27 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El ayuntamiento tendrá como medida preventiva cerrar recintos por condiciones extremas y el temor a la caída de ramas o árboles

Los parques de Madrid cierran por altas temperaturas: El protocolo de Carmena puede dejar 'sin sombra' en agosto

Cartel que indica el cierre de un parque.
Cartel que indica el cierre de un parque.
El ayuntamiento de Madrid decidirá el cierre de los parques cuando se den fenómenos adversos extremos. Entre los que pueden afectar se encuentran la humedad, el viento y la temperatura, que se miden a diario. Esta decisión ha provocado una controversia entre Rita Maestre y Almeida por la antigüedad del protocolo, que pertenece al 6 de junio de 2019, cuando estaba el Gobierno municipal de Manuela Carmena en funciones.

La mayoría de los ciudadanos que no se van a la playa y que se quedan en la capital durante el verano, especialmente en el caluroso mes de agosto, recurren a espacios frescos, ríos y sombras, donde poder refugiarse del calor y ahorrar algo de luz del aire acondicionado.

En Madrid el parque de El retiro provoca una gran afluencia de personas por su cantidad de zonas verdes, sombras y fuentes. Sin embargo, el parque ha sido cerrado en varias ocasiones —recientemente por una de las olas de calor que han asolado a la capital— por condiciones climáticas adversas. Una decisión que causó furor en las redes con críticas hacia Ayuso y Almeida, por la desprotección de los ciudadanos ante una ola de calor.

Según afirmaba Francisco Muñoz, Director General de Gestión del Agua y de Zonas Verdes del Ayuntamiento de Madrid, el cierre de los parques de El Retiro, El Capricho, Jardines de Sabatini, Juan Carlos I, Juan Pablo II, Quinta de los Molinos, Torre Arias, Quinta del Fuente del Berro y la Rosaleda del Parque del Oeste es una medida que se debe al protocolo actual en vigor, ya que existen peligros asociados a la ola de calor en cuanto a la dinámica y al funcionamiento de los árboles en este tipo de circunstancias extremas.

El protocolo marca que cuando las temperaturas superen los 35ºC se procederá al desalojo de los parques y por consiguiente a cualquier actividad prevista. También se añade que cuando suframos altas temperaturas estas pueden provocar la caída de ramas y árboles, riesgo que el ayuntamiento madrileño no quiere correr. El objetivo que se persigue es tener las medidas necesarias en cada caso dependiendo de los niveles de alerta.

Controversia ante el protocolo de Carmena

Pero esta decisión ha llevado a una gran controversia, Rita Maestre, portavoz de Más Madrid, indicaba que se trataba de una decisión que a muchos ciudadanos les pillará por sorpresa cuando vayan a hacer uso de algunos de los parques públicos.

Maestre ha denunciado a través de su cuenta de Twitter que “Tenemos un alcalde que desafía la lógica. Es de sentido común que los árboles dan sombra y bajan la temperatura. Pero Almeida parece no entenderlo y, con las altas temperaturas, sigue cerrando parques y cortando árboles, no se entiende bien cómo se está aplicando el protocolo. Muchos de estos cierres son inexplicables y, además, no tenemos ningún dato sobre cómo están los árboles y de qué forma les está afectando la ola de calor. Se comunica que se cierran por calor, pero en realidad el protocolo es cuando haya altas temperaturas y viento”. 

Rita hace referencia a que el protocolo que se sigue “fue aprobado de forma definitiva en la Junta de Gobierno del jueves 6 de junio de 2019, con el Gobierno municipal [de Carmena] en funciones”

El alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida ha declarado que por ahora no se plantea modificar el protocolo “Está aprobado con criterios de seguridad, si no se prueba que hay menos riesgos no se va a modificar” Borja Carabante, delegado del Área de Medio y movilidad afirma que “Durante 2020 (pre Filomena) hubo 13 alertas rojas: se cayeron 75 ramas y 10 árboles con los parques cerrados”, detalla en dicha publicación.

“Nos encontramos en una situación todavía peor de lo esperado. Un trabajador municipal ha muerto, otro está grave y cientos de personas han fallecido por la ola de calor en nuestra ciudad. No se puede seguir negando lo que es una evidencia científica. Madrid tiene que empezar esta transformación que, además, traerá muchos beneficios añadidos: más calidad del aire, más zonas verdes, refugios climáticos, horarios adaptados a las temperaturas, patios de colegios con toldos para los más pequeños, fuentes y parques a pleno rendimiento”, concluye Rita Maestre, portavoz de Más Madrid.

Los ciudadanos, caída de ramas y árboles 

Entre los ciudadanos existen distintas opiniones, pero todos coinciden en que el cierre de estas zonas verdes de la capital debería avisarse con más antelación para que a nadie le resulte un imprevisto en sus planes.

 

Detrás de este polémico protocolo se encuentra la historia de hechos dramáticos que se produjeron en años anteriores en el parque El Retiro.

Junio de 2014, un hombre de 38 años fallecía tras caerle una rama encima y un mes más tarde un árbol caía junto a un banco y dañaba a una niña. Y en marzo de 2018 fallecía un niño tras caerle un árbol encima. A partir de ahí se realizó un revisión del protocolo y se pasó al actual.

Pero la polémica entre los ciudadanos continúa, ya que la duda ahora es qué ocurre con aquellos parques que no tienen ningún tipo de vallado, que están abiertos al público y poseen gran cantidad de árboles.

COMPARTIR: