24 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según los expertos, las de plazo fijo han ganado popularidad y a las personas que tenían en mente comprar viviendas les han entrado las prisas

La compraventa de inmuebles se dispara ante un futuro aumento de las hipotecas

La subida del precio de las hipotecas acelera los procesos de compra.
La subida del precio de las hipotecas acelera los procesos de compra.
La subida del euríbor ha provocado en España el temor a la subida de los tipos de interés en las hipotecas. Como consecuencia, los clientes con hipotecas de tipo variable intentan cambiarlas por otras de tipo fijo, las cuales han ganado reputación. Por otra parte, la compraventa de inmuebles se ha incrementado ya que los compradores quieren evitar un posible empeoramiento de las condiciones en un futuro próximo.

España tiene miedo a una inminente subida de tipos sobre las cuotas hipotecarias. De este modo, muchos clientes han cambiado sus hipotecas con préstamos de tipo variable a otras de tipo fijo, buscando una seguridad que el mercado inmobiliario no puede garantizar. Los españoles quieren proteger sus ahorros a toda costa, pues el euríbor entró en terreno positivo durante el pasado mes de abril, lo que implica una subida directa en los intereses.

El temor a subidas futuras no solamente ha inundado a aquellos que ya contaban con una hipoteca sino también a aquellos que ya estaban en el proceso de compra, acelerando los trámites para conseguir su hipoteca antes de que estas subidas se hagan más notables. Sin embargo, los responsables de la banca invitan a tomar el asunto con calma, puesto que aseguran que el impacto de las subidas durante este año y el próximo 2023 será reducido en lo que al precio de las hipotecas se refiere.

Las hipotecas se encarecen

Los expertos opinan que la previsión del euríbor para el cierre de 2022 y de 2023 es bastante contenida y que, aunque sí se va a traducir en un encarecimiento de las cuotas, no va a ser excesivo. En una hipoteca media de 100.000 euros, se estaría hablando de una subida de unos 300 euros anuales o, lo que es lo mismo, unos 25 euros más cada mes.

Este hecho, impulsado por una casi segura subida de los tipos de interés en julio por parte del Banco Central Europeo para controlar la inflación de la eurozona, ha provocado un aumento en la popularidad de las hipotecas a tipo fijo. Según los últimos datos publicados por el INE, el 73,8% de las hipotecas sobre viviendas, en febrero, se realizaron a tipo fijo, llegando a alcanzarse así el porcentaje más alto de la serie histórica.

Qué es la hipoteca inversa, la vía para ganar un extra con la casa —  idealista/news

La subida del interés afectará a la cuota de la hipoteca.

Entre los interesados por la hipoteca de tipo fijo, además de los nuevos clientes, llama también la atención el gran número de hipotecados a tipo variable que consultan a sus entidades acerca de cómo cambiar las condiciones de su crédito. De las 15.338 hipotecas que cambiaron sus condiciones el pasado mes de febrero, el porcentaje de hipotecas a interés fijo aumentó del 18,6% al 45,8%, produciéndose un descenso en las hipotecas a interés variable del 80,8% al 52%. Esta situación ha llevado a los bancos ha disminuir su oferta de hipotecas a plazo fijo, que podría suponer una pérdida de ganancias en caso de que el euríbor siga subiendo.

A pesar, de que para los expertos bancarios la previsión del euríbor a cierre de 2022 (0,40%) y de 2023 (1,5%) sigue siendo “bastante contenida” y no va a notarse de manera excesiva en el bolsillo de los hipotecados, todas las entidades dan por hecho que los tipos van a subir entre dos y cuatro veces este año. A pesar de ello, se espera que las subidas no sean muy pronunciadas por lo que el impacto en las hipotecas variables se verá reducido. 

Eso sí, ante el hecho de que las hipotecas baratas parecen haber llegado a su fin, las personas que tenían previsto comprar una vivienda han optado por acelerar el proceso con el fin de evitar verse afectados por un mayor incremento del interés. Esta circunstancia ha provocado un repunte en la compraventa de inmuebles.

Ante estas circunstancias, los especialistas bancarios descartan una nueva burbuja inmobiliaria en España, explicando que el aumento de hipotecas se debe a la necesidad y no al contexto del mercado.

COMPARTIR: