23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los expertos señalan que el incremento de enfermedades mentales se debe a los efectos que ha causado la pandemia del Covid-19

Se multiplican las ideas suicidas en los menores y las autolesiones en adolescentes

Joven interactuando en redes sociales.
Joven interactuando en redes sociales.
Se multiplican las ideas suicidas en los menores y las autolesiones en adolescentes .De acuerdo con el último informe de la Fundación ANAR, las consultas gestionadas por teléfono de niños y adolescentes se han incrementado debido a los efectos que ha causado la pandemia. Durante el pasado año, la asociación atendió a 251.118 peticiones de ayuda y 16.442 menores recibieron ayuda, lo que equivale a un 501% más que en 2020.

Durante el año pasado, la Fundación ANAR ayudó a más de 4.500 menores por ideas suicidas o autolesiones. Según indica el último informe de la asociación sin ánimo de lucro, ‘Fundación de Ayuda a Niños/as y Adolescentes en Riesgo’, las consultas por teléfono se han multiplicado por 20 en la última década y las autolesiones en menores por 56. La asociación atendió en total 251.188 peticiones de ayuda, lo que equivale a un 501% más que en 2020. Además, 16.442 niños recibieron apoyo. 

La violencia es la principal causa por la que se solicita la ayuda aunque la pandemia provocó unas cifras alarmantes de niños con problemas de salud mental: con respecto al 2020 aumentó en más de un 54%. En total, se atendieron 7.770 peticiones de ayuda y a una media de 12 menores al día y de 21 a través de consultas

El informe señala que las peticiones de ayuda por conducta suicida han aumentado un 15% en los últimos añosLa asociación ANAR subraya el número de consultas por autolesiones de este último año, se ha pasado de tener 56 casos en 2009 a 3.200 en el año 2021. Un incremento que está relacionado con el uso de las nuevas tecnologías (redes sociales, móviles…etc). 

El director de la Fundación ANAR, Benjamín Ballesteros, ha advertido que “los padres no son conscientes de las lesiones que se causan sus hijos”. Y agrega que la situación no es fácil, “nos encontramos ante un problema muy grave al que hay que poner solución”. 

Otros problemas mentales que también han tomado impulso en estos últimos años son los trastornos de alimentación, el duelo y las adiciones, la depresiónla baja autoestima y la ansiedad. Los expertos señalan que el incremento de estas enfermedades mentales se debe a los efectos causados por la pandemia del Covid-19. “Todavía estamos pagando las consecuencias del Covid”, señala Ballesteros. Y añade que las nuevas formas de comunicación y las redes sociales han acentuado los problemas entre los más jóvenes debido a la falta de referentes emocionales, la preocupación o incluso la invasión de Rusia a Ucrania. 

Hogares con precariedad

El director de la Fundación atribuye a la tecnología ser una de las principales causas de este enorme deterioro en la sociedad. Los niños se refugian en los videojuegos y como consecuencia, se produce un aumento de violencia y ciberbullying a través de internet. La falta de comunicación entre padres e hijos o los conflictos ocasionados en hogares pueden ser otros detonantes que incrementan estas cifras. 

La soledad de los menores es una realidad cada vez más habitual.

La asociación ANAR también ha detectado un incremento de maltrato infantil. La violencia de género y abusos sexuales en adolescentes se ha multiplicado por 10 en los últimos 13 años. Ballesteros hace referencia a los abusos en “manada” como uno de los principales abusos en niños de esta edad. La ingesta de drogas en jóvenes dificulta esta situación. “Estamos muy preocupados. Han dejado de ser fenómenos aislados”, señala el director. 

Los efectos que conlleva el maltrato infantil

De acuerdo con la Asociación Nacional de Psicólogos y Residentes (ANPIR), los niños que sufren traumas durante la infancia tienen mayor riesgo de sufrir trastornos de salud mental. Un estudio de la Universidad de Birmingham  demostró que los niños que han vivido en un entorno conflictivo tienen mayor posibilidad de sufrir trastornos mentales como psicosis, trastorno límite de personalidad y trastorno bipolar

Además, se estima que el 35% de los trastornos mentales son diagnosticados en edad adulta pero están relacionados con experiencias de maltrato durante la infancia.

COMPARTIR: