03 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Karina Arcano, de AMYTS, afirma que la subida salarial podría ser inferior para los sueldos superiores a 35.000 euros, los de los facultativos

Los médicos, contra el nuevo convenio colectivo de centros sanitarios privados: “No representa nuestros objetivos”

El Cierre Digital en Médico.
Médico.
El nuevo convenio colectivo para los centros sanitarios privados de la Comunidad de Madrid ha sido publicado en el BOCM. Uno de los puntos más comentados y controvertidos es el de la subida salarial. Según la facultativa Karina Arcano, de AMYTS, este incremento en su sueldo podría ser inferior para los médicos, ya que cobrarían más de 35.000 euros anuales. “No nos vemos representados con este convenio”, declara a 'elcierredigital.com'.

El sector de la sanidad privada llevaba meses intentando conseguir un nuevo convenio colectivo para los centros sanitarios privados que mejorase las condiciones laborales de sus trabajadores. Tras un preacuerdo y la promesa de elaborar un nuevo texto, finalmente el Convenio Colectivo 2023-2026 del Sector de Establecimientos Sanitarios de Hospitalización, Asistencia Sanitaria, Consultas y Laboratorios de Análisis Clínicos ha sido publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) para dotar de más derechos a los trabajadores de este sector en la comunidad autónoma.

Con entrada en vigor el pasado 24 de noviembre y hasta el 31 de diciembre de 2026, uno de los aspectos más comentado en el sector es el de la subida salarial que se ha pactado. Un 15 por ciento de aumento de sueldo que se reparte de dos formas: un 10 por ciento de incremento de las tablas salariales a repartir en los cuatro años mencionados (a razón de un 2,5 por ciento por año) y un 5 por ciento de subida por la carrera profesional.

Aunque ha habido otras tantas mejoras que se estipulan en el convenio, el asunto de la subida de sueldo es uno de los más peliagudos. Y es que, tal y como se refleja en el texto, “a las personas trabajadoras que perciban un salario bruto anual superior a 35.000 euros, solo se les podrá aplicar la absorción/compensación al 50 por ciento de los incrementos pactados año a año”.

Desde elcierredigital.com nos hemos puesto en contacto con la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), cuya responsable de Centros Médicos Privados, la médica Karina Arcano, explica los problemas que implica este punto. “Si tienes un salario mayor de 35.000 euros al año brutos (cantidad superada por cualquiera de los médicos que trabajen en el hospital, incluso aunque acaben de llegar) la empresa puede decidir si aplica la subida o no. Sin embargo, para las categorías con sueldos inferiores a 35.000 euros la subida va a ser siempre efectiva”, desarrolla Arcano.

Hospital privado de Quirón Salud en Tenerife.

Por este motivo afirma que para los médicos este convenio “no es suficiente”: “No nos vemos representados en este convenio”. “Cuando se pone el condicionante de que se puede reabsorber a los que tengan sueldos por encima de 35.000 euros, se deja la puerta abierta a que el año que le vaya mal a la empresa ésta se acoja al convenio y el trabajador se quede sin esa subida salarial”, declara.

La situación de los médicos de la sanidad privada

Según la facultativa, este convenio de clínicas privadas no solo abarca clínicas pequeñas como dentistas o fisioterapeutas, sino también grandes hospitales, tanto de la sanidad privada como de la concertada. Es decir, aquellos centros con pacientes de la sanidad pública cuya gestión ha sido derivada a una empresa privada. “El convenio puede representar a clínicas pequeñas, pero no a los grandes hospitales de la privada y de la concertada. Porque manejan a una gran cantidad de personal y pacientes”, declara la doctora Arcano.

Alerta, además, de que hay una gran diferencia entre ser médico en la sanidad pública y en la privada. “El problema de la privada es que no tenemos carrera profesional. De hecho, en el convenio pone que se tiene que desarrollar de aquí a cinco años. El problema de no tener carrera profesional es que te quedas con el salario con el que entras a trabajar por primera vez. En ocho años, mi salario ha estado prácticamente congelado. En la pública no es así. En estos ocho años, mi salario habría ido creciendo conforme ganase niveles de carrera profesional. La diferencia entre una persona de la privada y una de la pública con ocho años trabajados puede suponer entre unos 5.000 y 7.000 euros en sus sueldos”, explica la médica.

La subida salarial que queda reflejada en el nuevo convenio colectivo no supliría, aún esta diferencia que se da con la sanidad pública. “La subida de un 2,5 por ciento al año es engañosa, porque es un 2,5 por ciento del salario base. Si un médico gana 35.000, el salario base son aproximadamente 20.000, porque los otros 15.000 son complementos. La subida se queda totalmente paupérrima”, sostiene Arcano.

Médicos.

“Hay que negociar mejoras sobre este convenio, que es básico. Se negocia pensando en categorías de salarios inferiores, pero también hay que pensar en las superiores, que son las de los médicos”, alega la médica.

¿Mejoras en el convenio de los centros sanitarios privados?

Además de las compensaciones económicas, el convenio colectivo estipula otro tipo de mejoras referentes a los días de asuntos propios —se estipula que tendrán opción a pedir uno, solicitándose con la mayor antelación posible— o las horas y días libres por acompañamiento a familiares enfermos o que necesiten asistencia. Se condena también el acoso laboral como “falta muy grave” y se establece una duración máxima de un mes para el periodo de prueba en los contratos temporales.

A pesar de estas novedades que el convenio parece implementar, Arcano opina que este convenio es “más o menos igual al anterior”. “A día de hoy, este convenio que han publicado no ofrece casi ningún beneficio con respecto al estatuto de trabajadores actual modificado por la llamada Ley de Familia en materia de permisos retribuidos”, declara.

La facultativa explica que, aunque los organismos que han negociado este convenio con la patronal “tenían su mejor intención y han hecho lo que han podido, ciertamente no es suficiente” y reivindica la lucha por el aumento de derechos de los médicos en la sanidad privada.

COMPARTIR: