19 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Sala primera del Alto Tribunal ha tramitado diligencias de ordenación de este escrito que pide anular los autos del Supremo

La Fundación Zaballos presenta recurso de amparo ante el Constitucional contra el Gobierno por las víctimas de la Covid

Tribunal Constitucional.
Tribunal Constitucional.
El Tribunal Constitucional ha dictado diligencias de ordenación en el recurso de amparo interpuesto por la Fundación Zaballos para la Defensa de los Derechos Constitucionales, una resolución que celebra la letrada Emilia Zaballos que, a través de su fundación, representa a las más de seiscientas personas que aseguran ser víctimas de un “homicidio imprudente de sus familiares” consecuencia de la gestión que el Gobierno de Pedro Sánchez realizó durante la crisis del coronavirus.

La Sala Primera del Tribunal Constitucional ha dictado diligencias de ordenación en el recurso de amparo interpuesto por la Fundación Zaballos para la Defensa de los Derechos Constitucionales, que pide en el escrito ahora admitido a trámite la anulación de los dos autos dictados por el Tribunal Supremo por las que se inadmiten las querellas presentadas contra la gestión que el Gobierno de Pedro Sánchez realizó de la pandemia.

Precisamente, el pasado 26 de mayo el Tribunal Supremo dictó la desestimación de los recursos de súplica interpuestos por las representaciones procesales de los querellantes, al considerar que la autoría de los hechos atribuidos a los miembros del Ejecutivo no estaba debidamente justificada.

Una decisión que, entonces, no les sorprendió, tal y como explicó a elcierredigital.com la abogada Emilia Zaballos que, a través de su fundación, representa a las más de seiscientas personas que aseguran ser víctimas de un “homicidio imprudente de sus familiares”. La Sala siguió, según sus declaraciones “el criterio marcado por el Ministerio Fiscal, dejando desprotegidos a todos los querellantes que de forma clara y concisa lo único que están pidiendo es la investigación con transparencia en la gestión de la pandemia por nuestro Gobierno".

Emilia Zaballos. 

“Sabíamos que este proceso no sería nada fácil y que las zancadillas y trabas se nos iban a poner desde el primer momento, pero tenemos claro hacia dónde vamos y como queremos ir”, asegura la letrada, que espera que con este recurso de amparo el Tribunal Constitucional aclare si, “como entendemos, el derecho a la tutela judicial efectiva y el principio de igualdad ante la ley han sido infringidos, en los supuestos de todas las denuncias y querellas interpuestas en relación a la responsabilidad penal de altos cargos del Gobierno de España, de tantas muertes y secuelas que han y siguen padeciendo la multitud de personas que han podido superar la enfermedad del COVID 19”.

De hecho, en el escrito remitido a este Alto Tribunal, la Fundación Zaballos, como acusación popular y particular, argumenta que, en una pandemia, el garante, el que tiene la obligación de salvaguardar los derechos de las personas, en este caso la salud, es el Gobierno de España, el único órgano competente para establecer las medidas necesarias que hubiesen impedido el resultado de muerte de miles de personas.  “La ocultación, o no, de la información, que por su condición, tuviesen como Gobierno de España, incidió en los resultados, pero independientemente de que hubiesen hecho pública toda la información de la que disponían o podían disponer, lo que es un hecho incuestionable es que no se adoptaron las medidas necesarias para impedir el contagio de personas, cuando eran los únicos que inicialmente podían decretarlas, y el haber retrasado la imposición de las medidas que más adelante se establecieron, causó innumerables muertes y secuelas a los que han sobrevivido tras sufrir la enfermedad”.

Ahora, con las diligencias de ordenación dictadas por el Tribunal Constitucional, los querellantes tendrán que esperar al informe del Ministerio Fiscal, cuya postura, temen, "será la de continuar la misma línea que ha seguido hasta ahora, es decir, solicitará que se archive la causa al no existir hechos objeto de enjuiciamiento y, mucho menos, de derivación de responsabilidad frente a los querellantes".

No obstante, desde la Fundación Zaballos no se rinden y animan a todo aquel que considere unirse a la causa, a ponerse en contacto a través de su número de teléfono, 913 103 000 o de su correo electrónico, Víctimas@fundaciónzaballos.es. 

COMPARTIR: