27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En España, uno de cada diez niños reconoció haber sido víctima del «bullying» durante 2020 en más de dos ocasiones al mes

Javier Urra, psicólogo y exdefensor del menor, alerta del aumento del acoso escolar

Violencia en las aulas
Violencia en las aulas
El bullying, también llamado acoso escolar, se ha convertido en una lacra social que aumenta día a día, favorecido por la tecnología. La situación requiere soluciones inmediatas y los profesores necesitan herramientas para actuar en contra. El doctor en Psicología y en Ciencias de la Salud, Javier Urra, ha señalado a elcierredigital.com las indicaciones que pueden seguir los padres que hayan detectado que su hijo sufre acoso escolar, o por el contrario, es el acosador.

Según el último estudio informe publicado por la UNESCO, uno de cada tres estudiantes fueron víctimas de acoso escolar en 2019. En España, según el último estudio elaborado por Macmillan Education, 1 de cada 10 reconoció haber sido víctima del «bullying» durante el año 2020 en más de dos ocasiones al mes.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, los niños no dicen que son acosados. El psicólogo y experto, Javier Urra, lo explica: "Las tres principales causas que influyen para que no lo cuenten son: que creen que no les van a creer, que temen que la situación pueda empeorar si los acosadores le consideran un chivato y, por último, que estiman que si el profesor no se ha dado cuenta de lo que pasa, tampoco va a cambiar si lo dice".

De forma general, los niños que son acosados suelen tener características comunes: "el acosado es un niño que no sabe defenderse, que tiene pocas habilidades sociales y carece de un grupo que le defienda. Normalmente, el niño es algo distinto, diferente en su orientación sexual, sus gustos, muy estudioso…etc. Sin embargo, el agresor puede ser un chico que no se siente querido pero que quiere ser temido. Puede que sea violento en el hogar, pero en el fondo no se siente bien, lo quiere es sentirse respetado. El acosador es un chico que también necesita ayuda, quizá necesite primero una sanción pero, desde luego, necesita ayuda", señala Urra.

La importancia de los espectadores o testigos en el bullying

Los testigos, o espectadores, son muy importantes a la hora de acabar con el acoso escolar o bullying. Uno de los rasgos más importantes del acosador es que necesita exhibir su poder, sentirse fuerte, dominante y saber que los demás aprueban su liderazgo.

Niña sufriendo acoso escolar.

Javier Urra hace gran hincapié en la figura de estos niños y recalca su papel para poner fin al acoso escolar que sufren sus compañeros. "Si los niños no mirasen para otro lado, el agresor no tendría cabida. Por eso, es esencial la función de liderazgo de la maestra o maestro, que ha de hacer entender a los chavales que son testigos de estos comportamientos el sufrimiento de la víctima y desmontarles la idea que tienen de lo que es un chivato".

¿Cómo pueden ayudar los padres a su hijo acosado?

El acoso puede generar en los niños sensaciones de impotencia y de miedo al rechazo y, al mismo tiempo, hacer que se sientan aislados e incomprendidos, según expertos del Instituto de Ciencias de la Educación (ICE) de Estados Unidos. Estos factores podrían hacer que los niños prefieran no expresar verbalmente lo que les sucede, por lo que se recomienda prestar atención a los cambios de comportamiento. 

El psicólogo, Javier Urra ha dado algunas recomendaciones a los progenitores en caso de que descubran que un niño o joven sufre amenazas o algún tipo de acoso.

"Lo primero que tienen que hacer los padres es hablar con los hijos antes de que pase algo. Preguntarles si son agresores, víctimas de acoso escolar o testigos. Si su hijo se encuentra en alguna de las tres opciones cuando está en clase, tienen que hacérselo saber al profesor pero, sobre todo, los padres tienen que mostrarse seguros con ellos", indica el psicólogo. 

Aumento de violencia en las aulas

Además del aumento de acoso escolar, las agresiones en los centros educativos son cada vez más frecuentes. El pasado 9 de febrero, la directora de un instituto de Navarra fue agredida por un menor del centro al intentar prevenir una agresión entre alumnos del instituto. 

Los casos de violencia y acoso escolar hacia los profesores también han aumentado considerablemente. Son las víctimas de las que no se habla y, sin embargo, en los últimos años se han visto incrementados los casos entre el profesorado. El acoso escolar no sólo implica a los alumnos, también involucra a los docentes.

COMPARTIR: