24 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo aumentar sus niveles de hormona de crecimiento

La hormona de crecimiento no solo es fundamental para los niños lo es también para todos a lo largo de nuestra vida. Esta hormona que se produce en la glándula pituitaria es básica para mantener los órganos y tejidos de nuestro cuerpo.

El principal problema es que esta hormona es que a partir de la mediana edad su producción se reduce lentamente, con lo que sus efectos positivos se reducen. Afortunadamente con soluciones como las de esaludasturias.org y ciertos cuidados ayudan a producir hormona de crecimiento y a beneficiarte de todas sus propiedades, como es la mejora de la masa muscular y la reducción en la cantidad de grasa corporal en adultos mayores. Lo explicamos.

Consejos para generar hormona de crecimiento

La hormona de crecimiento contribuye a muchos procesos metabólicos ya sea solo con la propia hormona como de forma combinada con otras hormonas. Además del ya señalado efecto positivo con músculos y reduciendo la grasa, también sobre el colesterol, haciendo más duros los huesos y, por supuesto, ralentizar el envejecimiento.

El reto está en revertir lo que ocurre con tu cuerpo de forma natural, la ralentización, buscando incrementar los niveles y así maximizar todos los posibles beneficios que puedes conseguir. No hay un secreto único y las tareas para conseguirlo son todas sanas y buscan combinar los beneficios de la alimentación, del ejercicio y de hábitos saludables. El objetivo es claro, estimular la glándula pituitaria con prácticas que son siempre sanas

Si conseguimos incrementar los niveles, el organismo trabajará mejor en estos procesos y podremos aprovecharnos de sus beneficios. Para conseguir esto, hay varias estrategias. Yo me centraré en la más natural, segura y menos costosa. Mediante una combinación de ejercicio, dieta y buenos hábitos conseguiremos aumentar los niveles de forma endógena. Es decir, haremos que nuestra glándula pituitaria segregue más hormona de crecimiento por si sola.

Ejercicio intensivo: El ejercicio es siempre beneficioso para nuestro organismo y lo es ya sea ejercicio aérobico o anaeróbico. Pero a la hora de estimular a la hormona de crecimiento es el anaeróbico el que más beneficios podemos conseguir. Estos ejercicios de alta intensidad no necesitan tanto oxígeno para quemar energía fortaleciendo sistema musculoesquelético y estimulando la glándula pituitaria.

Dieta y azúcares: Uno de los cuidados que debemos tener para que el ejercicio anaeróbico sea más beneficioso es evitar el consumo de azúcar al menos hasta que los músculos se relajen (en un plazo que se sitúa alrededor de las dos horas). Con ello se intenta que no se evite que el hipotálamo un área del cerebro que genera procesos hormonales y ayuda a estimular muchos procesos importantes en el cuerpo, entre ellos la generación de hormona del crecimiento.

Esto debemos extenderlo a las comidas, buscando aquellas cuyo índice glicémico de los alimentos, es decir la capacidad que posee un alimento de incrementar los niveles de glicemia o azúcar en la sangre, sea bajo.

Por ello, debemos usar carbohidratos con índice glicémico bajo (55 o menos) como son arroz y pastas integrales, pasta tipo spaghetti, frutas en general, especialmente cerezas, fresas, manzanas, mandarinas o mangos, verduras en general especialmente de hoja verde y frutos secos.

Los beneficios de un hígado sano: El hígado es un órgano fundamental para la producción de hormona de crecimiento ya que es el órgano que absorbe toda la producción de hormona. Por ello es importante limitar la ingesta de alimentos grasos como de alcohol que puedan causar patologías hepáticas que dañen el hígado y dificulten su funcionamiento.

Cuidar el sueño: Dormir bien es vital para la salud y lo es aún más para la producción de hormona de crecimiento. Esto es así porque casi toda la hormona de crecimiento se produce cuando se duerme. Si se interrumpe el sueño, se perjudica esta generación de hormona. Por todo ello procura dormir suficientes horas y que el sueño sea de calidad.

COMPARTIR: