22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Oscar Venteo, presidente del sector de empresas publicas de CSIF, dice: "Cuanto más contacto entre el cartero y el destinatario es peor los contagios"

CSIF avisa de que el riesgo de COVID sigue y critica la medida de Correos de cambiar las entregas en las PDAs

Cartera de Correos
Cartera de Correos
CSIF denuncia que Correos desde este lunes, aprovechando que ya no hay estado de alarma, ha modificado las entregas y ahora exige que los destinatarios de notificaciones, burofaxes y telegramas firmen en las PDAs. Esta asociación crítica que este cambio es oportunista e innecesario, ya que podría significar un aumento del riesgo de contagio de los trabajadores.

CSIF en su comunicado enuncia: “Ayer terminó el Estado de Alarma, pero no la pandemia”. Con esta frase tajante el sindicato ha querido recalcar que el riesgo de contagio continúa por lo que el mismo viernes presentó su enérgica protesta a Correos ante el cambio repentino de las medidas preventivas por parte de la empresa “sin consenso”.

Desde este sindicato expresan que “no es época para la imposición” y critican que las nuevas instrucciones indiquen que, a partir de la salida del estado de alarma, se recojan las firmas del destinatario en la PDA en las entregas de notificaciones, telegramas y burofax.

Hecho que desde CSIF tildan de “oportunismo” ya que, según explican en su comunicado, “todo esto significa olvidar que el riesgo de contagio sigue ahí, en primera línea de fuego”.

Oscar Venteo, presidente del sector de empresas publicas de CSIF ha explicado a ElCierreDigital.com que esta medida “se podría evitar, desde este colectivo no entendemos la realización de este cambio en las entregas, ya que para Correos no implica ningún beneficio y lo único que obtienen es el riesgo de que sus empleados puedan enfermar y darse de baja, ya que cuanto más contacto haya entre el cartero y el destinatario más posibilidades de contagiarse hay”.

Correos implanta medidas para los carteros y reduce el horario de oficinas

Cartero de Correos.

En el comunicado tiene cabida la propia opinión de los carteros quienes según el escrito “se quejan de que hay destinatarios que les abren la puerta sin mascarilla”, criticando que hay que ser más realistas y expresando que si esto es así “como para obligarles a que se laven las manos”.

El comunicado concluye expresando que hasta que todos los carteros no estén vacunados esta medida pone en riesgo a los trabajadores: “No: esto no se hace así. Por eso CSIF ha exigido a Correos aparcar las nuevas instrucciones, como mínimo, hasta que toda nuestra plantilla haya sido vacunada”.

“Las prisas retrasan. Nuestro deber es el de prohibir el paso a los riesgos. La salud no se negocia” finaliza CSIF.

COMPARTIR: