18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA NORMALIZACIÓN DE ESTE TIPO DE ASISTENCIA SANITARIA DESPUÉS DE LA CRISIS del coronavirus HA AUMENTADO CASI UN 50% SUS CONSULTAS

Las secuelas de la pandemia generan beneficios históricos en el negocio de la psicología

Las citas con los psicólogos han incrementado tras la pandemia
Las citas con los psicólogos han incrementado tras la pandemia
Muchas personalidades han reconocido en estos últimos meses la necesidad de un parón en sus carreras para solucionar problemas de salud mental. Desde deportistas y artistas hasta políticos han hecho públicos sus padecimientos psicológicos. No obstante, la realidad de la psicología no solo está concurrida por famosos. Después de la pandemia, la demanda de trato con psicólogos ha aumentado a niveles históricos. Este crecimiento está generando beneficios económicos impensables al sector.

La semana pasada tratamos en elcierredigital.com, la retirada de María Isabel por problemas de salud mental y otros casos similares en el mundo de la música. Para conocer más sobre los trastornos de ansiedad utilizamos la explicación del psicólogo López-Vallejo que asegura que cualquiera puede sufrir trastornos psicológicos y remarca la importancia de buscar soluciones a tiempo con el fin de evitar situaciones muy graves, ya que algunos de estos procesos pueden desembocar en el suicidio, la primera causa de muerte en nuestro país.

El contexto vivido durante la pandemia ha aumentado considerablemente los problemas de salud mental entre la población. El confinamiento extremo durante varios meses, los procesos de duelo interminables por los fallecidos a causa del coronavirus y la precaria situación económica en la que se han visto inmersos algunos ciudadanos a consecuencia de la pandemia han normalizado la necesidad de tratamiento psicológico. 

El confinamiento domiciliario ha provocado secuelas en la salud mental de las personas

Muchos psicólogos pronosticaron durante el confinamiento que cuando terminase la pandemia sanitaria, asistiríamos a una pandemia mental. Ya estamos empezando a ver los primeros coletazos en los datos de la demanda de consultas a psicólogos. Los estudios de algunos expertos han cifrado el aumento entre un 30 y un 50% en la demanda de tratamiento en la sanidad pública. Aquellos que trabajan de forma privada también han constatado un aumento del número de pacientes tras la pandemia.

Este incremento ha provocado que el sector económico de la psicología sea un negocio al alza, de forma que la apertura de consultas privadas se ha expandido. Además de la rentabilidad, otra de las causas principales para embarcarse en el negocio es la falta de medios públicos que atiendan la elevada demanda. Las listas de espera para recibir tratamiento psicológico en el sector público superan los siete meses.

Han aumentado el número de consultas privadas de psicólogos para hacer frente a la enorme demanda

Hace años, los colegios de psicólogos marcaban un precio exacto para cobrar las sesiones con los pacientes, sin embargo, ahora es un mercado libre. Las disposiciones de la Unión Europea al respecto impidieron esta regulación de precios conforme a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). 

En cualquier caso, aunque no existe un precio fijo, el coste medio de una sesión ronda los 50 euros. Y aunque desde luego el precio no es desdeñable, la rentabilidad incrementa con el número de pacientes a los que se atiende diariamente. Para los expertos, entre ocho y diez personas es el número límite para dar un tratamiento adecuado. La multiplicación de consultas diarias por el precio medio arroja una cantidad de entre 400 y 500 euros ganados por los profesionales de la psicología en una sola jornada de trabajo. Estos beneficios económicos son históricos para los psicólogos.

COMPARTIR: