22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Bitcoin se ha convertido en la moneda digital estrella al estar valorada en más de 50.000 euros por unidad

El auge de las criptomonedas compromete siglos de poder y control económico de los Estados

/ Bitcoin
El Bitcoin y otras criptomonedas están comprometiendo siglos de poder y control económico de los Estados al ser respaldadas por países, grandes empresas y la banca privada. Es cierto que su volatilidad, la falta de respaldo y las estafas provocan cierta prevención.

La valoración de una unidad de Bitcoin en el día de ayer superaba los 51.000 euros mientras que el pasado 8 de noviembre rebasaba los 58.000. Esta volatilidad evidencia que muchas sombras persiguen todavía a las criptomonedas, que son carne de estafas y especulación por la falta de respaldo de estados o empresas.

Aunque también es evidente que cada vez más voces piden su aceptación: la banca privada pide que se regulen, la compañía Tesla ha anunciado que venderá sus coches eléctricos en monedas digitales y El Salvador se convirtió en septiembre en el primer país en el que las criptomonedas son de curso legal.

¿Qué son?

El Banco de España explica que las monedas virtuales, también denominadas de forma más técnica criptomonedas, son instrumentos de pago que, amparadas en una de las tecnologías más innovadoras del momento -la blockchain o cadena de bloques-, permiten compras, ventas y otras transacciones financieras.

Las criptomonedas ni las tocamos con las manos ni las podemos llevar en el bolsillo, ya que no tienen soporte físico. La más popular es el bitcoin, pero hay otras, como etherum y litecoin. Estas divisas están al alcance de cualquiera a través de distintas aplicaciones que pueden descargarse en un teléfono móvil.

En principio, estas monedas surgieron para proporcionar un medio de pago que permitiera hacer transferencias de considerable valor de forma rápida y barata, y sin estar ligadas a ningún país en particular, por lo que se presentan como monedas internacionales.

Hoy por hoy, entre las características principales de las criptomonedas destacan la tremenda volatilidad y su falta de control por parte de ningún gobierno, banco central o entidad financiera. El Banco Santander explica que "el valor de las criptomonedas varía en función de la oferta, de la demanda, y del compromiso de los usuarios. Este valor se forma en ausencia de mecanismos eficaces que impidan su manipulación, como los presentes en los mercados regulados de valores".

Por ello, las autoridades financieras advierten de que invertir en bitcoins u otras criptomonedas es muy arriesgado, ya que la falta de información y su carácter altamente especulativo dejan muy desprotegidos a los usuarios ante posibles fraudes.

Estafas

En Navarra se destapó el mes pasado una estafa por valor de 250.000 euros en criptomonedas gracias un gancho que prometía "rentabilidad del 100% en cuatro días". La Policía Nacional recuerda que multitud de páginas web ofrecen supuestos servicios de inversión en el mercado de valores o en las cada vez más frecuentes monedas virtuales. Prometen altas rentabilidades y muy bajo riesgo con el fin de obtener, de modo fraudulento, un pago cuantioso mediante el engaño.

El mismo cuerpo asegura que "se trata siempre de empresas alternativas alejadas de los habituales cauces de inversión que, en ocasiones, pueden tener dados de alta perfiles en diferentes redes sociales y publicar de forma habitual vídeos en conocidos canales online para ganarse la confianza de sus potenciales víctimas".

La estafa arranca cuando las víctimas buscan información acerca de inversiones en bitcoins en portales de internet y encuentran diferentes plataformas que prometen grandes beneficios en pocos días. Al contactar, normalmente a través de una red social o de una empresa de mensajería instantánea, con los responsables de las referidas webs de inversión, son invitados a realizar pequeñas inversiones de dinero para comprobar cómo al día siguiente su inversión se ha incrementado en un 20% llegando a un 50% al segundo día y subiendo a un 80% el tercer día. Estas falsas rentabilidades que las víctimas obtienen y retiran sin inconvenientes constituyen la llave para ganarse su confianza.

Estas empresas ponen además a disposición de los usuarios herramientas que permiten seguir en tiempo real la revalorización de las inversiones. De esta manera y con la promesa de una alta rentabilidad, son convencidos para aumentar el capital invertido llegando a transferir más de ciento veinte mil euros a las cuentas de los supuestos brokers, añade Policía Nacional.

Criptomonedas.

Policía Nacional destaca la ingeniería social de los estafadores, capaces de entablar una relación de confianza con sus víctimas sin levantar sospechas y pide que "antes de realizar cualquier inversión, compruebe que se trata de empresas solventes y contrastadas. Además, se recomienda la consulta periódica de las alertas de las autoridades públicas en materia de plataformas de inversión".

Por último, recuerdan que además de poder personarse durante las 24 horas del día en dependencias de Policía Nacional para formular una denuncia, se pueden poner en conocimiento estos hechos a través del 091 e, igualmente, realizar cualquier consulta en caso de duda. La inmediatez en la detección del delito cometido facilita su investigación.

El poder de los Estados

Las criptomonedas han roto el monopolio de los estados en materia de política monetaria ya que otros organismos, casi todos ellos anónimos, emiten su propia moneda. Eso sí, lo hacen sin respaldarla y en muchos casos con interés de crear una estafa piramidal.

En Estados Unidos se ha instalado un debate sobre qué hacer ante las criptomonedas y varios países como España han empezado a recaudar por los beneficios que obtienen sus propietarios en la compra-venta, a través de Hacienda.

COMPARTIR: