08 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La cinta es interpretada por el actor gaditano Alfonso Rodríguez Naranjo y la actriz sevillana María Díaz Mejías

‘A dos metros de distancia’: El corto que conmueve Internet sobre la soledad de los mayores en el COVID-19

"A dos metros de distancia" es un entrañable corto entre dos ancianos que viven solos
El corto, disponible en la plataforma de YouTube, cuenta como se conocen dos ancianos que conviven ventana con ventana en esta época tan dura para las personas de la Tercera Edad. Solo se comunican con gestos y, poco a poco, durante el vídeo se ven atisbos de más cariño y más afecto entre ellos, dos sentimientos que necesitan tanto aquellos mayores que, por circunstancias de la vida, se han quedado solos en sus casas.

Él tras una ventana baila con su cepillo de barrer, ella abre la suya para regar una planta que tiene, ellos son dos ancianos que conviven frente a frente, pero en distintos pisos. Los dos se miran y les entra la vergüenza, pero a poco van reuniendo el valor suficiente para abrirse y animarse el uno al otro, pese a que les separa poco terreno.

Así es el entrañable corto llamado “A dos metros de distancia”, cuyo trasfondo es el apoyo hacia los mayores que viven en soledad en una época tan dura como la pandemia por el coronavirus Covid-19 que, sobre todo, afecta gravemente a las personas de la tercera edad.

El metraje es interpretado por el actor gaditano Alfonso Rodríguez Naranjo y la actriz sevillana María Díaz Mejías, los cuales conviven en un mismo domicilio de Madrid. Los dos padecieron el coronavirus. En una entrevista para Radio Cádiz SER, Alfonso relataba que “a mí me ha dado más fuerte que a ella, debe ser cosa de la edad”.

Los dos se ríen del virus porque lo pasaron y porque tuvieron suerte de que no fuera demasiado fuerte contra ellos, por lo que no necesitaron ir al hospital. Gracias a ese percance surgió la idea de crear el corto. “La idea surgió al descubrir unas máscaras que teníamos en casa y que usamos hace años”, contaba María.

Este vídeo se puede ver en esta dirección de youtube: https://www.youtube.com/watch?v=zv_y8sPemr8&feature=youtu.be  ya que el propietario ha prohibido su reproducción en otras webs.

 

En apenas cuatro días lo rodaron, aunque, como explicaba María para la misma radio, “lo más duro fue tener que hacerlo con los síntomas del virus”. Una vez terminado, lo colgaron en YouTube y lo pasaron a sus amigos además de subirlo a las redes sociales. Pronto llegaron las felicitaciones y los elogios para los dos.

“Nosotros sabíamos que habíamos creado algo bonito. De hecho, alguna vez nos pillamos en casa con los ojos llorosos y nos decíamos: Acabas de ver el corto, ¿verdad? Y era así. Pero no nos esperábamos tantas reacciones bonitas”, indicaba María durante su intervención.

El futuro para los actores

Al más puro estilo de las películas del difunto Charlie Chaplin, “A dos metros de distancia” no tiene diálogos. Avanza con una delicada banda sonora y el sonido del cordel del tendedero, clave en el desarrollo y conclusión de esta película.

Los personajes con máscara no necesitan la expresión de sus caras para emocionar, una de las mayores grandezas de esta película. Sus rostros sin facciones universalizan una historia que conmueve porque evoca a tantos mayores (padres, abuelos...) que han tenido que pasar el confinamiento en medio de una brutal soledad. "Son los grandes olvidados", resume Alfonso a modo de justificación de su minifilm.

A_dos_metros_de_distancia_2

"A dos metros de distancia" es interpretado por los actores andaluces Alfonso Rodríguez y María Díaz

Alfonso y María son actores y se enfrentan a la incertidumbre que esta pandemia ha llevado a su profesión. “Esta es una profesión en permanente crisis, pero no me veo haciendo otra cosa”, concreta María, en una reflexión que comparte también Alfonso. En medio de toda este tedio y desesperación por como ver que ya queda poco para salir de este túnel, ellos decidieron hacer lo que mejor saben: Crear, interpretar y emocionar. Gracias ello, ha nacido esta pequeña historia que ya ha emocionado a más de uno.

COMPARTIR: