25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Pablo Casado acusa al PSOE y Unidas Podemos de hacer propaganda gubernamental con las vacunas contra la pandemia y un regreso a los tiempos del NODO

Arranca con emoción la campaña de vacunación contra la Covid19 y con vuelta a los tiempos del NODO

/ Araceli
Este domingo arrancó en España la campaña de la vacunación contra la COVID19. Araceli, de 96 años, fue la primera en recibirla. A esta usuaria de la residencia Los Olmos de Guadalajara le acompañó una de las trabajadoras del centro. Pedro Sánchez aplaudió el comienzo de la campaña y Pablo Casado denunció la presunta utilización promocional de las vacunas por parte del Gobierno. Muchos han visto en este despligue del Gobierno una vuelta al histórico NODO de la época franquista.

Ayer se produjo el pistoletazo de salida a la campaña de la vacuna de la COVID19 en España. En las próximas doce semanas 4,5 millones de dosis de Pfizer serán administradas en la 'fase 1', que incluye cuatro grupos prioritarios: usuarios de residencias, el personal sanitario y sociosanitario de residencias de mayores, y los grandes dependientes

El proceso de vacunación de toda la población llevará varios meses y cabe recordar que este producto, que se conserva entre 60ºC y 80ºC bajo cero, obligará a los ciudadanos a recibir dos dosis en dos jornadas que disten entre ellas 21 días.

Las vacunas, que llegan a nivel global tras producirse al menos 1,8 millones de muertes en el mundo (según cifras oficiales), se han distribuido en España gracias a la Guardia Civil y Policía Nacional, que repartieron los cargamentos en la península, y a las Fuerzas Armadas, que ha hecho lo propio en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla.

La primera

Araceli, de 96 años y usuaria de la residencia Los Olmos de Guadalajara, fue la primera en vacunarse a las nueve de la mañana. "A ver si todos nos portamos bien y conseguimos que el virus se nos vaya", señalaba ilusionada la pionera. Mónica, trabajadora del mismo centro, se vacunaba minutos después.

Las primeras dosis que se administran son las de Pfizer/BioNTech, que cuentan con una eficacia del 95%, según los ensayos clínicos. Y la llegada de las vacunas ha provocado reacciones de alegría y algunas protestas entre la clase política.

Sánchez aplaude el inicio de la vacunación

Pedro Sánchez lanzó un mensaje de ilusión tras producirse las primeras vacunaciones. "Hoy Araceli y Mónica representan una nueva etapa esperanzadora. Un día para la emoción y la confianza. España inicia la vacunación frente a la COVID19 gracias a la fortaleza de su Servicio Nacional de Salud y miles de profesionales que garantizarán un proceso rápido, solvente y equitativo. #YoMeVacuno", escribió el presidente del Gobierno en Twitter.

Salvador Illa, ministro de Sanidad, asegura que las vacunas "envían al mundo un mensaje de esperanza porque ya avanzan en el proceso de inmunización". El Gobierno de España, por otra parte, se ha visto salpicado en una polémica por la acusación de que intentan patrimonializar la campaña de vacunación.

Enfado de la oposición

Pablo Casado dice que "el inicio de la vacunación contra el Covid es una gran noticia para superar pronto la pandemia. La Unión Europea coordina su adquisición, las CCAA la administran y el Gobierno debe garantizar su distribución equitativa sin propaganda para atribuirse un éxito que su nefasta gestión no merece".

Logo gubernamental en las vacunas.

Isabel Díaz Ayuso también ha sido crítica con el Gobierno, que ha utilizado su logo en el embalaje de las vacunas. La presidenta madrileña dice que la cepa británica de la COVID19 "ya ha llegado a Madrid por Barajas, tras meses pidiendo controles eficaces en el aeropuerto. Además, los madrileños no se han podido hacer test en las farmacias para Nochebuena y empezamos con poquísimas vacunas. No puede haber una gestión más irresponsable".

Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, optó por un mensaje más aséptico: "Es un gran logro de la ciencia y la investigación, del que nos vamos a beneficiar gracias a la Unión Europea y que sin duda tenemos que celebrar. Pero al mismo tiempo debemos seguir manteniendo toda la prudencia, porque el virus todavía está entre nosotros".

COMPARTIR: