14 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según un informe del Congreso de Estados Unidos, ingerir productos contaminados con estas sustancias puede causar complicaciones cardiovasculares

Del cadmio al plomo: Estos son los metales pesados en los alimentos que pueden llegar a ocasionar la muerte

La presencia de metales pesados en los alimentos que ingerimos se está convirtiendo en un verdadero problema. La presencia de estos elementos químicos, aún en pequeñas cantidades, puede ser altamente tóxica para el organismo y causar muchas complicaciones sanitarias, desde un cáncer o una enfermedad cardiovascular hasta la muerte, según revela un informe del Congreso de Estados Unidos. En España, se produjo un caso muy conocido, concretamente, la muerte de Isabel, tía del actor Luis Lorenzo.

Para los científicos, la presencia de metales pesados en nuestros alimentos se está convirtiendo en un problema cada vez mayor. Ingerir estos elementos químicos, aunque sea en pequeñas cantidades, es altamente tóxico para nuestro organismo por acumulación, y puede causar muchas complicaciones, desde un cáncer o una enfermedad cardiovascular hasta producir la muerte.

La causa de que aparezcan trazas de plomo, arsénico y cadmio en los alimentos del día a día: arroz, cereales, frutos secos se debe a la presencia de estos elementos químicos en el aire, suelo y agua contaminados.

La voz de alarma se dio en 2021, cuando un informe del Congreso de Estados Unidos detalló los elevados niveles de sustancias tóxicas detectadas en alimentos infantiles, que terminaron siendo retirados de los supermercados. En 2023, en la Conferencia Anual de la Sociedad de Análisis de Riesgos (SRA), se presentaron dos nuevos estudios que determinan la gravedad de la relación entre la exposición dietética y los efectos adversos para la salud, en base a estudios realizados previamente y la recopilación de datos sobre el consumo dietético de cada metal a través de muestras de alimentos y agua.

Primer estudio: plomo y cadmio

El plomo es habitual encontrarlo en tuberías, pinturas viejas y suelos contaminados, pero a nivel alimenticio, es posible encontrarlo en frutos secos y chocolate negro, y en tubérculos como la remolacha. El consumo de alimentos que contienen trazas de plomo está asociado con un riesgo moderado-elevado de sufrir cáncer de pulmón, riñón, vejiga, estómago y cerebro. Además de enfermedades sanguíneas, neurológicas, renales, respiratorias y reproductivas.

Frutos secos

El cadmio se encuentra en fertilizantes, emisiones industriales y el humo del tabaco, pero también se puede encontrar en frutos secos, patatas, semillas, cereales, verduras de hoja verde y chocolate negro. Los bebés y niños pequeños (entre 6 meses y 5 años) son los más expuestos a través del arroz, espinacas, avena, cebada, patatas y trigo, en algunos casos llegando a exceder el nivel máximo tolerable establecido por las autoridades sanitarias. Su consumo está asociado con un riesgo moderado-elevado de tener cáncer de próstata, riñón, vejiga, mama, páncreas y endometrio. Además de enfermedades renales, reproductivas, inmunológicas y neurológicas.

La relación entre el arsénico y el cáncer 

En el segundo estudio se midió el riesgo de desarrollar cáncer asociado con la exposición al arsénico. Tras realizar diferentes mediciones y estudios profundos, se determinó el potencial riesgo de padecer cáncer debido a los niveles de arsénico inorgánico en alimentos. 

Según sus predicciones, cada año se producen más de seis mil casos de cáncer de vejiga y pulmón; y más de siete mil casos de cáncer de piel únicamente por el consumo de arsénico inorgánico. Entre los alimentos que se asociaron con un mayor riesgo de cáncer destacan el arroz, trigo y vegetales de hoja verde.

El caso de la Tía Isabel

En España se produjo un caso muy conocido de muerte por presencia de metales pesados, el de Isabel, la tía política del actor Luis Lorenzo que todavía hoy se sigue investigando en los tribunales. El uso de estos metales habría sido fundamental en el presunto plan del actor y su esposa para eliminar a la mujer. "Estos metales se dan en al naturaleza, nos los encontramos en el agua, en el aire, en productos vegetarianos, en fungicidas, insecticidas, barnices... La mayoría de muertes vinculadas a estos metales pesados suelen ser intoxicaciones crónicas y lentas, vinculadas en el ámbito laboral como soldadores con el manganeso o pintores en la época en la que en las pinturas industriales había mucho plomo", explica para Elcierredigital.com el doctor Darío Fernández, médica de familia y psicólogo clínico. En concreto, en el cuerpo de Isabel se encontraron cadmio y manganeso y, según el diario El Mundo, también plomo.

Poscosecha Cacao: CADMIO EN EL CULTIVO DE CACAO: ORIGEN, EFECTOS Y  MITIGACIÓN

Gráfico sobre los efectos del cadmio en el cuerpo humano.

"El manganeso es neurotóxico. Cuando se consume en pequeñas dosis en hígado lo manda al riñón y este lo elimina, pero cuando las cantidades son más grandes acaban produciendo un daño renal. Por otro lago, afectan mucho la alteración de la conciencia, acaba provocando demencia. También lleva a una pérdida de apetito", explica el doctor Fernández.  Hay que recordar que sólo dos meses antes de la muerte Isabel cambió su testamento pare beneficiar a Luis y Arancha y que se habían convertido en sus tutores. "Estos metales son difíciles de detectar en unos análisis pero cuando una persona que está siendo envenenada con ellos es ingresada mejora sin necesidad de tratamiento y entonces es evidente lo que está pasando, por eso en este caso que la mujer no acudiera nunca al médico pudo ser clave", recuerda Fernández. 

En cuando a el cadmio Darío Fernández recuerda que produce "vómitos, nauseas, calambres, diarrea, daños renales y osteomalacia (fragilidad en los huesos)". Este metal pesado se puede encontrar en productos como fertilizantes, fungicidas o barnices y tintes.  

COMPARTIR: