05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

SEGÚN UN INFORME ELABORADO POR FIDECORP "el 55 por ciento de los municipios españoles no cuentan con oficina bancaria y carecen de acceso al metálico"

La entrega de efectivo en los comercios podría facilitar el acceso al dinero en una España Vaciada y sin cajeros

El Cierre Digital en Oficina móvil establecida en los pueblos
Oficina móvil establecida en los pueblos
El informe elaborado por Fidecorp analiza como paliar el acceso al efectivo, que afecta a 4.400 municipios españoles. Estos municipios no cuentan con ninguna oficina bancaria y las soluciones establecidas limitan a los habitantes por cobertura o coste. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia destaca la necesidad de adoptar un marco legal que impulse fórmulas como el ‘cashback’ en comercio y le atribuye un gran potencial para aumentar el acceso al efectivo”

La corporación Fidecorp ha elaborado un informe en el que se analiza cómo, tras la reducción de las redes bancarias, es necesario facilitar el acceso al efectivo sin costosas inversiones. Para ello se debe aprovechar nuestra red más extensa y próxima a los ciudadanos como son los comercios. En “la España vaciada”, durante los últimos 15 años la banca se ha enfrentado a crisis inmobiliarias, de liquidez y entornos de tipos negativos, a las que ha sobrevivido migrando la relación con sus clientes al mundo digital y reduciendo el número de sucursales.

Desde 2008 se han cerrado en España 22.363 oficinas, lo que supone más de la mitad de las existentes en ese año. Además muchos pueblos cuentan con una única sucursal bancaria, lo que conlleva ciertos problemas por la falta de competencia. Solo Caixabank tiene 400 oficinas en pueblos donde son la única entidad.

Solo el 55 por ciento de municipios españoles (1,6 millones de personas) no tienen acceso al efectivo. Soluciones alternativas, como ofibuses o acuerdos con otros operadores, tienen un alcance limitado por cobertura o coste.

Para evitar este problema, existen soluciones, muy arraigadas en países de nuestro entorno, basadas en la entrega de efectivo en los comercios, ya sea directamente o como parte de una compra. Estas soluciones tienen claras ventajas, tanto en costes como en cobertura, frente a la instalación de cajeros en poblaciones en que ya han sido deficitarios. En España ya existen fórmulas similares, con alcance todavía limitado.

La propia Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) señala la necesidad de adoptar un marco legal que impulse fórmulas como el ‘cashback’ en comercio y le atribuye un gran potencial para aumentar el acceso al efectivo.

La España Vaciada sin cajeros

La crisis del sector financiero, los procesos de concentración y la situación del sector bancario con un entorno de tipos de interés negativos ha generado que las entidades busquen mejorar la rentabilidad e incrementen su eficiencia reduciendo el número de sucursales. 

“Según datos del BCE y Eurostat, en España, la reducción de oficinas ha supuesto que el número de las mismas por habitantes haya pasado de tener 96 oficinas por cada 100.000 habitantes en 2009 a 47 en 2020. Esto supone que cada una de ellas tiene asignados el doble de clientes de los que tenía hace pocos años”, explica el informe.

Una de las consecuencias de esta transformación es que 4.400 municipios españoles no tienen acceso al efectivo, ya que no cuentan con ninguna oficina bancaria, además de que las soluciones alternativas tienen un alcance limitado por cobertura o coste.

Número de oficinas en España

Por otro lado, las entidades bancarias han reducido el número de cajeros automáticos hasta el punto de contar con menos terminales que los que existían hace 20 años, en 2008 existían 61.714 cajeros, de los cuales 13.633 han sido retirados hasta la fecha. Desde las entidades indican que esta reducción se debe a la necesidad de ahorrar costes y obtener rentabilidad.

Estas debilidades se compensan con la digitalización, el problema se encuentra en que no todos los habitantes han recibido la educación tecnológica necesaria para manejar los servicios digitalizados, sobre todo las personas mayores. En el informe se recoge que “según datos publicados por el Banco de España en septiembre de 2021, hay una media de 1,7 oficinas para atender a cada 1.000 ciudadanos mayores de 60 años. Este dato contrasta con el que existía en 2008 donde la cifra era 4,7 oficinas por cada mil mayores de 60 años”. 

banco_cerrado

Sucursal de un banco cerrado en un pueblo de España.

En España se han establecido soluciones temporales y limitadas como las oficinas móviles, pero no atajan esta problemática. En otros países se usan los supermercados o las farmacias para poder sacar dinero por medio de la operación ‘cashback’. El ‘cashback’ no requiere costosas inversiones como las oficinas o los cajeros, porque la infraestructura utilizada es la existente en el comercio, también dota de cobertura prácticamente universal a los comercios y por último introduce ”nuevos jugadores en el mercado”, que lo dotan de mayor competencia.

“En España ya existen varias redes que facilitan el servicio de ‘cashback’, alguna de ellas con más de 30.000 puntos de comercio adheridos, y más de 3 millones de clientes bancarios. Su extensión a la industria bancaria y al comercio en general contribuiría de forma eficaz, eficiente y no deficitaria a solucionar el problema del efectivo. Esperemos que los sistemas alternativos de acceso al efectivo sigan desarrollándose a buen ritmo, y que pronto contemos con un marco regulatorio que fomente y dé seguridad a todos los actores de estos sistemas. Nuestro entorno rural, y el no tan rural, lo agradecerán”, concluye el informe elaborado por la corporación Fidecorp.

COMPARTIR: