09 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El albaceteño, exfuncionario de tráfico y exárbitro, se enfrenta a un mes de rehabilitación ya que ha perdido la movilidad en piernas, brazos y dedos

Eloy Moreno, el héroe del coronavirus tras 90 días en la UCI: "La gente no tiene ni idea de lo horrible que es pasar por esto"

Exclusiva Eloy durante su salida de la UCI
Eloy durante su salida de la UCI
"No saben lo que es esto" asegura a elcierredigital.com el albaceteño Eloy Moreno, 60 años de edad, funcionario jubilado de la Jefatura Provincial de Tráfico y exárbitro de fútbol. Eloy nos cuenta cómo fue su vida en la Unidad de Cuidados Intensivos de este Hospital General. Hoy cumple 93 días ingresado, de los cuales 90 fueron en UCI, convirtiéndose en el paciente que más tiempo se mantuvo crítico. Desde su cama ahora en el Hospital Quirón nos cuenta qué sintió y como enfrenta esta nueva etapa.

Ante todo enhorabuena Eloy. Eres el héroe del coronavirus en España. Lo tuyo sí que merece ser celebrado, has estado casi tres meses desde que comenzó el COVID-19 ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Albacete. Quizá la primera pregunta sea a nivel médico ¿estuviste consciente todo ese tiempo?

Pues una parte no estuve. Yo me encontraba ingresado en un sanatorio de la capital, el de Santa Cristina, y sé que en algún momento sufrí una caída y perdí el conocimiento. De ahí la ambulancia me recogió y me trajo al Hospital, estuve unos días sin saber nada, ni siquiera donde estaba. Por la gravedad de mi situación me bajaron ya rápidamente a la UCI, donde comenzaron a hacerme el tratamiento.

¿Noventa días?

Bueno, hoy domingo cumplo ya 92 días ingresado en un Hospital, de ellos si noventa han sido dentro de la UCI.

Muy duro....

Sí, ha sido durísimo... (balbucea entre silencios) 

Durante el tiempo que estuviste consciente ¿Qué pensabas de la vida?

Yo sentía que me ahogaba, incluso que no podía seguir viviendo. De verdad, ha sido una cosa muy dura. Yo había superado ya un cáncer, era de los que creía que la quimioterapia era lo peor que podía pasarle a uno en la vida, pero no. El máldito coronavirus lo supera, esto es lo peor que jamás he sufrido nunca. He perdido amigos, compañeros de trabajo y de todo.

¿Perdiste compañeros?

Si, a una compañera muy querida.

¿Qué tal el trato del personal sanitario?

Excelente. Quiero manifestarlo públicamente. Gracias todo el cuerpo médico. Si estoy hoy aquí es solo por ellos. Todos, sin excepción alguna, se desviven por ti. Son sin duda lo mejor, lo peor son los políticos y quienes aprovechan esta terrible situación.

¿Y ahora qué te espera?

Ahora me han pasado a una habitación del Hospital Quirón y estoy yo solo. Antes era una sola sala donde estabamos un montón de gente y estábamos solo separados por una mampara. Pues ahora estoy casi mejor, pero igual de atendido. 

Perdona que vuelva tu ingreso inicial, eres la persona de España con más tiempo en la UCI durante la crisis del coronavirus, prácticamente has estado toda la pandemia. Cuando uno ve que pasan los días, los meses y sigue ahí dentro de la UCI ¿Qué se te viene a la cabeza cuando atisbas que el tiempo pasa y no sales a planta?

Mucha ansiedad. Sientes que no puedes hacer nada, que los médicos van probando y que no hay resultados, así que prueba una y otra vez. Fíjate, un día me cansé y hablé con una enfermera y le dije que había que buscar soluciones de una vez. Estaba tan cansado que ya había llamado trece veces porque me tenían que limpiar el trasero constantemente.

¿Y el personal de enfermería no daría abasto con una UCI llena?

Hacían lo que podían, pero es que era todo el tiempo: diarrea, diarrea y diarrea. Llegó un punto que estaba totalmente irritado y tenían que echarme cremas todo el tiempo. Las pruebas de algunos medicamentos me han sentado fatal. Pero, de verdad, todo el personal me han tratado muy bien.

¿Ahora mismo cómo te sientes?

Pues mucho mejor, fíjate me han traído una pechuga para comer. Ahora estoy mejor. Lo único malo es que, por ejemplo, la movilidad me ha afectado a los pies, tengo los dedos tiesos y no los puedo mover. La pierna derecha la tengo como un roble, dura y dura, tampoco la puedo mover. Los brazos no tienen fuerzas, no puedo moverlos ni hacer nada con ellos. Dios mío, de verdad es muy duro. Esto es lo peor que le puede pasar a nadie en la vida. Nadie sabe lo que es el coronavirus (afirma entre sollozos)

Ánimo Eloy, sé por el director de elcierredigital.com que te conoce y te estima mucho, que eres un tipo entrañable, fuerte y muy querido en todo Albacete, seguro que poco a poco lo vas a ir superando...

Sí, voy a luchar de nuevo, mañana (hoy lunes para los lectores) comienzo los ejercicios de rehabilitación, porque tengo unas ganas enormes de abrazar a mi hijo.

Todavía no lo has podido ver.

No, no me han dejado aún (de nuevo balbucea entre sollozos).

¿Hablas por teléfono?

Sí, eso sí.

¿Qué te dice?

Que tenga fuerza, que coma mucho. De verdad, me da muchos ánimos. Ahora mismo estoy en una habitación en la que no puede venir nadie, solo una enfermera que me asea y me ayuda a comer. Tienen miedo de que me vuelva a dar la enfermedad y pueda recaer. tengo prohibidas las visitas

¿Qué te han dicho sobre la enfermedad?

Que ya está superada, ya pasó. Pero a partir de ahora viene lo peor, la rehabilitación. Es momento de que coja fuerza, es que he perdido 25 kilos. Ahora estaré sobre setenta y tantos. Debo recuperar masa muscular en piernas y en brazos, ya que he perdió mucho peso.

¿Cómo estás mentalmente? ¿Te sientes listo para enfrentar otra nueva etapa?

Lo estoy. Al final, soy una persona muy tranquila. Siempre he controlado bien mis setimientos y nervios, nunca he requerido medicación para calmarme. Creo que lo peor es cómo lo está pasando mi familia y los amigos. Lo están pasando muy mal.

Ya falta menos... ¿ya ves la luz?

Sí, un mes me han dicho.

¿Cómo te has tomado la noticia?

Me alegré muchísimo. Es una gran esperanza que tengo. He recordado mucho a todos mis amigos, a mi familia, pero también de la gente que sigue ahí y que esta sufriendo. Esas personas que lo pasan igual que yo y que no reciben ayuda, ni nada. A veces me sentía como un perro abandonado por los partidos políticos.

Quizás no es el mejor momento para el tema, pero ¿Por qué abandonado?

Es que solo van a lo que les beneficie a ellos, todo el dinero para la política y luego para la sanidad poco. Fíjate yo pasé por dos camillas rotas. Estuve en una, me la cambiaron por otra rota, hasta que llegó por fín la buena. No puede ser que en un Hospital General como el de Albacete tengan las camillas rotas ¿Es que si no hay mecánicos, no se arreglan las camillas? Además, buscaban medicamentos y a veces, no había. Pero al final, a las enfermeras y médicos del Hospital General y del Quirón ninguna queja, solo mi gran admiración. Las quejas a los políticos.

Son la cara de los hospitales.

Sí. Y es que yo veo a los políticos cuando se les llena la boca diciendo que “dinero para la sanidad”, pero no, no es eso. Hay que dar dinero a Sanidad y Educación y a las demás necesidades, pero hay que hacerlo bien y trabajarlo bien si no, no sirve de nada.

¿Te has planteado ya el día de mañana?... Me refiero, qué vas hacer lo primero cuando logres salir.

Pues si ya me veo yendo a echarme un chapuzón en la piscina por la mañana, luego dar una vuelta y a comprar cosas. En la tarde pasear con el chiquillo por la calle. Yo algunos días visitaba a mis excompañeros de mi trabajo en la Jefatura de Tráfico. De verdad, que hecho mucho de menos el contacto con mis amigos y compañeros.

Salida de Eloy de la UCI. 

¿Vas a cambiar algo de tu rutina?

¿Cómo dices?

Si dejarás de hacer algo que hasta ahora has hecho..

No (Interrumpe). De verdad que no, porque es lo que me gusta. Estar con familia, amigos. Y lo primero que sí haré será visitar a mi compañera que no logró salvarse, le llevaré un ramo de flores al cemeterio. Estoy ya deseándolo.

Tu compañera ¿Estuvo en la misma UCI?

En el mismo hospital, pero en otro piso, hay dos cuidados intensivos. Mis compañeros no me querían decir que ella había muerto, pero yo me enteré por las enfermeras.

¿Las escuchaste?

Si, claro. De hecho, un día antes de yo salir de la UCI, se llevaron a uno. Oí la cremallera. Eran las nueve de la mañana y solo pensé en que no era normal.

¿Estaba cerca de ti?

Al lado mío murió. Estuvo conmigo un mes y medio.

Pero tú lo superaste.

Si, de hecho, me preguntaron si quería psicólogo y yo dije que no. Lamentablemente es así y hay que ser fuerte. Yo no podía haber hecho nada por él, más que rezar por él. Que Dios lo tenga en el cielo. Tenía 30 años y era una increíble persona. Esto es muy duro y la gente no lo sabe y encima el Gobierno que no quiere saber nada. A mi no me han ayudado para nada, me valí de la seguridad privada y mi Sanidad. Pero nadie del Gobierno se ha preocupado por cómo me siento, si puedo o no comer. A las personas que no podemos movernos, tendrían que ponernos a alguien que nos ayudase para no sentirnos como perros abandonados.

Compañía y calor humano

Si. Si. Eso (se reafirma)

Te va leer mucha gente a través de elcierredigital.com ¿Te gustaría transmitir algo sobre tu experiencia a los lectores?

El mensaje que quisiera dejar claro es que hay que ayudar a los otros. Ayudar a quiénes han sufrido la enfermedad. Esto no es un cólera, las personas que lo hemos tenido, ya no lo tendremos, eso espero. Conozco a varias personas que muchos han dejado de hablarles después de pasar por esta terrible enfermedad.

¿Temes que se estigmatice a personas que han tenido COVID?

Si, eso es justo lo que siento. Y tenemos que luchar todos contra ello.

Muchas gracias, Eloy. Descansa y mucha fuerza y ánimo.

A ti, yo el ánimo lo tengo.

COMPARTIR: