19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Nuevos estudios clínicos confirman que los horarios laborales extenuantes acaban pasando factura a la salud

Una investigación señala que largas jornadas de trabajo aumentan los riesgos de sufrir accidentes cerebrovasculares

Alargar demasiado la jornada laboral aumenta los riesgos graves para la salud.
Alargar demasiado la jornada laboral aumenta los riesgos graves para la salud.
Las personas con largas jornadas de trabajo tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, especialmente si se mantiene esta tendencia durante diez años o más. Esto es lo que asegura una investigación publicada en la revista 'Stroke' de la Asociación Americana del Corazón.

Los investigadores revisaron los datos de Constances, un grupo de estudio de población francesa que comenzó en 2012. Un conjunto que se creó para obtener información sobre la edad (entre los 18 y los 69 años), el sexo, el tabaquismo y las horas de trabajo derivadas de cuestionarios de 143.592 participantes.  En esta revisión, los investigadores franceses hallaron que en total 1.224 de los participantes sufrieron un accidente cardiovascular; el 29% por ciento (42.542 personas) informaron que trabajan largas jornadas y el 10 por ciento (14.481 personas) aseguraron que ello se mantuvo durante 10 años o más.

Los trabajadores menos protegidos son los que más sometidos están a las interminables jornadas laborales. 

Según los datos que se desprenden del estudio, los investigadores concluyeron que los participantes que trabajaban largas horas tenían un riesgo 29 por ciento mayor de surir un accidente cerebrovascular, y aquellos que trabajaban largas horas durante diez años o más tenían un riesgo 45% mayor de accidente cerebrovascular.

Para establecer un baremo común, se consideró que una jornada de trabajo larga suponía dedicarle más de diez horas durante al menos cincuenta días (10/50) por año. Los trabajadores a tiempo parcial y aquellos que sufrieron accidentes cerebrovasculares antes de trabajar largas horas fueron excluidos del estudio.

Muchos colectivos profesionales tienen extenuantes jornadas de trabajo.

"La asociación entre diez años de largas horas de trabajo y accidentes cerebrovasculares parecía más fuerte para las personas menores de 50 años, subraya la autora del estudio Alexis Descatha, investigadora del Hospital de París y del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica (Inserm)”. Los autores de la investigación destacaron que al ser algo inesperado, necesitan más investigaciones para analizarlo con más rigor.

Entre los colectivos que alargan demasiado sus jornadas laborales están los proveedores de atención médica, que trabajan mucho más que la definición de largas horas de trabajo y también pueden tener un mayor riesgo de accidente cerebrovascular. Entre los consejos que los médicos pueden hacer a sus  pacientes está el de que trabajen de manera más eficiente para no alargar sus jornadas laborales.

Los estudios anteriores notaron un efecto menor de las largas horas de trabajo entre los dueños de negocios, directores ejecutivos, agricultores, profesionales y gerentes. Los investigadores señalaron que podría ser porque esos grupos generalmente tienen una mayor libertad de decisión que otros trabajadores. Además, otros estudios han sugerido que los turnos irregulares, el trabajo nocturno y la tensión laboral pueden ser responsables de condiciones de trabajo poco saludables y de los consiguientes problemas para la salud.

COMPARTIR: