16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL TECNOESTRÉS ES UN TRASTORNO CAUSADO POR LA INADAPTACIÓN Y LA FALTA DE HABILIDAD PARA TRABAJAR CON LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS DE MANERA SANA

Nuevas enfermedades postpandemia: El abuso de la tecnología y sus consecuencias en la salud mental

El tecnoestrés está provocando la duda de la efectividad del teletrabajo
El tecnoestrés está provocando la duda de la efectividad del teletrabajo
El confinamiento y la llegada masiva del teletrabajo ha conllevado un aumento considerable del uso de la tecnología. En la actualidad la utilizamos prácticamente para todo, e incluso en ocasiones lo hacemos de manera simultánea con varios dispositivos. No todas las personas consiguen manejar de manera favorable estas nuevas tecnologías en su trabajo y sufren graves problemas de salud mental por una mala gestión.

La tecnología llevaba muchos años introduciéndose paulatinamente en el mundo del trabajo y del estudio. No obstante, la llegada de la pandemia y el período de confinamiento obligó a muchas empresas y a las instituciones educativas a evolucionar digitalmente de forma rápida para proseguir con su labor. Este hecho derivó en la aparición del teletrabajo en aquellas empresas donde su actividad lo permitía, y de las clases online en los colegios y universidades. Los dos nuevos modelos tecnológicos han provocado ahora una utilización masiva y simultánea de las tecnologías.

Si bien el teletrabajo y las clases online fueron positivos para el mantenimiento del ritmo en las empresas y en la educación, las dificultades de algunos para adaptarse a esta nueva forma de trabajar y de recibir las clases han recuperado el término del tecnoestrés. Decimos recuperar porque ya en 1984 el psiquiatra estadounidense Craig Brod acuñó este vocablo por primera vez. Lo definió como un trastorno de adaptación causado por la incapacidad para tratar de manera sana las nuevas tecnologías del ordenador.

Una persona teniendo una reunión laboral a través de una videollamada

La cantidad de información a la que tiene acceso una persona a través de la tecnología obliga a trabajar a la mente de tal forma que puede surgir el agotamiento. Así, una evolución que surgió con una intención positiva está provocando en aquellos que no pueden gestionarlo bien graves problemas de salud mental. La imposibilidad de desconectar y de fijar unos horarios de trabajo y descanso, llevan a la aparición de estrés tecnológico que se refleja tanto física como mentalmente.

Los síntomas más comunes del tecnoestrés son el aumento de la irritabilidad, ansiedad, problemas oculares, osteomusculares, sobrepeso, aparición de miedos y rechazo de la tecnología. La autoestima también se ve afectada por la percepción propia de una incapacidad para asumir las obligaciones del trabajo, la frustración que se deriva de ello y la insatisfacción y el desinterés por el trabajo. Para intentar solucionar el problema de la gestión del tiempo, el CEO de Effiwork avisa de la necesidad de una ayuda informática que avise al empleado del momento de apagar el equipo y dejar el trabajo para el otro día.

Causas del tecnoestrés

Se han presentado siete causas sobre el origen de este tecnoestrés y los especialistas han promovido soluciones para evitar cada una de ellas. El primero de los motivos de este estrés sería la permanente conexión digital e imposibilidad de alejarse de la tecnología. Es importante fijarse un equilibrio entre el trabajo y el descanso. Los expertos proponen ponerse una serie de descansos y pausas durante la jornada laboral para crear rutinas que disminuyan este agotamiento mental.

La segunda causa es el horario laboral no delimitado. Muchas empresas no dejan claro cuál es la salida de la jornada de trabajo. Este desconocimiento aumenta el estrés por lo que se aconseja a los trabajadores hablar con las empresas para aclarar el horario definitivo. Un problema del teletrabajo que repercute en la salud mental de los trabajadores es la falta de medios materiales e informáticos capaces de asumir el trabajo adecuadamente. En muchas ocasiones, los fallos tecnológicos durante la jornada laboral llevan a la irritabilidad y a las lesiones físicas a uno mismo. Es necesario encontrar el software perfecto.

Otro motivo es la incapacidad de algunas personas para llevar a cabo el teletrabajo por ausencia de formación suficiente. La solución sería sencilla, educar a los empleados en este ámbito. El cansancio mental también llega cuando las tareas asumidas son excesivas y los objetivos no han sido definidos. En este caso, se debe hacer lo mismo que con la jornada laboral. El empleado debe solicitar una reunión con los órganos superiores para tener claros los objetivos y su papel en la consecución de estos.

El teletrabajo también está provocando el aislamiento social y laboral de algunos trabajadores. Para revertir este alejamiento social es necesario mantener una buena y permanente comunicación con los amigos y los compañeros de trabajo. Si el contacto laboral con los compañeros es menor, se tendrá que aumentar el trato con las personas cercanas.

Otro factor es el sedentarismo y la falta de estímulos externos. El hecho de no salir a la calle para ir a las oficinas disminuye considerablemente el trabajo físico diario personal. Se incita a tener una buena alimentación para evitar los posibles problemas alimentarios y la práctica deportiva una vez finalizada la jornada laboral.

COMPARTIR: