04 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los ciudadanos que así lo deseen podrán colocar las cenizas de sus familiares fallecidos de Covid-19 en las capillas de diferentes templos católicos

Las catedrales de España abren sus criptas para depositar las cenizas de los muertos por coronavirus

La Catedral de Albacete habilitará la cripta para colocar las cenizas de los fallecidos por el coronavirus
La Catedral de Albacete habilitará la cripta para colocar las cenizas de los fallecidos por el coronavirus
La crisis del coronavirus está haciendo que los muertos sean incinerados, aunque la familia del fallecido no lo desee así. Varias iglesias y catedrales españolas han puesto al servicio de sus fieles sus instalaciones, capillas, criptas y columbarios. Los familiares que así lo deseen podrán depositar allí las cenizas de sus fallecidos por Covid-19 una vez haya finalizado "esta etapa de enfermedad y dolor", a título gratuito.

El Columbario de la Parroquia de San Juan Bautista, la Catedral de Albacete, lleva desde noviembre del 2016 acogiendo las cenizas de los difuntos en su interior, por lo que sus canónigos responsables han decidido habilitar esta cripta para dar también el descanso definitivo a aquellos fallecidos durante la crisis del coronavirus que tanto está asolando esta provincia de Castilla La-Mancha.

Albacete es uno de los lugares de que más esta sufriendo las consecuencias del COVID-19, que ha dejado a su paso más de 1.100 contagios y más de 100 muertos en esta provincia de Castilla-La Mancha.

Además, el confinamiento impuesto por el Gobierno debido al Estado de Alarma hace imposible que la gente salga a la calle salvo un caso de extrema necesidad. Muchas familias están desesperadas, sobre todo aquellas que sufren la pérdida de un familiar. Por eso, la Parroquia de San Juan Bautista (Catedral de Albacete) ha decidido abrir la Cripta de la Capilla de Jesús Nazareno para el enterramiento de las cenizas de los fallecidos durante la pandemia, siempre y cuando los familiares lo decidan. Todo a título gratuito.

Desde el 2 de noviembre de 2016, el Columbario de la Parroquia de San Juan Bautista (Catedral de Albacete) viene acogiendo las cenizas de los difuntos que así lo decidieron. "El edificio las acoge para que tomen el descanso definitivo en un lugar de reposo y custodia, de memoria y oración por ellos y, sobre todo, como signo de esperanza en la resurrección de los muertos, punto crucial de la fe de los católicos", señalan fuentes episcopales a elcierredigital.com.

Columbario_de_la_catedral_de_Albacete

Columbario de la Catedral de Albacete

Para ello se ha habilitado la cripta subterránea de la Capilla de Jesús Nazareno como espacio para "el depósito definitivo de urnas de cenizas de nuestros hermanos difuntos", a título gratuito. Los familiares que así lo deseen podrán depositar allí las cenizas de sus fallecidos por Covid-19 una vez haya finalizado "esta etapa de enfermedad y dolor".

La Archidiócesis de Toledo facilita sus instalaciones a las autoridades

La Archidiócesis de Toledo también ha puesto a disposición de las autoridades nacionales, regionales y locales, algunas de sus instalaciones, entre ellas el claustro de la conocida Catedral, con el fin de facilitar a los técnicos sus labores frente a la pandemia del coronavirus.

En concreto, ha ofrecido tanto a la Subdelegación del Gobierno en Toledo como al Ayuntamiento, las dependencias de la Casa de Diocesana de Ejercicios para albergar, si fuera necesario, a funcionarios tales como médicos, enfermeros y enfermeras, policía, militares o miembros de protección civil. En este centro se dispone de 150 plazas.

Archidiocesis_de_Toledo

La Archidiocésis de Toledo habilitará sus instalaciones a las autoridades

También ha puesto a disposición de las autoridades la residencia de la Casa San Bartolomé, con 50 plazas disponibles, así como 40 plazas del Seminario Mayor. Por su parte, la catedral ha ofrecido el claustro del templo por si fuera necesario instalar en él algún centro de atención a afectados.

Iglesias en Ibiza

En Ibiza prácticamente casi todas las iglesias están cerradas así que, de momento, no creo que sea necesario tomar esta medida”, señaló esta semana el administrador diocesano de Ibiza y Formentera, Vicente Ribas, en una entrevista para Diario de Ibiza antes de explicar que sí permanecen abiertas las parroquias de Santa Cruz y de Sant Elm, en la Marina, con horarios limitados. En el caso de la de Santa Cruz, según informaron desde el obispado, está abierta de las 10 a las 20 horas, aunque las actividades pastorales como la catequesis se realizan a través de internet.

La iglesia de Sant Elm, conocida también como San Salvador de la Marina, abre “algunos días a la semana como el domingo, de 11 a 13 horas, por si algún fiel quisiera rezar”. Lo explicó su párroco, Alejandro Vicente Grecco, antes de comentar que desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo “apenas visita nadie” este lugar de culto.

Iglesia_Sant_Elm

Iglesia de Sant Elm en Ibiza

“Tenemos que colaborar para conseguir frenar la expansión del coronavirus tomando las medidas necesarias para evitar contagios”, insistió el administrador diocesano de Ibiza y Formentera. Vicente Ribas detalló que desde el obispado se está enviando material a través de las redes sociales para que las familias oren en casa y que los voluntarios de Cáritas hacen un seguimiento telefónico a personas mayores que viven solas para que se sientan acompañadas.

COMPARTIR: