19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Nuevos documentos sugieren que fue la química británica quien registró por primera vez la "doble hélice genética" y no James Watson ni Francis Crick

La historia silenciada de Rosalind Franklin: La revolucionaria que se esconde tras el descubrimiento del ADN

/ Rosalind Franklin
Hace 70 años, James Watson y Francis Crick descubrieron y explicaron la estructura de la doble hélice del ADN. O eso es lo que se creía hasta ahora. Gracias a nuevos documentos descubiertos por dos investigadores, se cree que pudo ser Rosalind Franklin quien hiciera este sorprendente hallazgo. Una carta perdida y un artículo no publicado son los responsables de poner en duda esta historia.

Hace 70 años se produjo uno de los grandes descubrimientos científicos del siglo XX. Según la historia, James Watson y Francis Crick, unos científicos de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, fueron los que lograron explicar la estructura de la doble hélice del ADN.

Cuenta la leyenda que este descubrimiento se produjo gracias al robo de datos a Rosalind Franklin, una química física que trabajaba en el King's College de Londres. Franklin obtuvo la imagen del ADN pero no lograba poder descifrarla, hasta que un día Watson, sin permiso ni consenso, accedió a ella y la descifró en ese mismo instante.

Fotografía 51.

La biología molecular considera esta imagen del ADN como una de las bases principales de su estudio. La llamada Fotografía 51 y su posterior interpretación hicieron que Watson, Crick y su compañero, Maurice Wilkins, ganasen el Premio Nobel de Medicina en 1962. Sin embargo, la historia dejó de lado a Franklin, que nunca recibió ningún premio ni ningún reconocimiento por su descubrimiento y murió finalmente con 37 años en 1958, a causa de un cáncer de ovario.

Nuevos descubrimientos

Este miércoles 26, en la revista ‘Nature’, los investigadores Matthew Cobb y Nathaniel Comfort han declarado que la historia no fue del todo así. Los dos autores se encontraban trabajando en las biografías sobre Watson y Crick cuando descubrieron en Cambridge el borrador de un artículo para la revista ‘Time’ y una carta ignorada por un compañero de Franklin a Crick. El articulo estaba escrito por una periodista en colaboración con la científica y nunca llegó a ser publicado. Todos estos nuevos datos sugieren una historia diferente sobre cómo se realizó el descubrimiento.

Según estos nuevos documentos, Franklin pudo comprender lo que estaba viendo ante sus ojos y contribuyó a su interpretación, tanto o más que sus compañeros masculinos. “Franklin tuvo que entender la Foto 51 ya que era una cristalógrafa experta. Watson usó ese momento dramático de ver una imagen y de repente comprenderla como recurso literario. Pero más allá de emocionar a Watson, esa imagen no era la llave mágica del secreto de la vida y no jugó ningún papel en la resolución real de la doble hélice”, aclaró Comfort al periódico.

Además, declara que “Franklin merece más crédito. Fue una colaboradora igualitaria (del equipo que resolvió la doble hélice), tal como lo describe el artículo abortado de la revista 'Time’”. Los dos investigadores, Comfort y Cobb, coinciden en que Franklin “dio importantes pasos iniciales hacia una solución, proporcionó datos cruciales y verificó el resultado”.

James Watson y Francis Crick

Se cree, que el hecho de que la figura de Franklin no haya sido nunca reconocida se debe al libro de Watson ‘The Double Helix’ (La Doble Hélice), publicado en 1968, en el que describió a Franklin de una manera un tanto antipática. Comfort piensa que la apatía de Watson por la científica fue lo que hizo que Franklin haya pasado a la historia como una técnica sin conocimientos.

La Fotografía 51

La aclamada Fotografía 51 guarda el diagrama de rayos X de la forma B de las fibras de timonucleato de sodio (ADN). Un tema que se ha convertido con el tiempo en parte de la cultura popular. Se llegó a estrenar una obra de teatro en 2015 en la ciudad de Londres titulada bajo ese mismo nombre, 'Photograph 51', que fue protagonizada por Nicole Kidman.

Para ambos investigadores es crucial que se conozca la historia de Franklin. Es muy importante que se conozcan los nombres de las mujeres científicas porque son un modelo a seguir para muchas otras niñas y mujeres que quieren dedicar su vida a la ciencia. Además de ser una mujer que se enfrentó a los problemas de su época, “no solo se enfrentó al sexismo rutinario de entonces, sino también a formas más sutiles incrustadas en la ciencia, algunas de las cuales todavía están presentes en la actualidad”.

COMPARTIR: