02 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La ministra María Jesus Montero descarta que haya medidas alternativas para controlar los movimientos de la población en caso de un nueva epidemia

Alerta: Preocupación ante los rebrotes de coronavirus que están repitiéndose al inicio del verano en España

Concentración de personas por San Juan en Menorca
Concentración de personas por San Juan en Menorca / Twitter
Doscientas personas desalojadas por hacer botellón en Viscaya, otras tantas se concentran sin distancia de seguridad ni mascarilla en Menorca, un rebrote pone en jaque a una residencia de Lleida, mientras las situaciones de peligro encienden las alarmas sanitarias, el gobierno analiza activar un Estado de Alarma. Según la Ministra de Hacienda, no hay otra forma jurídica para controlar a la población, ya que una reforma legislativa sería casi imposible.

Este martes ha llegado la noche de San Juan y con ella la primera de cientos de fiestas locales por toda España. Aunque en general se han respetado las medidas de seguridad por el covid-19, algunas localidades han vivido momentos de celebración más propios de una situación normal, que de una pandemia mundial. En Ciutadella, Menorca, centenares de personas se han concentrado de forma improvisada, sin distancias, ni mascarillas para celebrar la noche más corta del año.

Según ha informado la policía municipal, la concentración inició cerca de las 15:00 horas de la tarde y ha sido espontánea, ya que los eventos relacionados a las fiestas habían sido suspendidos por el ayuntamiento. Las personas se reunieron para celebrar un primer “Toc de Fabiol”, entre denuncias de los vecinos a través de las redes sociales.

Las autoridades locales han catalogado los hechos de "inconsistentes", pero han aclarado que se trató de un hecho puntual y de “corta duración”. Sin embargo, las redes se han llenado de videos y mensajes de indignación antes los hechos “irresponsables”, que llegan en pleno debate por iniciar o no un segundo Estado de Alarma, que permita tomar restricciones a la movilidad ante los múltiples rebrotes.

Los rebrotes se suceden desde la flexibilización de las medidas, algo que Raúl Ortiz, profesor de microbiología considera “es muy normal que haya rebrotes mientras el virus siga circulando entre nosotros”. El mismo martes, la policía tuvo que desalojar el Pinar de la localidad vizcaína de Gorliz donde casi 200 personas se concentraron para hacer botellón.

A pesar de que en horas del mediodía, la policía municipal ya había avisado por altoparlantes a quienes comían en el área recreativa que debían mantener la distancia de seguridad, en horas de la tarde desalojaron todo el pinar por la presencia de varios grupos haciendo botellón. Algunos testigos aseguraron que incluso hubo enfrentamientos violentos entre personas borrachas.

Antes del desalojo, dos ambulancias de DYA se apersonaron en la zona para recoger a dos menores de 13 años y posteriormente a una de 14, en coma etílico. Después de ser atendidas en el lugar, las menores fueron trasladadas al Hospital de Urdulliz para practicarles un lavado estomacal.

Son las primeras aglomeraciones del verano, aunque España vive varios rebrotes desde la desescalada con focos en las provincias de Bilbao, Huesca, Zaragoza, Madrid, Navarra, Murcia, Lleida, Fuerteventura, Málaga y dos puntos de la provincia de A Coruña.

Entre los casos destaca el de Huesca, el sábado pasado se detectaron ocho casos en una empresa hortofrutícola del municipio de Zaidín. El domingo los servicios de salud ya contabilizaban 14 casos. La compañía paralizó sus operaciones y envío a los trabajadores a casa. El rebrote obligó a retroceder a la fase 2 a las comarcas de Bajo Cinca, Cinca Medio y La Litera.

También destaca Navarra, con 21 casos en los últimos días; 12 ubicados en la comarca de Pamplona y relacionados entre sí. En una declaración de Fernando Simón se informó que este brote “probablemente esta controlado” y se descartó el riesgo. Por su parte, Lleida ha registrado un brote en una residencia de ancianos Castrillón. En total., 18 personas han resultado infectadas, 13 residentes y cinco empleados.

En medio del debate sobre un segundo Estado de Alarma

Los rebrotes han llegado en medio de los planes del gobierno para establecer medidas de contingencia especiales. A inicios de esta semana, el gobierno aseguró en rueda de prensa que no se descartaba establecer un segundo Estado de Alarma si la situación seguía empeorando a nivel general. No obstante, unas horas después, la Ministra de Hacienda María Jesús Montero, aclaraba que el gobierno no tiene previsto tomar esa medida.

Jesús Montero asegura que no hay riesgo de un Estado de Alarma en los próximos días.

Montero que explicó que, a pesar de ello, no existen más mecanismos que permitan controlar la movilidad de los ciudadanos, además del Estado de Alarma. Descartó la idea de que se pueda hacer una reforma legislativa que ofrezca otros caminos jurídicos para atender un gran rebrote.

El martes, Carmen Calvo, vicepresidenta del gobierno aseguró que no se descartab "decretar la alarma en una parte del territorio, sino en todo". La noticia generó revuelo en redes y medios de comunicación, por lo que tuvo que ser matizado por la ministra Montero que aseguró que:  "ni en el corto, ni en el medio plazo se prevé volver a decretar el estado de alarma".

Protestas por las limitaciones del “Verano con Nueva Normalidad”

  La Asociación Española de Agencias y Profesionales del Espectáculo (Acople) ha convocado para el próximo 8 de julio en Madrid una manifestación de ámbito nacional en defensa de los festejos populares. Su suspensión deja ahora en una situación comprometida a las empresas y a los trabajadores que se suben cada noche al escenario, que consideran irrisorias las ayudas puestas en marcha por el Gobierno, ya no están diseñadas para los integrantes de las orquestas, sino para otro tipo de profesionales. Ello se debe a la complicación que supone cumplir los requisitos impuestos por la administración, ya que muchos cotizan en el régimen general y no en el específico de los artistas.

En este sentido, el presidente de la Asociación Acople en Castilla y León, Carlos de la Calle, en declaraciones públicas ha mostrado su pesar, su malestar y su indignación con la Junta de Castilla y León y con el Gobierno central porque se han tomado medidas “sin tener en cuenta al sector”. “La Junta de Castilla y León ha tomado una decisión sin tenernos en cuenta, sin hablar con nosotros. Nos sentimos totalmente ignorados, despreciados y olvidados”, ha lamentado.

Las fiestas de verano casi canceladas este 2020.

En Castilla y León, la Junta prohíbe todos aquellos eventos que produzcan aglomeraciones y dedicados al ocio ya sean espontáneos u organizados. Una suspensión que se ha recomendado se haga para todo el verano, hasta septiembre, a pesar de que la situación se revisará cada semana.

En Extremadura las fiestas patronales, las verbenas, las procesiones y los eventos populares quedan prohibidos hasta el 31 de julio. En Cantabria la prohibición será, en principio hasta el 8 de julio.

En la Comunidad Valenciana estarán prohibidas gran parte de las fiestas de Moros y Cristianos y, por supuesto, las tradicionales fiestas de San Juan. El Ayuntamiento de Valencia confirmó hace unas semanas la cancelación de las fiestas para evitar aglomeraciones de personas durante esta celebración en línea con la cancelación definitiva de su fiesta grande, las Fallas. Para asegurarse de ello, se ha decidido la intensificación de los controles policiales para que no se pueda acceder a las playas durante la noche del 23 al 24 de junio. Tampoco habrá hogueras en Alboraya, Calpe, Cullera, Gandia o Jávea, donde sí permitirán a pequeños grupos que cenen en la playa.

COMPARTIR: