17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El niño de 8 meses hallado sin vida en un parque maño este domingo y el recién nacido encontrado igual en un armario en Valencia, las últimas víctimas

Salud mental y divorcios, principales causas del abandono y muerte de bebés: Los casos de Zaragoza y Valencia

El árbol donde se encontró al bebé de Zaragoza muerto.
El árbol donde se encontró al bebé de Zaragoza muerto.
El hallazgo del cadáver de un bebé de ocho meses en Zaragoza se une al recién nacido fallecido en Valencia que fue encontrado en un armario la pasada semana. Dos víctimas más que suponen un total de 15 bebés muertos o abandonados este año 2024, más del doble que en 2020. Según datos oficiales, las principales causas de abandono o muerte de bebés son la salud mental de los progenitores y los divorcios. En el caso de embarazos adolescentes es el miedo a los padres y al futuro la primera causa.

El pasado viernes 23 de febrero desaparecían en Zaragoza una madre y su hijo de ocho meses. La desaparición fue denunciada por la pareja de la mujer de 31 años de edad, que advirtió a las autoridades de que la joven estaba atravesando una depresión. Tan solo dos días después, fueron hallados ambos. El bebé fue encontrado muerto junto a un árbol cerca de la antigua estación de El Portillo, en Zaragoza.

Según han informado desde el diario Heraldo, la madre del menor será llevada a disposición judicial, previsiblemente, este miércoles, cuando se agote el plazo máximo de 72 horas desde su detención. El mencionado diario publica, además, que volvía a estar embarazada y que antes de la muerte de su hijo el pasado domingo, ya había perdido a otro descendiente a una corta edad.

Las autoridades siguen investigando el caso y las causas de la muerte del bebé. Aunque las primeras pesquisas indican una muerte violenta, todavía falta por determinar si fue un homicidio o una muerte imprudente, y analizar el estado psicológico de la madre. En el caso de sufrir algún tipo de trastorno, podría suponer un atenuante o incluso eximente a la hora de recibir condena.

Un recién nacido muerto en un armario

Es la segunda muerte de un bebé en menos de una semana que las autoridades se están encargando de investigar. El pasado día 20 la Guardia Civil alertaba de la detención de una mujer de 22 años acusada del asesinato de su bebé recién nacido.

Agente de la Guardia Civil.

Según trascendía, la mujer, que vivía con sus padres en la provincia de Valencia, les ocultó el embarazo y dio a luz al bebé en su habitación sin ayuda sanitaria. Tras sufrir una hemorragia interna, se asustó y pidió a sus padres que la llevaran al hospital. Al llegar a casa, los padres de la joven encontraron al recién nacido muerto en un armario. Por respeto a la familia, estos son los únicos datos que se conocen por el momento.

Muertes y abandonos de bebés: los datos

Según datos de Instituto Nacional de Estadísticas (INE), este 2024 ha habido, de momento, un total de 15 muertes o abandonos de bebés. El motivo más habitual por el que se han producido estos abandonos o muertes es la salud mental de los progenitores (10 casos), seguida de la violencia de género (4 casos) y la falta de apoyo social.

Estos 15 casos suponen más del doble de los registrados en el año 2020, que llegaron a la cifra de seis. Además, este 2024 ya se han registrado 15.000 casos de menores que sufren maltrato, ya sea físico, psicológico o sexual.

Según un informe de la Fundación Madrina, dedicada a la protección de la infancia y la mujer, de las muertes y abandonos de bebés ocasionadas el pasado 2023, un 35% se deben al abandono o separación de la pareja, seguidas de un 25% por la pérdida de empleo, 15% por amenazas de la familia y de servicios sociales, 10% de problemas de salud mental de uno de los padres con ideaciones suicidas y homicidas, 10% de falta de apoyo y ayudas sociales y 5% por razones culturales.

Todos estos datos pertenecen a personas adultas como las de los casos anteriormente descritos. En adolescentes, el principal motivo por el que se dan estos sucesos es el miedo a los padres y al futuro (35%), seguido de las amenazas de la familia y servicios sociales (30%), falta de apoyo y ayudas sociales (20%), razones culturales (10%) y trastornos de la madre con ideación suicida u homicida (5%).

A falta de esclarecer cuál de estas causas fue la que ocasionó la muerte de ambos bebés, estos sucesos suman dos víctimas más a las estadísticas, que han aumentado a más del doble en tan solo cuatro años.

COMPARTIR: