18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los clientes han fotografiado los precios “rebajados” en la cadena de Juan Roig y coinciden en algunos casos con el importe original

Mercadona anuncia bajada de precios en más de 500 artículos y sus consumidores lo tachan de “engañabobos”

El Cierre Digital en Juan Roig y un establecimiento de Mercadona.
Juan Roig y un establecimiento de Mercadona.
Mercadona ha anunciado una bajada de precios en 500 productos tras las subidas que el propio Juan Roig calificó de “burrada”. No obstante, algunos clientes de la cadena de supermercados valenciana han alertado de que, en algunos casos, las etiquetas naranjas con el precio “original” mostraban una cifra igual que la del precio “rebajado”. En otros, la rebaja era de unos céntimos.

El pasado miércoles Mercadona anunciaba que a partir del mes de abril y hasta final de año bajaría el precio de 500 productos. Muchos de ellos “de consumo diario”, como “el atún, los lácteos, algunos quesos y yogures, frutos secos, aceites, limpieza y mantenimiento del hogar, alimentación para mascotas, bollería, bodega y perfumería”. Así lo indicaban en un comunicado. No obstante, a la cadena de Juan Roig le han empezado a llover las críticas tan pronto como los consumidores han pisado su supermercado más cercano.

Los productos, marcados con una etiqueta amarilla en la que indica “bajada de precio”, seguida del precio anterior tachado y el precio nuevo, hace que los consumidores se fijen rápidamente en ellas, ya que contrastan con las habituales etiquetas naranjas de la cadena. Sin embargo, algunos de ellos no han dudado en deslizar la etiqueta a un lateral para descubrir que el papel naranja con el precio presuntamente original, marcaba la misma cifra que la de la “rebaja”.

“La bajada de precio no existía”; “el precio antiguo era el que es actualmente con la rebaja”; “Mercadona se está riendo de nosotros”; “un engañabobos como siempre el Mercadona”. Estos eran algunos de los mensajes que sus consumidores dejaban a través de la red social Twitter con fotos que probaban sus palabras.

Otros afirmaban que dichas rebajas existían en algunos productos, pero que “oscilan entre los dos y los 25 céntimos”. Sin embargo, para la cadena de Juan Roig, según el comunicado que los medios de comunicación han difundido, esta bajada de los precios supondría un “ahorro de hasta 150 euros anuales” para los consumidores y, para Mercadona, un coste de “200 millones de euros”, lo que supondría -0,6 puntos menos de margen para la compañía.

La subida de precios, “una burrada”

Las críticas hacia los precios de Mercadona no son de ahora. Juan Roig, presidente de la compañía, reconoció en la presentación de los resultados de la compañía en marzo del año pasado que habían subido los precios “una burrada”, en sus propias palabras. Achacaba la subida a la inflación, la guerra de Rusia y Ucrania, la escasez de productos, la sequía y la crisis energética, entre otras.

A pesar de esto, y de que afirmaba que la subida de precios tenía como objeto evitar “un desastre impresionante en la cadena”, aumentó sus ventas un 11 por ciento y su beneficio un 5,6 por ciento el año 2022 con respecto al 2021.

“La leche la hemos subido 32 céntimos, el arroz 50 céntimos y el azúcar de 0,75 a 1,35 euros”, decía Roig en la citada presentación de resultados. Unas cifras que contrastan con las bajadas que ahora ha anunciado la cadena. Otros usuarios de las redes sociales han llegado a insinuar que el comunicado difundido por los medios de comunicación le ha servido a la compañía como “publicidad”.

Los “precios bajos” que suben semanalmente

A pesar de esta subida de precios, Mercadona presumía de no tener tarjetas de fidelización porque afirmaba mantener todos los precios bajos, sin ofertas. Sin embargo, en los últimos tiempos Mercadona parece no haber cumplido su máxima de precios bajos, subiendo los precios de semana en semana y provocando las críticas de sus consumidores habituales.

Elcierredigital.com contactó en diciembre con personas que hacen la compra semanalmente en Mercadona que alertaron, en el transcurso de siete días, una subida significativa en productos tan básicos como la leche y el pan.

La leche adquirida por estos consumidores el día 19 de noviembre era del tipo semidesnatada sin lactosa de la marca Hacendado y costaba un total de 5,82 euros la caja de seis unidades. Una semana después, el día 26 de noviembre, el mismo tipo de leche había ascendido hasta los 6,10 euros, casi 30 céntimos más.

Comparativa con los precios de la leche y el pan con una diferencia de siete días.

“Al ver la subida de la leche tuvimos que acudir a otro supermercado a ver si estaba la leche más barata. Ya no es por los 30 céntimos, es por la constante subida de precios”, relataban las fuentes, que compraron este producto por menos de seis euros en otro supermercado.

No es el único alimento que estos consumidores denunciaban que subió de precio de una semana a otra. Un pack de 11 panecillos costaba 1,10 la primera semana. Siete días más tarde, subía de precio 5 céntimos. A través de Twitter otro usuario criticaba la subida más significativa del precio de la barra de pan sin gluten. Un alimento, ya de por sí con un precio elevado, que subía su precio de 1,60 a 2,25 euros.

Mercadona, uno de los supermercados que más subió sus precios

A finales de septiembre, el estudio anual de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de supermercados de 2022 ponía de manifiesto un aumento del 15,2 por ciento de los precios de la cesta de la compra con respecto al año 2021. Una subida en la que había dos supermercados que destacan por encima del resto: DIA y Mercadona.

El grupo DIA —propiedad del ruso Mijaíl Fridman y transformado recientemente por el exvicepresidente de Lidl Ricardo Álvarez— posee establecimientos con diversas denominaciones. Dos de ellos son los que más habían subido sus precios: DIA & Go (con un 17,1 por ciento de incremento) y La plaza de DIA (16,2 por ciento). Casi a la par que este último se encuentra la subida de precios de Mercadona, que ascendía a un 16,1 por ciento.

Unido a este estudio, la OCU ofrecía también una encuesta de satisfacción sobre los supermercados. Mientras que entre los establecimientos mejor valorados con presencia en todo el territorio se encontraba Aldi (con 82 puntos de satisfacción global), Mercadona ocupaba la última posición (con 80 puntos).

Unos resultados que sorprenden si se contrastan con las cifras publicadas por Kantar Media, que posicionan a la cadena de supermercados de Juan Roig como la que más cuota de mercado acumula (25,3%), seguida de Carrefour (9,8%), Lidl (6%) y DIA (4,4%).

Sin embargo, pese a su público, Mercadona ha perdido un 1,2 por ciento de su cuota de mercado desde marzo de 2022 a enero de 2023. Una situación que puede deberse a la notoria subida de los precios mencionada en el estudio de la OCU, pero también de la que alertan los usuarios a través de sus redes sociales.

COMPARTIR: