22 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La compañía aragonesa de gestión de desechos mezclaba papel destinado al reciclaje con restos de alimentos, ropa, componentes electrónicos y juguetes

La empresa de reciclaje Saica Natur se enfrenta a una multa por enviar residuos ilegales a China

Saica Natur.
Saica Natur.
La empresa zaragozana de gestión de residuos Saica Natur se enfrenta a una multa por enviar desde su planta de Croy, en Escocia, 1.275 toneladas de basura en las que se mezclaba papel destinado al reciclaje con otros desperdicios como alimentos, ropa o juguetes. La compañía que dirige Guillermo Vallés Albar, acusada de incumplir la normativa sobre envíos internacionales, ha reconocido ante los tribunales escoceses ""haber violado las regulaciones" vigentes.

Saica Natur, la división de negocio del Grupo Saica encargada de la gestión de residuos y servicios medioambientales, se enfrenta a una elevada multa por enviar cientos de toneladas de residuos ilegales desde su planta de procesamiento de Croy, en Lanarkshire, Escocia, hasta China.  Así lo recoge el portal Daily Record que, además, señala que la empresa aragonesa ha admitido ante la Justicia "haber violado las regulaciones internacionales de envío de desechos".

Tal y como recoge el citado medio, Saica Natur envió, aparentemente por error, residuos provenientes de desechos domésticos -desde pañales y alimentos hasta ropa y juguetes- mezclados con papel que debería haber sido reciclado, que fueron interceptados por los oficiales de medio ambiente. En total, 1.275 toneladas de basura en 51 contenedores con destino al país asiático, y que suponían unos beneficios de cerca de 22.000 de libras para la compañía que dirige Guillermo Vallés Albar.

Un vehículo de Saica Natur. 

Dichos contenedores fueron bloqueados por la Agencia de Protección Ambiental de Escocia (SEPA), la mayoría cuando ya se encontraban en tránsito, ante la sospecha de los investigadores de que en la empresa se estaban llevando a cabo irregularidades. 

Pañales, comida y juguetes en envíos de papel

En este sentido, el fiscal de delitos ambientales que lleva el caso, Joe Stewart, ha indicado a los medios escoceses que "los oficiales de la SEPA se preocuparon por la calidad de los residuos de papel tras una visita al depósito de Croy". Gracias a las pesquisas de los investigadores "se estableció que 48 contenedores estaban en tránsito hacia China, incluidos 29 que habían llegado a Bélgica. Otros tres estaban en el puerto de Grangemouth". Todos fueron interceptados.

Tras comprobar que los envíos contenían desperdicios de comida, equipo eléctrico, ropa y juguetes, la SEPA ordenó detener todas las exportaciones de Saica Natur, y acusó a la empresa de incumplir la normativa sobre envíos internacionales por considerar las cargas como residuos mezclados. "Si bien se espera una pequeña cantidad de contaminación, el nivel detectado superaba los límites permitidos". 

Ahora, Saica Natur se encuentra a la espera de la sentencia que, tal y como avanzan los medios locales, podría hacerse pública el próximo mes. 

COMPARTIR: