23 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La medida trata de evitar las imágenes de las ‘colas del hambre’ aunque según varias asociaciones "desprotege a la mayoría de familias necesitadas"

La cara 'B' de las tarjetas monedero del Gobierno: "Son insuficientes y actúan como cortina de humo"

El Cierre Digital en Persona haciendo la compra en un supermercado.
Persona haciendo la compra en un supermercado.
El pasado martes el Gobierno anunció que pondrá en marcha el proyecto de las llamadas tarjetas monedero, que podrán ser canjeadas en supermercados por las familias más vulnerables de nuestro país, que encabeza la lista de la UE en pobreza infantil. Estas tarjetas tratan de evitar imágenes como las de las polémicas ‘colas del hambre’ aunque, según varias asociaciones, entre ellas Fundación Madrina y FESBAL, la medida "desprotege a la mayoría de las familias necesitadas".

El Ejecutivo de Pedro Sánchez anunció que a partir del mes de mayo las familias españolas de bajos recursos económicos ya no recibirán las habituales bolsas de alimentos. En su lugar se les proporcionará una tarjeta monedero que podrán canjear en determinados supermercados por alimentos y otros productos necesarios. Esta medida ha cogido por sorpresa a muchos, incluido Conrado Giménez, fundador y presidente de la Fundación Madrina, que ha expresado su indignación durante una entrevista con elcierredigital.com.

Esta modificación en el sistema estaba planeada en la legislatura anterior, pero finalmente se ratificó el pasado martes en el Consejo de Ministros a solicitud del Ministerio de Derechos Sociales. El objetivo principal de este cambio, según el Ejecutivo, es desestigmatizar las llamadas 'colas del hambre' y combatir la pobreza infantil en España, que actualmente es la más alta de la Unión Europea según los últimos registros.

Sin embargo, para Conrado Giménez esta medida es "una cortina de humo para intentar que no se vean las colas del hambre. Además, es insuficiente, han destinado cerca de 100 millones cuando nosotros estimamos que harían falta 6.000 millones para acabar con la pobreza en España", sostiene el presidente de la Fundación Madrina.

4654

Miembros de familias necesitadas en las llamadas 'colas del hambre'

Durante los primeros meses el proceso será gestionado por el Ministerio de Derechos Sociales hasta que las comunidades autónomas implementen el sistema. La concesión directa de la subvención estará a cargo de Cruz Roja Española, que llevará a cabo el programa perteneciente al Fondo Social Europeo Plus. 

En total, se destinarán 100 millones de euros a la asistencia básica en materiales para familias con hijos en situación de pobreza extrema. De este monto, 95,5 millones estarán destinados a gastos de alimentación y 4,7 millones a gastos técnicos relacionados con la implementación del programa.

El presupuesto de cada monedero

Las cuantías que irán desde los 130 hasta los 220 euros mensuales dependiendo del número de miembros en la familia. De esta manera, en una familia de un adulto y un menor la cuantía será de 130 euros al mes, mientras que para un adulto con dos menores —o dos adultos y un menor— será de 160 euros. Cuatro miembros recibirían 190 euros y cinco o más 220 euros al mes. En palabras del presidente de la Fundación Madrina: "es totalmente insuficiente, nosotros hemos estimado, tirando a la baja, que el mínimo gasto por familia ronda los 430 euros al mes, muy lejos de cualquiera de las cantidades que ofrece el monedero". 

654cffa1452eb.r_d.1548-1699

Fotografía de un supermercado

Según fuentes oficiales del ministerio, estos montos son más altos que los que estas familias recibían a través de la entrega de alimentos, ya que se estima que recibían 6 euros por persona al mes. Sin embargo, varias asociaciones, incluidas Madrina y FESBAL, advierten que los datos no son correctos en este sentido, pues las anteriores ayudas cubrían más elementos y ayudaban a más personas.

Por su parte, Conrado Giménez señala que "esto es ingeniería social de despacho, no nos han tenido en cuenta a ninguna asociación para estimar el gasto ni para comunicar la medida, todo ha sido muy improvisado y además con unas cantidades irrisorias".

Un argumento muy parecido es el que sostiene FESBAL —la Federación Española de Bancos de Alimentos—, que advierte que este fondo no cubrirá las necesidades de todas las familias y el Gobierno es consciente de ello. Por lo tanto, esta herramienta social no excluye otros programas, acciones o líneas de financiación, que se espera que empiecen a estudiarse en los próximos meses.

Quiénes optan a las tarjetas monedero

Según ha explicado el Ejecutivo de Sánchez, estas tarjetas monedero se dirigirán a familias con niños a cargo que ganen menos del 40 por ciento de la renta promedio. Según las estimaciones de la Secretaría de Estado de Derechos Sociales, esto beneficiaría a alrededor de 70.000 hogares españoles. La evaluación y selección de los beneficiarios, así como la entrega de las tarjetas, serán responsabilidad de los Servicios Sociales de cada comunidad autónoma. 

El presidente y fundador de la Fundación Madrina ha explicado durante su entrevista con este medio que "se estima que en España hay más de un millón de familias bajo el umbral de la pobreza, y la medida está destinada a ayudar solamente a 70.000, algo que consideramos totalmente insuficiente".

113038

Distribución de las ayudas del Gobierno y porcentaje de pobreza por comunidad / Elaborada por Fundación Madrina

La Fundación Madrina ha elaborado una tabla donde detalla el porcentaje de hogares con niños a cargo en España que tienen ingresos inferiores al 40% de la renta media, divididos por comunidades autónomas. También se incluye la distribución de la compra de alimentos por parte del Estado en comparación con el porcentaje de pobreza, con el objetivo de evaluar si la distribución ha sido equitativa o no.

Giménez explica que "en comunidades como Madrid o Cataluña la diferencia entre el número de familias necesitadas y las ayudas recibidas no es demasiada. Sin embargo, en comunidades como Murcia, Ceuta o Melilla vemos diferencias de hasta 25 puntos porcentuales, dando muestra del gran número de personas que quedan desprotegidas de esta medida".

Los ‘pros’ y los ‘contras’ de las tarjetas monedero

Una de las pocas aunque señaladas ventajas de esta nueva medida es la disponibilidad para las familias de adquirir alimentos frescos, cosa que no era factible mediante los bancos de alimentos. No obstante, en el acuerdo se establecerán los establecimientos y artículos que se pueden comprar. Por ejemplo, puede cubrir la leche pero no el alcohol. Del mismo modo, se proporciona cobertura para las compresas pero no para el maquillaje.

Conrado Giménez indica que "tampoco se cubren alimentos básicos como la leche en polvo, que ronda los 15 euros en el mercado y que sí incluían otras ayudas anteriores que ahora no se contemplan".

Una importante diferencia es el cambio de un programa de entrega directa de alimentos a otro que utiliza tarjetas monedero. Según el Gobierno, recibir dinero es menos estigmatizante que recibir alimentos básicos. Sin embargo, para la Asociación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), "lo que realmente estigmatiza es no tener suficiente dinero para comer"

las-colas-del-hambre-crecen-con-la-inflacion-en-madrid

Una de las 'colas del hambre' en Madrid.

El nuevo programa de ayuda ya no será gestionado a nivel nacional. Según el ministro Pablo Bustinduy, este año el Gobierno se encargará de la gestión, pero a partir de 2025 las comunidades autónomas asumirán esa responsabilidad. El costo total del nuevo programa de ayuda (95,5 millones) no varía significativamente en comparación con años anteriores (97 millones en 2023). Sin embargo, es menos eficiente según sostiene FESBAL. Antes, los alimentos se adquirían mediante licitaciones, pero ahora los ciudadanos deberán ir directamente a los supermercados.

Según expresan desde la principal organización de bancos de alimentos en nuestro país, también hay un problema con el número de beneficiarios. El Gobierno ha indicado que con el nuevo programa planea atender a 70.000 familias vulnerables, mientras que los programas anteriores, con el mismo costo, ayudaban a 1.400.000 personas. En este sentido, FESBAL ha advertido que "el nuevo sistema dejará sin protección a más de 350.000 familias que no cumplen con los criterios establecidos por la ley".

La clave, según FESBAL, es que este programa deja de ser para toda la población en situación de pobreza y se centra exclusivamente en familias vulnerables con hijos, lo cual deja desprotegidas a miles de personas que no se ajustan a ese grupo. 

COMPARTIR: