02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Patatas, cebollas, garbanzos, espárragos, alubias, uvas y tomates son traídos de fuera", según las denuncias de los consumidores

Mercadona vende productos extranjeros mientras los agricultores españoles se quejan de sus precarias condiciones

El Cierre Digital en A la izquierda, unas patatas de Israel y a la derecha unas con origen en Francia.
A la izquierda, unas patatas de Israel y a la derecha unas con origen en Francia.
Además de poner los tractores en las carreteras cortando el acceso, los agricultores españoles se han emplazado en las sedes de varios Mercadona para paralizar el transporte de mercancías. Con ello pretenden denunciar el dinero que reciben por sus productos, muy inferior al precio por el que se venden en los supermercados. Además de esta denuncia, no hay que olvidar las quejas que acumula Mercadona por vender numerosos productos de importación a pesar de contar con alternativas nacionales.

El pasado 6 de febrero los agricultores españoles se unían a las protestas iniciadas por sus vecinos franceses. Con sus tractores han cortado carreteras y acudido a sedes de grandes supermercados como Mercadona en varias provincias, imposibilitando la salida de camiones hacia sus destinos. El motivo ha sido mostrar su indignación por el dinero que reciben por sus productos —que, según afirman, se encuentra en muchos casos por debajo de los costes de producción—, cantidad que contrasta con el precio final que alcanzan en los supermercados.

Un usuario de la red social X remarcaba que mientras que los agricultores afirman que reciben 0,18 euros por el kilo de limones a pie de huerto, en supermercados como Mercadona se encuentra a 2,49 euros, tal y como se puede comprobar en la fotografía que adjunta.

La fotografía, además, muestra el origen de los mencionados limones: Argentina. Para muchos clientes, el hecho de que haya productos de importación en Mercadona habiendo posibilidades de obtener producto nacional, es motivo de queja hacia la compañía. Y aunque no es la primera vez que los compradores de Mercadona inciden sobre esto, las protestas de los agricultores han hecho resurgir el debate.

Los productos españoles “sustituidos” por extranjeros

“Atención: Mercadona elimina 1.800 productos españoles por otros extranjeros de baja calidad con su marca Hacendado; aceite de oliva de Marruecos y Túnez; naranjas de Argentina; pipas de China; leche de Portugal; patatas de Israel; chufa de África; calabazas de Panamá y así hasta 1.800 productos que antes se compraban en España. Cambia de supermercado y hagámosles saber que con el trabajo y la comida no se juega”, así lo exponen algunos usuarios en un mensaje que se ha difundido rápidamente a través de las redes sociales.

Un mensaje que no ha tardado en llegar a la cuenta de Mercadona en X. La compañía ha respondido que “circula desde hace muchos años información falsa sobre” sus productos y ha reiterado su compromiso con “el sector primario español”, que dicen priorizar “siempre que sea viable”.

Una de las máximas de la compañía, que siempre han expuesto cuando este tipo de críticas tomaba peso en la sociedad, es que “más del 85%” de su surtido de productos es “de origen nacional con productos cultivados, pescados, elaborados o transformados en España”.

Sin embargo, con un rápido vistazo a su tienda online se puede apreciar que muchos de sus productos tienen origen extranjero. Manzanas de Italia; patatas de Francia y Portugal; lentejas de Estados Unidos y Canadá; espárragos de China y México; cebollas de Perú y Dinamarca; alubias de China y Argentina y uvas de Perú y Brasil son solo algunos ejemplos de los productos que se pueden encontrar en territorio nacional y que Mercadona oferta de importación. Algunos de ellos son envasados también fuera de nuestras fronteras. Otros, a pesar de ser importados, se envasan en España, lo que, según clientes consultados por elcierredigital.com, “lleva a confusión”, ya que piensan que el producto “es de España cuando en realidad no es así”.

Garbanzo pedrosillano (que recibe su nombre del municipio Pedrosillo el Ralo, en Salamanca), importados de Estados Unidos (USA), como se aprecia bajo el peso.

Esto hace que los agricultores españoles no tengan solo que enfrentarse a la escasa retribución que reciben por sus productos, sino al mercado internacional que ocupa las vitrinas de los grandes supermercados. Según comentan algunas voces a elcierredigital.com, “muchos agricultores españoles están buscando salidas con productos menos perecederos, como las patatas, vendiéndolos por su cuenta. Y las venden mucho más baratas que las patatas importadas, con la consiguiente reducción de la huella ecológica que supone adquirir un producto nacional frente a uno extranjero”.

La polémica de las patatas de Israel

El pasado año, justo cuando comenzaba la guerra entre Israel y Hamás, Mercadona también fue criticada por el origen de sus patatas. “Habrá patatas en España… y Mercadona las trae nada más y nada menos que de Israel… no voy jamás al Mercadona y viendo esto menos”, expresaba un usuario en la red social X.

Otra usuaria de Álava (País Vasco) afirmaba que había comprado patatas de la cooperativa UDAPA en Mercadona pensando que serían patatas nacionales, ya que en Álava destacan por la producción de patata, pero encontrándose en la etiqueta que provenían de Israel.

Un origen polémico por la guerra activa entre Israel y Hamás, pero que no es nuevo. Según ha podido constatar elcierredigital.com, aunque las envasadoras de patatas de Mercadona sean españolas —como es el caso no solo de UDAPA sino de Hijolusa o Meléndez—, el producto suele provenir de Israel o Francia.

En el año 2021 Mercadona siguió con su compromiso de ofrecer producto nacional a sus clientes y afirmó haber comprado 948.000 kilos de patata de Álava a través del citado proveedor UDAPA, lo que suponía un 49 por ciento más que en la campaña anterior. Dos años después, la situación es distinta. Según un artículo de UDAPA del año 2022, ese año la corporativa recogió un 30 por ciento menos de patata alavesa, lo que podría explicar la procedencia internacional de las patatas.

Naranja de Sudáfrica vendida como naranja nacional

Además de la patata, otra de las críticas hacia Mercadona y sus productos “nacionales” tenía que ver con la naranja. Un usuario de X alertaba que Mercadona vendía bajo el anuncio de “naranja nacional”, naranjas cuyo país de origen es Sudáfrica.

Desde la propia compañía de Juan Roig alertan que el hecho de que haya productos de importación en esta temporada del año tiene que ver con diferentes campañas relacionadas como las frutas y verduras de temporada. Así, el pasado octubre garantizaron que comenzaría la campaña de cítricos de origen nacional. Pretendían comprar 220.000 toneladas de cítricos —un 10 por ciento más que el año anterior— de origen nacional, que empezarían a comercializarse en octubre —limones y mandarinas— y noviembre, en el caso de las naranjas. Esto, explicaría, según Mercadona, que antes de ese momento las naranjas vinieran de Sudáfrica, ya que en España no habría comenzado la temporada.

Envases en países extranjeros

Las críticas debido al origen de sus productos o el de su envasado no son nuevas para Mercadona. En el año 2021 elcierredigital.com ya informó de que aunque ofrecían filetes de anchoa del Cantábrico con “certificados que avalan su origen” —según anunciaban desde la compañía—, posteriormente eran “envasados en una planta de Marruecos” de su proveedor, “Francisco Gil Comes”.

Anchoas "del Cantábrico" elaboradas en Marruecos.

Que las anchoas viajen desde el Cantábrico —donde supuestamente se capturan— hasta Marruecos —donde se envasan— y de vuelta a las estanterías de los establecimientos supone “una huella que merma la sostenibilidad del producto”, según algunas voces. Desde Mercadona insistían en que se trataba de pescado capturado en España. "Apostar por conserveras extranjeras es, en esencia, dejar de apoyar a estos sectores en España", reflexionaban críticos con la estrategia de Mercadona a elcierredigital.com.

Esta situación se repite en una amplia gama de productos. Sardinas en aceite de oliva que provienen de Marruecos, espárragos o alcachofas envasadas de Perú... y hasta las legumbres, tal y como ya denunció elcierredigital.com. Aunque los envases indican la procedencia del producto, los agricultores se quejan de que la presentación induce al engaño. No solo porque el consumidor en pocos casos piensa que se importa legumbre de fuera, sino porque si ve “lenteja castellana” o “alubia la granja”, da por seguro que procede de Castilla o de la localidad segoviana. Algo que, en realidad, es bastante diferente y que ha granjeado numerosas críticas a Mercadona en los últimos años.

COMPARTIR: