol critica, además, que no se hayan puesto los medios necesarios para instaurar el teletrabajo en Atención Primaria de la Comunidad de Madrid con el que se podrían agilizar las consultas de los pacientes y al que se podrían sumar muchos facultativos que por el motivo que sea no se pueden desplazar hasta el centro de salud.

La Plataforma ‘APsemueve’ surgió en diciembre de 2018 como un movimiento espontáneo formado por diversos colectivos de médicos de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud, preocupados por la deriva de sus condiciones de trabajo, que aseguran, impiden una correcta atención a los pacientes generando conflictos con la población y problemas de sobrecarga en los profesionales. 

 

COMPARTIR: