01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Esta plataforma se basa en el poder de difusión de las redes sociales para exponer y difundir los difíciles casos que acechan a sus protagonistas

'Un Mismo Equipo', la iniciativa popular de un joven para buscar trabajo a personas sin hogar

Persona sin hogar mostrando su esperanza.
Persona sin hogar mostrando su esperanza.
Tras observar la difusión que alcanzó su publicación en redes sociales con la que pretendía ayudar a una persona sin hogar a encontrar un trabajo, Gonzalo se dio cuenta de la gran capacidad que tienen estos medios para colaborar en la solución de estos problemas, por lo que decidió crear "Un Mismo Equipo". Un mes después de su fundación, la iniciativa cuenta con miles de seguidores en redes sociales que ayudan a que las personas mas necesitadas comiencen a ver la luz al final del túnel.

La gran dificultad a la hora de encontrar empleo en nuestro país es una asignatura pendiente contra la que los ciudadanos españoles han estado luchando en los últimos años. Actualmente, el 20,7% de la población en España vive por debajo de la línea de la pobreza. En la zona más baja de este umbral se encuentran los miles de personas que no tienen un hogar y a los que la sociedad ha convertido en invisibles, personas que, debido a su precaria situación, han perdido la esperanza de encontrar un futuro laboral.

Hasta ahora, este grave problema no había recibido la notoriedad mediática necesaria para ser resuelto pero, gracias a la iniciativa solidaria de un joven trabajador del mundo audiovisual y al gran poder de las redes sociales, la solución para estas personas podría estar más cerca de producirse.

Hace tan solo un mes, Gonzalo Perales conoció el caso de Manuel, un electricista sin techo de mediana edad que mostraba un cartel en el que anunciaba que buscaba un trabajo para poder salir adelante. Para intentar ayudarle, Gonzalo decidió subir una foto del hombre y del cartel a sus redes sociales y lo que sucedió a continuación le sorprendió gratamente. La publicación del joven se hizo tan viral que, a los veinte minutos, los dueños de un restaurante se pusieron en contacto con él para solicitar los servicios de Manuel.

Ejemplo de una de las publicaciones de la plataforma de Gonzalo.

Tras esa primera experiencia, Gonzalo fue consciente del gran poder que tienen las redes sociales para lograr un buen fin. Y fue testigo de que muchas personas sin hogar no buscan limosna, sino que piden trabajar para salir de esa dura situación. A raíz del primer caso, Gonzalo decidió ofrecer la oportunidad a cualquier persona sin hogar de difundir su caso y ayudarle a encontrar un trabajo gracias al apoyo de las redes sociales.

Con esta premisa nació Un mismo equipo, la plataforma creada por el joven que tiene como misión “dar visibilidad a los que, en algún momento de su vida, la sociedad les ha dado la espalda”. Según ellos mismos, el objetivo principal de esta iniciativa es emplear la fuerza de las redes sociales para ayudar a estas personas a encontrar de nuevo su sitio y aportarles las herramientas para poder volver a estar en el radar laboral.

Para realizar su labor, Gonzalo entrevista personalmente a las personas sin techo que solicitan su ayuda, crea una “escaleta mental” del perfil de la persona y sube a las redes de la plataforma su foto y la información más relevante. El joven afirma que, gracias a esta iniciativa, la gente se implica no solo en compartir los casos, sino en andar con los ojos bien abiertos por si encuentran casos similares y así avisar a la plataforma.

La clave que ha logrado alzar al éxito a esta plataforma, según Gonzalo, es la empatía que despiertan los casos que se publican, ya que los protagonistas son personas de alrededor de 50 años, que podrían ser perfectamente los padres del usuario promedio de las redes sociales. Para fomentar esa empatía, debido a su profesión y a su pasión por la escritura, la plataforma que dirige no solo se basa en publicar la información, sino que elabora los mensajes con gran cariño y con el fin de conmover a las personas que los lean  y así lograr su ayuda.

La gran difusión de la iniciativa ha hecho que la cantidad de casos que llegan a manos de Gonzalo empiecen a resultar inabarcables, ya que él es la persona que hace todo el trabajo, por eso espera poder delegar parte en voluntarios que, como él, quieran ayudar a cambiar la situación de las personas que más lo necesitan.

En cuanto al futuro de este bonito proyecto, su creador explica la urgente necesidad de su institucionalización, ya que busca que las futuras donaciones para colaborar en sacar de la calle a estas personas mediante el pago de su bono de transporte o de un lugar en el que guardar sus pertenencias, sean realizadas de manera totalmente legal a nombre de la plataforma.

Además de las donaciones, las ayudas por parte de empresas también pueden resultar un éxito para esta iniciativa, ya que, como bien afirma Gonzalo, muchos negocios podrían verla como una oportunidad para mostrar su solidaridad y compromiso con las personas que más lo necesitan.

Esta es una muestra más de las grandes oportunidades que pueden ofrecer las nuevas tecnologías para las personas que, como Gonzalo, quieren luchar por ayudar a los demás y lograr que los que más sufren encuentren una pequeña luz al final del túnel que suponga una esperanza de vida y de futuro.

COMPARTIR: