25 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Esta cepa india tiene una capacidad de transmisión superior al 64% y aumenta dos veces el riesgo de hospitalización, especialmente entre jóvenes

España relaja el uso de la mascarilla mientras aumenta la variante Delta del coronavirus

Un grupo de jóvenes disfrutando en un local de ocio nocturno
Un grupo de jóvenes disfrutando en un local de ocio nocturno
Pedro Sánchez ha anunciado este viernes que las mascarillas dejarán de ser obligatorias en los espacios al aire libre a partir del 26 de junio. Además este lunes el ocio nocturno de Madrid volverá a recibir clientes después de meses cerrado. Una relajación de medidas acorde con la evolución de la vacunación pero que choca con el peligro que supone la variante Delta del coronavirus que muestra una mayor capacidad de transmisión y virulencia y ataca principalmente a los más jóvenes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este viernes que las mascarillas dejarán de ser obligatorias en los espacios al aire libre en España a partir del sábado 26 de junio. Por tanto, podremos prescindir de su uso en espacios públicos exteriores siempre que pueda mantenerse la distancia de seguridad. La noticia llega después de que Sánchez, el pasado miércoles, alentara el debate al asegurar que "pronto" la mascarilla iba a dejar de estar presente en los espacios exteriores. 

Por otra parte, el ejecutivo de la Comunidad de Madrid se reunió el pasado lunes con la asociación Noche Madrid para tratar la reapertura de los locales nocturnos. Ambas partes acordaron que será este próximo lunes la fecha indicada para retornar a la actividad. Eso sí, el Gobierno de Ayuso ha querido dejar claro que las condiciones y protocolos tienen que ser revisados cada quince días.

En cuanto a la hora de cierre, los locales podrán estar abiertos hasta las tres de la madrugada. Y el límite para aceptar clientes será una hora antes. El aforo podrá alcanzar el 50% en interior y 75 % en el exterior. Además, se permitirá por primera vez bailar al aire libre. Habrá servicio de barra, pero seguirá estando completamente prohibido consumir allí. En los espacios destinados al baile será obligatoria la mascarilla y la distancia interpersonal.

El aforo en el interior de los locales será del 50%

Esta recuperación de la vida nocturna en Madrid coincide con la llegada de una nueva variante del Coronavirus. La variante Delta actualmente representa el 1% de los casos detectados. A pesar de este dato positivo, surge una preocupación ya mostrada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid debido a su capacidad de transmisión y al grupo de población que ataca.

En Reino Unido, esta variante representa el 99% de los nuevos contagios y es por eso que el Gobierno de Boris Johnson ha decidido ralentizar la desescalada, debido a su elevada tasa de contagio y a que afecta principalmente a la población joven, precisamente la población no vacunada.

En España, el Gobierno ha decidido adelantar la segunda dosis de AstraZeneca a las 11 semanas para los mayores de 60 años como medida de prevención.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha declarado que los datos de esta cepa no están siendo preocupantes en nuestro país, sin embargo, no descarta que la llegada de viajeros contagiados provoque el ascenso de su presencia. Aun así, ha llamado a la calma de todos aquellos que tienen la pauta de vacuna completa, ya que su posibilidad de contagio es prácticamente imposible.

Fernando Simón, Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, hablando en sala de prensa

La Organización Mundial de la Salud está en alerta y considera que posiblemente se convierta en la variante predominante en el mundo. Los parámetros de estas institución para considerar una variante como riesgo significativo así lo atestiguan. Por un lado, en la variante Delta la capacidad de transmisión es superior al 64% que el de las variantes previas según diferentes estudios. Por otra parte, esta variante además aumenta dos veces el riesgo de hospitalización. La mayor virulencia es otra causa para la consideración de emergencia.

En Reino Unido, el 68% de los casos detectados se dieron en personas no vacunadas. La franja de edad más afectada fueron los más jóvenes, entre los diez y los 29 años, debido a que es la franja de edad con menos porcentaje de vacunación. La población no vacunada es el foco de contagio de esta nueva cepa. Unas buenas noticias son que las reinfecciones son muy infrecuentes y las vacunas tienen una eficacia máxima frente a la Delta.

Algunos datos sobre la variante, llegados de Reino Unido, han alarmado a los gobiernos de algunas comunidades autónomas españolas. El ataque prioritario de esta nueva cepa a la población no vacunada preocupa por el posible aumento considerable de los casos en un contexto de desescalada. No obstante, la decisión de la reapertura del ocio nocturno deja una impresión de tranquilidad ante una cepa que puede descontrolar las cifras en las próximas semanas. 

COMPARTIR: