25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La internacional del Atlético de Madrid, de 26 años, se operó en mayo de 2020 de un tumor en el cerebro y su objetivo es jugar la próximo temporada

La historia de superación de Virginia Torrecilla: La futbolista que nunca perdió la sonrisa en su lucha contra el cáncer

A Virginia Torrecilla, estrella del Atlético Madrid y de la selección española y una de las jóvenes promesas del fútbol europeo, le cambió la vida. Le costaba demasiado correr o saltar y tras consultar a los médicos, el diagnóstico fue claro : “Tumor situado en la parte profunda del cerebelo, junto a la glándula pineal”. A partir de ahí comenzó una nueva etapa en la vida de la futbolista, una que la convirtió en un referente y una fuente de inspiración fuera de los terrenos de juego.

Virginia Torrecilla nació hace 26 años en Mallorcadesde muy pequeña comenzó a jugar al fútbol en la calle con sus amigos. Su madre fue quien la llevó a su primer club para que pudiese aprender y disfrutar más del deporte que tanto le gustaba. Sin embargo, en un principio a su padre no le convencía mucho que su hija practicase este deporte, por lo que se lo ocultaron durante un tiempo. Cuando se enteró, y tras algunas dudas, se convertió en uno de los apoyos más importantes de la carrera de su hija.

Sus inicios

Su primer club de fútbol femenino fue el Unión Deportiva Collerense. Más tarde, la mallorquina debutó en la primera división femenina del fútbol español antes de cumplir los 15 años, con un permiso especial debido a que aún no tenía la edad reglamentaria.

Sin embargo, a pesar de debutar tan joven en la máxima categoría del fútbol español y del gran talento que poseía, Virginia Torrecilla no se decidía a dedicarse plenamente a este deporte, ya que el fútbol femenino aún estaba en desarrollo. Quizá fue la duda de no saber si iba a poder ganarse la vida como jugadora lo que hizo que dejase el fútbol y empezase a trabajar en un bar. Sin embargo, una llamada de la selección española Sub-19 iba a cambiar totalmente su destino pues a pesar de haber rechazado una convocatoria años atrás, aceptó el desafío que le propusieron y volvió a centrarse en el fútbol.

Su ascenso futbolístico

Tras su etapa por el Sporting de Palma, equipo de segunda división en el que la centrocampista demostró todo su potencial, el Fútbol Club Barcelona la fichó con tan solo 18 años. Esto supuso un gran paso en la carrera de Virginia que tuvo la oportunidad de jugar en el equipo más fuerte del país en ese momento. En tres temporadas como blaugrana, consiguió la friolera de cinco títulos, tres ligas y dos Copas de la Reina, lo que hizo que se posicionase entre las mejores jugadoras de Europa.

Los mejores clubs del mundo se empezaron a interesar por ella, entre ellos, el Bayern de Múnich e incluso la llamaron para jugar en la mejor liga del mundo, la estadounidense, los Washington Spirit. Sin embargo, decidió fichar por el Montpellier HSC de Francia para dar su salto al profesionalismo y así poder enfrentarse a dos de los mejores equipos de Europa como son el PSG y el Olympique de Lyon

Virginia Torrecilla ficha por el Montpellier | barca | sport.es

Virginia Torrecilla ficha por el Montpellier HSC.

Durante los cuatro años que Virginia pasó en Francia, donde realizó grandes actuaciones y encontró continuidad en su fútbol, la liga española había crecido mucho y seguía haciéndolo, por lo que Virginia decidió que era un momento ideal para regresar a casa. Torrecilla firmó esta vez con el Atlético Madrid, equipo que había conseguido encadenar tres campeonatos ligueros consecutivos, consiguiendo relegar al Barça a un segundo plano. Su incorporación al club rojiblanco fue catalogado de fichaje estrella por el gran nivel demostrado en el Mundial de Francia 2019.

El gran cambio

Todo iba genial, era titular indiscutible, capitana en la selección y la nueva estrella del Atlético Madrid, Torrecilla parecía estar en el mejor momento de su carrera, pero llegó la pandemia y las competiciones deportivas de todo el mundo tuvieron que suspenderse, Virginia se vio obligada a parar. Entrenando en su casa durante el confinamiento empezó a sospechar de su estado de salud pues no se sentía en plena forma al correr o al saltar. Esta sospecha se hizo más presente cuando al poco tiempo comenzó a sufrir fuertes dolores de cabeza y cervicales. Así que la jugadora colchonera acudió al médico que ordenó que le realizaran un TAC de la cabeza, donde se descubrió que tenía un tumor cerebral.

El 21 de mayo de 2020, Virginia Torrecilla publicó en su cuenta de Instagram un vídeo desde la cama de un hospital con la cabeza vendada. Tres días antes había sido operada del tumor en su cerebro.  “Ha sido un éxito la operación, todos están contentos por la evolución que estoy teniendo”, dijo a sus seguidores, y añadió: “Hago esto público porque es importante para todas las personas que tienen enfermedades, que luchan en el día a día por conseguir lo más alto y ante cualquier obstáculo que tengan en medio. Yo nunca habría imaginado que me podría pasar algo así y me tocó. Quiero mandarle mucha fuerza a todo el mundo. Lo único que se necesita son ganas y fuerzas”.

La jugadora del Atlético y la selección Virginia Torrecilla, operada con  éxito de un tumor en la cabeza | Deportes | EL PAÍS

Virginia Torrecilla, tras la operación.

La primera etapa ya la había superado, sin embargo los resultados de la biopsia no fueron los mejores, el tumor extirpado era maligno. Fue así como la futbolista inició su tratamiento contra el cáncer cuyos avances iba mostrando en sus redes sociales. Primero vino la radioterapia y después las sesiones de quimioterapia. En ningún momento Virginia temió o le dio vergüenza compartir el momento que le estaba tocando vivir, ni siquiera cuando perdió casi 15 kilos o cuando se le comenzó a caer su pelo, tan largo, que la caracterizaba.

Durante todo su proceso de lucha contra el cáncer Virginia, estuvo muy arropada por sus compañeros de profesión, que siempre que podían no dudaban en tener un detalle con ella. En junio, el día que volvió el fútbol tras el parón por el coronavirus, Diego Costa Marcó un gol y lo celebró levantando la camiseta de Virginia. Además, a finales del 2020, la centrocampista realizó el saque inicial en el duelo de Copa del Rey que enfrentaba al Atlético de Madrid (masculino) contra el Cardassar. Unos días después, todos los aficionados al fútbol se emocionaron al ver a Virginia Torrecilla levantando el trofeo de la Supercopa de España, junto a la capitana Amanda Sampedro.

Emoción máxima: Amanda, Virginia y una foto para la historia - Eurosport

Virginia Torrecilla levantando la Supercopa de España.

El 5 de marzo pasado, Virginia anunció que después de seis meses su tratamiento había finalizado. Su última sesión de quimioterapia fue anunciada en las redes con gran alegría y optimismo y tres semanas después, regresó a los entrenamientos con el Atlético Madrid. Ese mismo día sus compañeras la brindaron una cálida acogida con un largo pasillo de aplausos.


Aún no hay noticias de cuándo podrá volver a jugar de manera profesional  y aunque mantuvo sus entrenamientos durante gran parte de su tratamiento, la española por el momento debe enfocarse en recuperar masa muscular y en volver a ponerse en forma para la competencia de alto rendimiento. Su vuelta a los terrenos de juego será poco a poco, pero con la firme intención de volver a disfrutar del deporte que tanto ama.

COMPARTIR: